miércoles, 19 de octubre de 2016

Kuczynski lanza sus primeras medidas frente a la corrupción

El presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski. ERNESTO ARIAS EFE

“Quien sea sentenciado, nunca trabajará para el Estado”, dice el presidente de Perú


Por JACQUELINE FOWKS - EFE Lima

El presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, anunció la noche del lunes sus cinco primeras iniciativas contra la corrupción, entre ellas la llamada "muerte civil" de los funcionarios condenados y la determinación de parámetros para reclutar asesores presidenciales. Esta segunda medida llega después del escándalo generado por la salida de tres de sus consejeros en 13 días después de varias revelaciones de corrupción.

"La corrupción es un problema estructural en nuestro país, histórico, que viene de atrás, pero eso se acabó", dijo Kuczynski en un mensaje por televisión en el que mencionó el caso de uno de sus asesores, denunciado por el supuesto intento de lucrarse con la asistencia médica a los pacientes del sistema estatal de salud.

El mandatario peruano, que lleva menos de tres meses en el cargo, dijo que las acciones anticorrupción se activarán de inmediato y que convocará a una reunión a los presidentes del Poder Judicial y del Congreso para que los tres poderes luchen al unísono contra esta lacra. "Quien haya sido sentenciado por casos de corrupción, nunca más podrá volver a trabajar para el Estado", remarcó en referencia a la denominada "muerte civil" de los funcionarios.

Kuczynski añadió que además ha ordenado "la revisión y reorganización" del despacho presidencial y la evaluación del entorno más cercano de cada ministro. "Le he pedido al presidente del Consejo de Ministros que realice una propuesta de reorganización del despacho [presidencial], incluyendo los parámetros para elegir a asesores", anunció. También pidió a sus ministros que "evalúen de inmediato, con detalle, su entorno cercano" para garantizar que cuentan con las personas idóneas en cada uno de los sectores.

La Comisión Presidencial de Integridad reportará directamente al jefe de Estado peruano y "propondrá un conjunto de medidas legislativas y de gestión para enfrentar la corrupción" en un plazo máximo de un mes y medio.

La semana pasada, el médico Carlos Moreno, asesor de Kuczynski en temas de salud, renunció después de que se publicase una grabación en la que se escucha cómo proponía al administrador de una clínica privada hacer un "negociazo" tercerizando los servicios del Seguro Integral de Salud (SIS), que se atienden los peruanos más pobres.

"Fue por un descuido de parte nuestra", reconoció el mandatario el lunes, rompiendo su silencio sobre el caso. Horas después, difundió en televisión el citado mensaje grabado en el que anunció las iniciativas.
"Inmensa decepción"

Kuczynski expresó su "inmensa decepción" con este asesor. "Esa persona traicionó mi confianza; su caso está en manos de la justicia", dijo. Moreno, quien la semana pasada también fue destituido del cargo de jefe de gastroenterología del Hospital Loayza, es ahora investigado por siete delitos. La Fiscalía anticorrupción busca a quienes sean responsables, junto con el médico, de colusión simple y agravada, negociación incompatible o aprovechamiento indebido del cargo y tráfico de influencias, entre otros.

La salida, el sábado, de dos asesores presidenciales más abonó al escándalo, después de que un semanario denunció que, durante la reciente campaña electoral, habían cobrado dinero a quienes querían ser candidatos al Congreso por Peruanos por el Kambio (PPK), el partido del presidente.

Uno de los dimisionarios, Jorge Villacorta, exasesor presidencial en conflictos sociales, había torpedeado el diálogo con los líderes indígenas que llevaban más de 40 días de huelga en protesta por un derrame de petróleo. Cuando uno de los dirigentes solicitó apoyo del Gobierno para transportar a otros jefes de comunidades afectadas que querían participar de la siguiente reunión, Villacorta se negó a gritos y fue retirado de la mesa de negociaciones.

No hay comentarios: