lunes, 24 de agosto de 2015

Hollande entrega la Legión de Honor a los héroes del tren

Francia otorga su mayor reconocimiento a los pasajeros que redujeron a Ayoub El Khazzani

ANA TERUEL París 24 AGO 2015 - 12:08 CEST



El presidente francés, François Hollande, rindió este lunes por la mañana homenaje en el Elíseo a los héroes que el pasado viernes evitaron una "tragedia, una masacre" a bordo del tren alta velocidad entre Ámsterdam y París. A continuación, entregó la Legión de Honor, el mayor reconocimiento del país, a los tres estadounidenses, los soldados Spencer Stone y Alek Skarlatos y el estudiante Anthony Sadler, de 22 y 23 años, y al consultor británico Chris Norman, de 62 años. Son cuatro de los pasajeros que lograron reducir y maniatar al presunto terrorista Ayoub El Khazzani, armado con un fusil Kalashnikov, una pistola y un cúter, cuando se disponía a atentar en el tren.

MÁS INFORMACIÓN
España alertó en 2012 a la UE de la peligrosidad del terrorista del tren
El autor del atentado contra el tren Ámsterdam- París vivió en Algeciras
Skarlatos y Spencer, dos héroes que evitaron la masacre
FOTOGALERÍA Tres heridos en Francia por los disparos de un hombre en un tren

"El viernes por la tarde, un individuo había decidido perpetrar un atentado" a bordo de ese tren en el que el azar reunió en un mismo vagón a los cuatro homenajeados, recordó el presidente Hollande. "Disponía de suficientes armas y municiones para perpetrar una verdadera masacre", recordó el mandatario, que indicó que disponía de 300 municiones y que más de 500 personas viajaban en el tren. "Lo hubiera hecho si no lo hubieseis reducido, poniendo en riesgo vuestra propia vida", señaló. Los cuatro, recordó, se enfrentaron sin más armas que sus propias manos a un "terrorista" decidido y fuertemente armado.

"Vuestro heroísmo es un ejemplo para todos", apuntó Hollande. "Ante el mal, el terrorismo, está el bien, el de la humanidad, que vosotros habéis encarnado", prosiguió. "Arriesgasteis vuestra vida para defender la idea de la libertad", añadió, recordando que los dos soldados estaban de vacaciones lejos de sus hogares –los tres amigos viajaban por Europa- y que los demás pasajeros "probablemente nunca habían visto un Kalashnikov". "Nos habéis recordado que frente al terrorismo, solo venceremos luchando todos juntos", concluyó el presidente.

Los tres jóvenes habían llegado al Elíseo a bordo de un vehículo de la embajada estadounidense, acompañados por sus madres, que viajaron a París para la ocasión, los tres vestidos con pantalones claros y polos de color. El rostro de Spencer, al que el asaltante hirió con un cúter y que tenía el brazo izquierdo vendado, mostraba los estigmas de la pelea, con una cicatriz en el ojo derecho. A la ceremonia asistieron también el primer ministro belga, Charles Michel, los responsables de las embajadas de Estados Unidos, Reino Unido y Bélgica y el primer ministro, Manuel Valls.

Hollande rindió también homenaje al pasajero francés que fue el primero en cruzarse con El Khazzani una vez armado. Intentó en vano pararlo, dio la alerta al resto de los viajeros y a continuación intervinieron los otros héroes. El francés no acudió a la ceremonia dado que prefiere mantener el anonimato. Según varios medios, se trata de un joven de 28 años, empleado de un banco francés en Ámsterdam. Tampoco estaba presente el franco-estadounidense Mark Moogalian, de 51 años, herido de bala durante el ataque, que seguía ingresado en el hospital de Lille, en el norte de Francia. Ambos serán condecorados igualmente con la Legión de Honor.

No hay comentarios: