miércoles, 26 de agosto de 2015

Los misterios que esconde el volcán más alto de Ecuador

Un grupo de rescatistas trabajan en el volcán Chimborazo. / AFP

ECUADOR »

Un guía de expedición halla los restos de tres personas que llevaban más de 20 años enterrados en la nieve


SORAYA CONSTANTE Quito


El deshielo de los glaciares del volcán Chimborazo —el más alto delEcuador, con 6.310 metros— descubre historias enterradas en la nieve. El pasado fin de semana, un guía encontró restos humanos y equipo de alta montaña semienterrados a unos 5.600 metros de altura. Los equipos de rescate ascendieron al sitio indicado por el hombre y hallaron los restos de tres andinistas, que según la Policía llevarían allí más de 20 años, a juzgar por su indumentaria y un pequeño detalle: una cámara de fotos con carrete. No se halló ninguna identificación al lado de los cuerpos y la policía no había tenido reportes de desaparecidos en la zona. Los cadáveres fueron llevados al Instituto de Medicina Legal en Quito.

El misterio se descifró este martes, cuando un grupo de personas llegó hasta el instituto forense. Eran los familiares de tres andinistas—dos ecuatorianos y un chileno— que hace 22 años fueron enterrados en el volcán por voluntad de sus familias. Ellos habían participado en una expedición de escaladores franceses y suizos que perecieron en una avalancha el 10 de noviembre de 1993. Los cuerpos de la mayoría fueron rescatados y llevados a sus países, no así los de los tres montañistas que el deshielo dejó al descubierto.

Los cuerpos pertenecían a tres alpinistas que murieron en una avalancha en 1993

El coronel de Policía Marco Ortíz informó que los familiares reconocieron la vestimenta que llevaban los cuerpos y que presentaron recortes de prensa que reseñaban lo sucedido. Explicaron que, en su momento, se hicieron las actas de defunción y que eran conscientes que, tarde o temprano, la montaña dejaría al descubierto los restos de sus seres queridos. Los cadáveres serán devueltos a las familias.

El Chimborazo ha escondido otras historias. Una de ellas fue el hallazgo en 2003 de un avión de bandera ecuatoriana que había desaparecido en 1976, con 59 pasajeros a bordo. Igualmente, un grupo de alpinistas divisó los restos del fuselaje y así se determinó que la aeronave se había estrellado en la montaña. Los familiares de los pasajeros sintieron alivio al saber la verdad después de 27 años, pero no quisieron hurgar más y decidieron dejar los cuerpos de sus seres queridos en la nieve que los había cobijado desde hace casi treinta años.

No hay comentarios: