martes, 23 de octubre de 2012

EE UU investiga la relación entre cinco muertes y el consumo de Monster

"El tamaño sí importa", dice la publicidad de Monster Energy

La agencia sanitaria indaga cinco fallecimientos en tres años relacionados con la bebida energética

Una joven sufrió un ataque cardiaco tras tomar la cafeína equivalente a 14 'coca-colas'

Monster cae en Bolsa un 14%

DAVID ALANDETE Washington 23 OCT 2012 - 11:21 CET

El Gobierno norteamericano ha anunciado que está investigando la muerte de cinco personas en los pasados tres años, en relación con las bebidas altamente cafeinadascomercializadas por la compañía Monster Beverage Corp, popular en Estados Unidos. Esos refrescos, comercializados bajo marcas como Monster Energy, Lo-Carb, Sero Ultra o Übermosnter, pueden contener 240 miligramos de cafeína por cada 709 mililitros de bebida.

La familia de una niña de 14 años de Maryland ha interpuesto una demanda contra la compañía porque esta falleció después de haber bebido dos latas de Monster en menos de 24 horas. Fue Wendy Crossland, la madre de esa joven, quien pidió a la agencia que investiga la seguridad de los alimentos en EE UU que revelara sus posibles investigaciones sobre los riesgos de esas bebidas, a través de la Ley de Libertad de Información.

Las bebidas con un alto nivel de cafeína son muy consumidas en EE UU. Sólo en 2011 su cuota de mercado ascendió en un 17%, con unas ventas totales de 9.000 millones de dólares, según una investigación de la revista especializada Beverage Digest. El Gobierno norteamericano no exige por ley a las fabricantes de bebidas que revelen en sus envases el contenido exacto de cafeína de sus bebidas.

En los pasados meses, los medios norteamericanos han difundido informaciones sobre las supuestas intenciones de Coca Cola de comprar Monster. Aquel popular fabricante de refrescos ya distribuye esas bebidas energéticas en numerosos mercados, tanto en EE UU como a nivel internacional. Ayer, después de que se supiera sobre la investigación gubernamental, las acciones de Monster en el parqué norteamericano cayeron un 14%.

La cafeína es una sustancia adictiva que en principio, y en un consumo moderado, no se considera nociva para la salud. Aun así, puede provocar complicaciones como el insomnio o el aumento de la presión arterial en personas sensibles a ella. Los médicos recomiendan evitar su uso a personas con síndrome de ansiedad general.

Annis Fournier, cuya familia interpuso la demanda este año, falleció el 23 de diciembre de 2011 después de beber dos latas de Moster de 709 mililitros en un espacio de 24 horas. Esas dos latas, en contenido de cafeína, equivalen a 14 latas de 350 mililitros de Coca Cola. La demanda interpuesta por sus padres en California asegura que falleció de “arritmia cardiaca provocada por intoxicación de cafeína”. Fournier padecía síndrome de Ehlers-Danlos, una alteración genética que no tiene cura y provoca un defecto en la síntesis del colágeno. En casos extremos, ocasiona frecuentes dislocaciones y luxaciones.

El año pasado, el senador demócrata por Illinois Dick Durbin pidió al Gobierno de EE UU que investigue el uso de cafeína en ese tipo de bebidas, y su posible efecto nocivo sobre niños y adolescentes, que las pueden usar para hacer deporte o estudiar. Ya en 2010, nueve estudiantes del Estado de Washington fueron hospitalizados después de consumir Four Loko, una bebida que combinaba alcohol con grandes dosis de cafeína. El Gobierno exigió al fabricante que retirara la cafeína del producto.
SRC="http://www.filefactory.com/file/cd14c47/n/Johann_Pachelbel_-_Canon_in_D_Major_Possibly_Flawl.mp3" "HIDDEN"=true AUTOSTART=true> <BGSOUND SRC='http://www.filefactory.com/file/cd14c47/n/Johann_Pachelbel_-_Canon_in_D_Major_Possibly_Flawl.mp3'></BGSOUND>