domingo, 23 de agosto de 2015

Más de 3.000 inmigrantes piden auxilio frente a las costas de Libia

Rescate de la Marina italiana, el pasado 15 de agosto. / AP

Nuevos episodios de tensión en la frontera greco-macedonia por el cruce de refugiados

M. SALAS ORAÁ / AGENCIAS Roma / Gevgelija (Macedonia) 23 AGO 2015 - 12:54 CEST


Las operaciones de socorro llevadas a cabo por la Guardia Costera y la Marina Militar italianas durante toda la noche del sábado al domingo han permitido rescatar a unos 4.4000 inmigrantes que habían pedido auxilio desde un total de 22 embarcaciones que navegaban a la deriva frente a las costas de Libia. Las autoridades italianas coordinaron las operaciones de salvamento de este nuevo intento masivo por alcanzar las costas de Italia desde el norte de África. Todos los rescatados se encuentran bien, salvo alguna persona que fue trasladada al hospital de Lampedusa por enfermedad que no tenía que ver con la travesía. Aún no se ha decidido dónde ni cuándo desembarcarán los inmigrantes, una decisión que depende del Ministerio del Interior

MÁS INFORMACIÓN
Italia rescata a más de 1.500 migrantes en el Mediterráneo
Rescatados más de 300 inmigrantes cerca de la zona del último naufragio
Al menos 25 inmigrantes mueren en un naufragio cerca de Libia
700 inmigrantes desaparecidos tras hundirse su barco en aguas libias

En algunos casos, fueron los propios inmigrantes los que llamaron a los guardacostas italianos pidiendo auxilio desde sus embarcaciones, en las que viajaban hacinados. En otros, fueron las autoridades italianas las que los avistaron desde sus helicópteros.

En el dispositivo de rescate participaron dos patrulleras y cuatro lanchas de los guardacostas italianos y una nave noruega del operativo comunitario Tritón, a cargo de Frontex (la agencia europea de control fronterizo), y que sustituyó a la operación italiana Mare Nostrum.

A estos rescatados frente a las costas de Libia se suman otros 111 migrantes que viajaban en otra lancha neumática y que fueron rescatados también ayer en aguas cercanas a la isla de Lampedusa.


Incidentes en la frontera

Inmigrantes en la estación de Gevgelija (Macedonia). / OGNEN TEOFILOVSKI (REUTERS)

Mientras, alrededor de 1.500 refugiados sirios que esperaban en la tierra de nadie existente entre la frontera de Grecia y la de la Antigua República Yugoslava de Macedonia (ARYM) lograron entrar en este último país.

Los refugiados, a la espera desde hace días de coger un tren que les llevara hasta Serbia, lograron sobrepasar la barrera custodiada por los agentes, pese a que estos habían lanzado bombas de sonido para disuadirlos.

Las regiones fronterizas de la ARYM se encuentran en estado de emergencia debido a la masiva llegada en los últimos días de indocumentados de camino hacia el centro de Europa.

Ante la presión generada por los indocumentados que esperan en la estación de tren de Gevgelija, Skopje ha puesto en funcionamiento cinco trenes diarios, con capacidad de hasta 700 personas, con el único cometido de trasladarlos hasta la frontera serbia.

La línea fronteriza está protegida por la policía y unidades del Ejército, que se desplegaron después de que el Ejecutivo decretase el estado de emergencia el jueves. Según cifras oficiales, más de 40.000 indocumentados han llegado a Macedonia en los dos últimos meses.

No hay comentarios: