domingo, 14 de junio de 2015

FÚTBOL / COPA AMÉRICA

EFE
Los jugadores de Argentina lamentan el empate de Paraguay


Decepcionante debut de Argentina

La favorita para el título se deja empatar ante Paraguay después de marcharse al descanso con dos goles de ventaja

LUIS BUXERES - Día 14/06/2015 - 14.30h

Argentina 2 Paraguay 2


La gran favorita de la Copa América debutó en la competición dejando una imagen extraña. Dominó como quiso a Paraguay en la primera hora de juego, en la que Romero fue un mero espectador. No había color en el partido y la renta de dos goles con la que los de Martino encararon el descanso no hacía presagiar sino un cómodo triunfo albiceleste. Messi estaba dirigiendo la orquesta y se le veía con ganas. Pero un gol de Valdez sembró los nervios en las filas argentinas. Incapaz la albiceleste de controlar el ritmo, se topó de bruces con el empate en el último minuto después de un tramo demasiado abierto.

Paraguay no parecía rival para Argentina, que apenas permitió a su rival traspasar el centro del campo con el balón controlado. Santa Cruz era un islote perdido en la férrea defensa albiceleste. El equipo del Tata, en cambio, llegaba con facilidad al área rival, donde la calidad de sus atacantes se encargaba de generar peligro. Hacer falta era el único recurso de los defensores del equipo de Ramón Díaz.

El triunfo argentino pareció encarrilarse en la primera parte. Un gravísimo error de Samudio, muy certero hasta ese momento, en una cesión a Silva lo aprovechó el «Kun» para inaugurar el marcador con un regate marca de la casa. Poco después, Messi aumentaba la ventaja desde el punto de penalti, después de que Di María engañara al árbitro una vez más. El marcador y la superioridad argentina invitaban a dar el choque por cerrado, pero el orgullo de Paraguay hay que tenerlo siempre en cuenta.

Romero no tocó el balón hasta la hora de juego, cuando lo hizo para despejar un gran disparo de Valdez. En la jugada siguiente no pudo hacer nada ante el mismo rival, que colocó el balón en la escuadra e hizo renacer las esperanzas paraguayas. El gol dibujó un nuevo escenario, con un partido loco, de ida y vuelta. Un intercambio de golpes que no benefició en nada a Argentina, que lo pasó mal en el tramo final. Barrios culminó la remontada en el descuento y rubricó un empate de lo más sorprendente. A Messi y los suyos les queda muchísimo trabajo por delante.

No hay comentarios: