lunes, 24 de octubre de 2016

La policía española vincula al capo Mono Muñoz con jueces y funcionarios mexicanos

Juan Manuel Muñoz, a la izquierda con gafas, en una reunión en Madrid grabada por la Policía

LOS ZETAS


UNA INVESTIGACIÓN SOBRE EL NARCOTRÁFICO

Un informe detalla el nexo del jefe de los Zetas en Europa con la clase política Juan Manuel Muñoz Luévano, alias Mono Muñoz, presunto enlace del grupo criminal de Los Zetas en Europa, mantiene estrechas relaciones con importantes políticos y funcionarios de la Justicia de México, según asegura un informe de la Policía española al que ha tenido acceso EL PAÍS y que recoge numerosas intervenciones telefónicas grabadas al narcotraficante durante varios años en España. Muñoz fue detenido el pasado 18 de marzo en su lujosa casa de Madrid donde residía hacía varios años y desde donde coordinaba presuntamente la entrada de cocaína que la organización coloca en Europa. Las autoridades de EE UU han solicitado su extradición.

Por JOSÉ MARÍA IRUJO - Periodista de investigación de El PAÍS Madrid

El informe policial no puede ser más rotundo: “A lo largo del periodo de intervención telefónica se ha puesto de manifiesto la proximidad de Juan Manuel Muñoz a la política y a la administración de Justicia mexicana. En relación con la política mexicana se encuentra muy relacionado con determinadas personas que desempeñan cargos en la administración municipal y regional, como es el caso de alcaldes o congresistas del Estado de Coahuila, así como candidatos a ocupar cargos”. “En relación con la administración de justicia se pone de manifiesto la relación de este (Muñoz) con procuradores y ex procuradores como Homero Ramos (procurador de Coahuila), Adrián de la Garza (procurador de Nuevo León) o Torres Charles (ex procurador de Coahuila). La influencia de esta persona en la vida política del Estado de Coahuila se extiende hasta el punto de intentar amedrentar al actual gobernador, Rubén Moreira, con informaciones reservadas que tiene en su poder”, señala textualmente.

El primer ejemplo que citan los agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal recoge una conversación del 27 de mayo de 2014 en la que se pone de manifestó la relación de Muñoz con Alejandro Froto García, que fue subsecretario de Hacienda en el Gobierno de Humberto Moreira, ex presidente del PRI. Según la conversación y la interpretación policial de la misma, el político “le solicita un préstamo de 10.000 pesos [sic] para la reparación de su barco”-

Decenas de intervenciones teléfonicas en España demuestran su relación con alcaldes, congresistas y jueces de Coahuila

La conversación intervenida a Muñoz dice así:

- Ok. Y me pidió que quiere diez mil pesos, que se los prestemos, que nos los paga, este, en quince días porque se le atoró el barco, dice

- ¿A Alejandro?, responde Muñoz.

-Si, a Alejandro

-Ah, bueno. Sí, sí, si. Ahí hay…. Pídeselos a Mireia.

El informe policial, fechado el pasado mes de marzo, destaca la presunta relación entre Muñoz y Jesús Torres Charles, ex fiscal del Gobierno de Coahuila durante el Gobierno de Humberto Moreira y ex consejero jurídico con el Gobierno de su hermano Rubén Moreira. El documento cita un informe de la UDEF del pasado 30 de junio en el que se recoge una conversación del 7 de junio de 2014 a las 18.54 horas en la que se hace mención a Jesús Torres como persona próxima a Rubén Moreira “para ser utilizada por Juan Manuel Muñoz en beneficio de sus propios intereses”.

Me pidió ( un juez) 10.000 pesos porque se le atoró el barco... Sí, sí... dáselos. Pídeselos a Mirea, respondió Muñoz

Humberto Moreira, ex presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y ex gobernador de Coahuila, fue detenido este año en Madrid bajo la acusación de blanqueo de capitales y supuesta vinculación con Los Zetas y puesto meses después en libertad al asegurar los magistrados que no hay ninguna prueba para acusarle de pertenecer a una organización criminal. Moreira, que en una carta dirigida a este periódico niega ninguna relación con los Zetas, vivía en Barcelona con su mujer y dos hijas tras su defenestración en la política mexicana después de que dejara un enorme agujero en las cuentas de Coahuila. La embajada de México en Madrid se volcó en atenciones y gestiones a favor de Moreira y de su familia tal y como desveló entonces este periódico.

La Policía destaca también la presunta vinculación entre el Mono Muñoz y Gerardo Garza Melo, secretario de Gestión Urbana, Agua y Ordenamiento Territorial del Gobierno de Coahuila. En este caso los agentes citan un oficio de la UDEF del 21 de octubre de 2015 al Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional en el que se recoge una conversación de Humberto del 14 de octubre de 2013 a las 21.30 horas donde se hace mención a esta supuesta relación entre el narcotraficante y el alto funcionario.

- Humberto: “No, no, todo porque no dicen que Gerardo Garza Melo está con el Mono Muñoz metido, este, los va a investigar la CIA, ¿lo sabías eso?.

-Varón desconocido: no sabía profe.

En otro informe de la UDEF del pasado 30 de mayo se cita otra conversación del 9 de mayo de 2015 a las 22.31 horas en la que una persona comenta desde México a Muñoz "que está batallando con temas de alcoholes con las autoridades administrativas”, a lo que Juan Manuel responde “que si el problema que tienen es con Garza Melo, él se lo arregla enseguida”.

Para los agentes, pese a su vida de lujo y ocio en España intenta aparentar ser un empresario medio

La Policía española ha observado con lupa a Juan Manuel Muñoz Luévano desde que se instaló en España y considera que su nivel de vida e inversiones en este país no se corresponden con la actividad que desarrolla. Los informes policiales afirman que ha creado sociedades “sin actividad comercial y sin capital suficiente para su desarrollo utilizando a terceras personas como administradores”. “ Ausencia de una fuente de ingresos en España justificante de las inversiones realizadas y el nivel de vida mostrado, tanto por él como por su familia. No desarrolla en nuestro país una actividad remunerada lícita, ya sea empresarial, autónomo o asalariado, ni él ni ningún miembro de la familia”, afirma el documento oficial.

Los agentes señalan que Muñoz exhibe un alto nivel de vida “ que trata de ocultar tras la apariencia de un empresario mexicano medio". Utiliza coches de alta gama, pernocta en hoteles de cuatro y cinco estrellas, viajes nacionales e internacionales, “desembolso de importantes cantidades destinadas al ocio propio y de terceros, compra de artículos de lujo ( relojes Rolex, Bulgari)”. En opinión de los investigadores, el capital que emplea en sus inversiones en España es de origen desconocido. En ocasiones utiliza a su hijo en sus inversiones.

El capital de Muñoz en México es conocido. Tiene alrededor de 30 gasolineras en Saltillo (México), ranchos, terrenos, inmuebles urbanos y hasta un avión privado, siempre según la investigación que dirige en España el juez Santiago Pedraz de la Audiencia Nacional y los fiscales anticorrupción José Grinda y Juan José Rosa. Durante su detención la Policía incautó en su domicilio de La Moraleja, una lujoso urbanización madrileña, un ordenador que contenía varias hojas de Excel donde el presunto enlace de Los Zetas en Europa anotó la entrega en céntricos hoteles de México de 63 millones de euros, convertidos en dólares, en 59 movimientos diferentes. Este dinero, según la contabilidad, reflejaba las ganancias obtenidas por esta organización criminal por la venta en Europa de 2.100 kilogramos de cocaína.

La Policía, en base a informes de las autoridades de EE UU, afirma que Muñoz colabora de forma independiente no solo con el sanguinario cartel de Los Zetas, también con el de Sinaloa, del Golfo y Beltrán-Leyva.

investigación@elpais.es

No hay comentarios: