sábado, 24 de diciembre de 2016

PALADINES: MENSAJE NAVIDEÑO 2016

Don Juan Carlos C. J., editor jefe

DICIEMBRE 24, 2016.

Saludos a todos:

Paladines -Edición Global-, quiere compartir con todos sus lectores e internautas y amigos del Facebook nuestros mejores deseos navideños de Amor, Paz y Amistad.

Desde el exilio los exprisioneros políticos (1973) llevamos años sumidos en la incertidumbre y en una severa crisis económica y financiera cuyas causas complejas no son siempre fáciles de entender, pero cuyos efectos negativos son para todos nosotros evidentes. Para muchos, tristemente demasiado evidentes por su dureza. Hemos tolerado a través de todos estos años la falta de justicia, verdad y reparación de nuestros reclamos legales contra el Estado chileno, sin obtener a cambio decentes beneficios. Es una crisis verdadera que enfrenta nuestra gente ya anciana cansada y enferma y que está llamada seguramente a modificar hábitos y comportamientos económicos y sociales.

Estabilidad y prosperidad, en el marco de nuestra Constitución, es lo que esta gran nación chilena no ha sabido construir en paz y libertad a lo largo de todas estas décadas, junto con un Estado de bienestar necesario para mantener la indispensable cohesión social que la justicia distributiva reclama enérgicamente para nuestra comunidad de Ex-PP.

Nuestra sociedad debe contraer una permanente deuda de gratitud con el sacrificio y el dolor de todas las personas que perdieron la vida en el golpe de Estado de 1973, y que miles fueron torturadas, violadas en sus derechos humanos más íntimos y esenciales o se vieron obligadas a abandonar su tierra hacia el exilio con dolor. Al evocar su memoria, queremos poner de manifiesto su dignidad y compartir su sufrimiento y el de sus familias, y que desafortunadamente muchos de ellos no han contado con el apoyo y solidaridad y afecto.

En la actualidad la unidad de las fuerzas democráticas y la firmeza de los chilenos han demostrado que los proyectos totalitarios no tienen cabida en el Chile democrático.


A todos los olvidados exprisioneros políticos de Chile y del exilio, les reitero mis mejores deseos en esta Navidad y para el año que pronto comienza. Estemos unidos. Nuestra causa lo merece y lo necesita.

¡Feliz Navidad!

No hay comentarios: