viernes, 12 de junio de 2015

Mujeres (y hombres) al borde del ataque de nervios en el Partido Popular

REUTERS
María Dolores de Cospedal, Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría

En el partido opinan que «los cambios no se anuncian: se hacen»


SARA MEDIALDEASMEDIAL / MADRID - Día 12/06/2015 - 03.36h


Nervios, inquietud, incertidumbre y decenas de rumores son los ingredientes del guiso que se cocina estos días a fuego lento en la sede del Partido Popular, ante la inminencia de las «rectificaciones» que ha anunciado su presidente, Mariano Rajoy, tanto para el partido como para el Gobierno. Las quinielas cambian día a día, como una bola de nieve que se deslice pendiente abajo. Y es que, como apuntan algunas fuentes populares, «los cambios no se anuncian: se hacen y ya está». Lo contrario sólo lleva a alimentar la rumorología.

Si hacemos caso de la opinión publicada -muy diferente, como señalaba Felipe González, de la opinión pública-, los cambios podrían afectar a la secretaria general, María Dolores de Cospedal; a los vicesecretariosEsteban González Pons y Carlos Floriano; al portavoz de campaña Pablo Casado; y en el lado gubernamental, a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, a los ministros José Ignacio Wert, Luis de Guindos, Alfonso Alonso y Ana Pastor. Siendo sarcástico, casi se podría decir que quien no figura en las «quinielas» como recuperable o descartable, no es nadie en el PP.

Lo cierto es que nadie sabe nada, excepto -si acaso- Mariano Rajoy. La propia Sáenz de Santamaría -señalada por algunos dedos como protagonista de los planes del presidente- aconsejaba poner todo lo escuchado «en cuarentena» hasta que se explique la única persona que puede hacerlo con criterio: el propio Rajoy.

En todo caso, y por lo que pudiera pasar cuando al fin se produzca la noticia, Sáenz de Santamaría advirtió que los cargos políticos como ella misma y muchos otros deben tener «poco apego» al puesto.También María Dolores de Cospedal, otra de las posibles afectadas -si se escuchan las filtraciones más o menos interesadas- insistía en una línea parecida, asegurando que en el PP lo importante no son las personas, sino el proyecto.

No hay comentarios: