miércoles, 13 de julio de 2016

El PPD espera la decisión de su fundador

El ex presidente Ricardo Lagos se reunió con la directiva del PPD, en donde se analizó una posible candidatura suya. Tras las municipales de octubre podría ya salir humo blanco.

Por Qué Pasa


Entre las tantas particularidades que ostenta el ex presidente Ricardo Lagos está su doble militancia PS-PPD. Su base ideológica radica en el humanismo laico de corte socialista, pero su visión pragmática hizo que fundara el Partido por la Democracia en el ocaso de la dictadura, con el fin de agrupar diferentes corrientes que tuvieran como único norte derrotar al gobierno del general Pinochet en las urnas. El PPD nace así con una visión netamente instrumentalista.

Hoy el PPD navega por aguas difusas en medio de una compleja crisis interna, producida básicamente por la lucha de poderes y la carencia de un ideario común. En ese contexto, anoche el ex presidente Lagos sostuvo una distendida cena con la mesa directiva de la colectividad en el café Torres, ubicado en el sector oriente de la capital. El anfitrión: el nuevo presidente del partido, Gonzalo Navarrete, cita a la cual también fue convocado otro de los fundadores, el ex ministro Sergio Bitar. Por largas horas abordaron diferentes temas de la contingencia sin eludir la eventual candidatura presidencial del ex jefe de Estado, quien señaló la semana pasada en una entrevista con radio Pudahuel que “estaba pensando” tomar una decisión al respecto.

De este modo, según consigna El Mercurio, tras la comida Navarrete señaló que en el partido existe consenso en que la decisión presidencial debe concretarse tras las elecciones municipales, cuestión que compartió el ex mandatario. En el PPD estiman que es necesario acelerar los procesos en los nombres de los candidatos y que post municipales sería la fecha ideal. Así las cosas, antes de marzo -fecha que se había puesto como tope en una oportunidad el mismo Lagos- la decisión final estaría tomada.

El tema que viene ahora es el cómo. Ya en la Nueva Mayoría está instalado el debate sobre la realización de primarias, o bien -como expresó el senador y también aspirante al sillón presidencial, Ignacio Walker (DC)-, que cada partido llegue con un candidato a la primera vuelta; siendo esa la instancia de una gran primaria nacional. Navarrete ha dejado abierta todas las opciones dentro del partido entre quienes han mostrado su interés por participar en la carrera, llámese: Ricardo Lagos Weber, Jorge Tarud e incluso ha mencionado también el nombre del independiente Alejandro Guillier.

Pero antes de eso, en la cena de anoche también se trazaron algunas líneas sobre el presente y futuro del PPD. Lagos se habría mostrado preocupado por el actual estado del partido, ante lo cual la nueva mesa directiva le expresó que se está trabajando por reordenar la casa y avanzar en la elaboración de nuevas bases programáticas. Y Lagos aportará con su visión luego que el partido le entregue las conclusiones generales emanadas el consejo general que se realizará este fin de semana.

Con todo, en el PPD están intentando rearmar sus fuerzas, luego de la renuncia de otro de sus fundadores, Pepe Auth, y la amenaza de renuncias masivas de varios militantes, lo que ha provocado una verdadera guerra civil al interior de la colectividad. Sumado a eso, por ejemplo, también están las complicaciones de Carolina Tohá debido a las investigaciones por la emisión de boletas y de otros militantes, lo que mantiene a la colectividad en un complejo presente. Incluso a nivel electoral el partido logró mantenerse como la tercera fuerza de la Nueva Mayoría sólo por 800 votos en las primarias, siendo amenazado dicho sitial por el Partido Radical.

Así, la cena de Lagos con la nueva mesa directiva servirá para aunar posiciones y, además, para establecer con mayor fuerza la opción presidencial de Lagos, quien ya está dando señales concretas, directas y precisas de que quiere competir por un segundo mandato. El PPD esperara con cierta expectación la decisión de su fundador. Aunque para que esa opción logre un consenso, la interna del partido deberá sortear un camino nada fácil que tiene nombre y apellido: Guido Girardi. El senador no es para nada partidario de la figura de Lagos y su influencia en las bases partidarias aún se hace notar. Una nueva guerra civil se podría desatar, cuando la carrera de Lagos en el PPD ya comenzó.

No hay comentarios: