domingo, 23 de agosto de 2015

La carrera presidencial en Argentina, una batalla entre ricos

El candidato peronista, Daniel Scioli. / REUTERS

ELECCIONES EN ARGENTINA »

El aspirante para suceder a Cristina Fernández declara 1,5 millones de dólares


CARLOS CUE Buenos Aires


La política argentina al máximo nivel en este momento es una batalla entre ricos. Lo es la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, que declara un patrimonio de 64 millones de pesos (casi 7 millones de dólares). Lo es aún más Mauricio Macri, hijo de uno de los más conocidos empresarios del país, vinculado a la obra pública, que declara tener 60 millones de pesos y dos millones de dólares (8,5 millones de dólares en total). Y también lo es, aunque algo menos según los datos oficiales, Daniel Scioli, el candidato del peronismo para suceder a Fernandez de Kirchner, que acaba de declarar un patrimonio de 13,6 millones de pesos (1,5 millones de dólares), 5,6 veces menos que Macri.

Scioli, hijo también de otro rico empresario, se hizo famoso como protagonista de la jet set en los 80 y piloto de lanchas fueraborda. Durante años se ha negado hacer público su patrimonio. Desde 2007, cuando fue elegido gobernador de Buenos Aires, la ley no le obligaba. Ahora sí, porque es candidato a la presidencia. Scioli ha retrasado al máximo la publicación de este patrimonio tal vez para huir de la imagen de rico que los peronistas asocian a Macri pero no tanto a este otro miembro de la clase alta de Buenos Aires.

El patrimonio en realidad está medido por el valor catastral, de manera que Daniel Scioli declara que su mansión en un terreno de una hectárea en una zona residencial del Gran Buenos Aires, en el delta del Tigre, vale 200.000 dólares, un precio muy bajo. Con ese dinero en esa zona de Buenos Aires se puede comprar una casa normal, no una mansión famosa porque tiene dentro un miniestadio de fútbol sala en el que Scioli juega con su equipo de primera división mientras le contemplan desde unos palcos estatuas de cera a tamaño natural de Gandhi, el Che Guevara, Churchill, Perón, Evita y Néstor Kirchner. Por ejemplo Scioli valora la lancha con la que sigue navegando por el Río de la Plata, de 1990, en 1.200 pesos, 129 dólares. Además declara tener un solo coche de 1998 que valora en 1 céntimo.

Lo más destacado del patrimonio de Scioli son unas acciones valoradas en 9 millones de pesos (casi un millón de dólares) y una cuenta en dólares, auténtica pasión nacional de los argentinos, incluidos sus políticos, muestra de su escasa confianza en el peso.

La prensa y la oposición presionaban a Scioli para que hiciera público su patrimonio y sobre todo explicara por qué ha crecido tanto en estos últimos 20 años en los que él está dedicado en exclusiva a la política. Desde la ultima vez que se vio obligado a hacer público su patrimonio, en 2007, ha crecido en un 1.000%, ya que entonces declaró tener 1,2 millones de pesos. Sin embargo, la inflación desbocada en Argentina (27% este año) altera todos estos cálculos cuando se hacen con varios años de distancia.

Los datos hechos públicos este viernes no son los de un multimillonario, en cualquier caso, aunque basta acercarse al mundo de Scioli para comprobar su alto ritmo de vida. Quedan fuera de la declaración los bienes a nombre de su esposa, Karina Rabolini.

No hay comentarios: