sábado, 23 de mayo de 2015

CHILE: A los ex PP en Huelga de Hambre y a todos los ex PP del país


Los exPP de la Mesa Coordinadora por los DDHH de Valparaíso, en huelga de hambre en el local del Partido Socialista, después de deliberar los antecedentes generados por la información de la firma de un acuerdo entre el Gobierno y Rancagua sin consultar con nosotros el nuevo texto, declaran: 

Información Especial: Por Manuel Jesus Reyes Cácere
-RENGO - SEXTA REGIÓN - CENTRO DE CHILE- 

1. No suspender nuestra huelga por ahora.

2. Asistir al encuentro de representantes de huelguistas el próximo lunes 25, a las 14 horas en Santiago.

3. Estudiar el texto que se pueda haber firmado y, sólo después de eso, tomar una decisión.

4. Declarar la decisión de continuar la huelga de hambre si el texto no garantiza que se resolverán las demandas de los huelguistas.

5. La decisión de nuestro vocero de poner su rol a disposición del colectivo será resuelta durante el fin de semana.

6. Ratificamos la declaración hecha el día de ayer que titulamos "A los ex PP después del 21 de mayo".

Fraternalmente, 

Colectivo ex PP en huelga de hambre en el local del Partido Socialista de Valparaís

Valparaíso, 23 de mayo de 2015.-

CHILE/RANCAGUA: "ULTIMA HORA"!!!

FOTO/RANCAGUA: Firma del acuerdo

Información Especial: 
Por Manuel Jesus Reyes Cáceres
-RENGO - SEXTA REGIÓN - CENTRO DE CHILE-  

viernes, 22 de mayo de 2015

CHILE: La segunda cuenta pública de Michelle Bachelet

CNN DE CHILE: Conducción/Daniel Matamala, Mónica Rincón y Tomás Mosciatti.

La nueva red de Correa

Con los últimos cambios en el gobierno y en los partidos, Enrique Correa incrementó su influencia y redes políticas. Hoy es el principal asesor de la presidenta del PS, Isabel Allende; padrino político del vocero de gobierno, Marcelo Díaz, y diseñó junto al titular de la Segpres, Jorge Insunza, la estrategia para blindar a Bachelet tras el 27/F. Su desafío pendiente, ganarse la confianza de la actual mandataria.

El influyente lobbista lograba extender sus redes a niveles nunca antes vistos: dos ministros, el presidente de la Cámara, Marco Antonio Núñez; su hijo Carlos Correa como jefe interino de la Secom; y las principales empresas del país haciendo fila para contratar sus servicios.


Por: Juan Pablo Sallaberry y Juan Andrés Quezada

A mediados de abril, Enrique Correa (69 años) tenía lista la operación que podía dar un respiro a la mayor crisis del gobierno. Desde su consultora de lobby y comunicación estratégica, Imaginacción, y junto a su asesor Juan Carvajal, prepararon en detalle las declaraciones a la prensa que daría en esos días el ex jefe del Servicio de Impuestos Internos, Ricardo Escobar. Entonces el abogado lanzó su tesis de que los casos de financiamiento irregular de la política no son delito, ni electoral, ni tributario, por lo que el SII no tendría razón de querellarse.

El informe de Escobar circuló como una tabla de salvación a la cual se aferraron en el comité político de La Moneda y también en las oficinas de Penta y SQM. El argumento jurídico no era del todo desinteresado: el ex director del SII es socio del estudio Bofill Escobar Abogados, que defiende a ejecutivos de Penta y a Julio Ponce Lerou de SQM. Pero además, Imaginacción a través de su Departamento de Asuntos Públicos, lleva las cuentas de ambas empresas investigadas por recibir boletas ideológicamente falsas.

Con la jugada, Correa lograba, fiel a su estilo, equilibrar varios intereses: por una parte, ayudar a los clientes de su consultora, pero, por otra, mostrar una salida al ex ministro Rodrigo Peñailillo, con quien había logrado estrechar lazos en los últimos años y era su principal contacto en el gabinete. Sin embargo, a diferencia de otras de sus exitosas gestiones reservadas, esta vez el plan fracasó. El SII finalmente se vio presionado por la fiscalía a querellarse en algunos casos y la presidenta Michelle Bachelet resolvió remover a todo su equipo político.

En cualquier caso, en Imaginacción el balance frente al nuevo gabinete fue más de dulce que agraz: si bien Correa lamentó en privado la caída del titular del Interior -de quien valoraba su trayectoria meritocrática y apostaba que podría levantarse como una carta presidencial en algunos años más-, del mismo modo celebró la llegada de dos hombres de su máxima confianza a La Moneda: los nuevos ministros de la Segpres, Jorge Insunza (PPD), y de la Segegob, Marcelo Díaz (PS). El primero fue gerente de Comunicación Estratégica de Imaginacción entre 2011 y 2013, el segundo es considerado un “hijo político” de Correa, ya que éste lo ayudó a forjar su carrera desde inicios de los 90.

De un momento a otro el influyente lobbista, y uno de los fundadores de la Concertación, lograba extender sus redes a niveles nunca antes vistos: dos ministros en el comité político; la nueva presidenta del PS, Isabel Allende, con quien tiene contacto permanente; el nuevo presidente de la Cámara de Diputados, Marco Antonio Núñez (PPD), otro de sus discípulos; su hijo Carlos Correa como jefe interino de la Secretaría de Comunicaciones, Secom; y las principales empresas del país haciendo fila para contratar sus servicios. Y tal vez lo más importante: su discurso de vieja guardia concertacionista, que había repetido el 2014 respecto a la necesidad de diálogo y que era errónea la lectura de que la sociedad chilena giró hacia la izquierda, al parecer al fin había permeado en La Moneda. “En una democracia hay un solo modo de construir reformas profundas y duraderas: a través de grandes acuerdos”, señaló en noviembre a Qué Pasa.

PUENTES AL BACHELETISMO

Hubo momentos difíciles. Varios recuerdan hace diez años -el 2005- cuando tras ser forzado a renunciar al PS por oponerse al royalty minero, decidió apoyar la fallida candidatura presidencial de la DC Soledad Alvear frente a Bachelet. Su opción perdió y la actual presidenta lo puso en una libreta negra de la cual le ha costado esfuerzo salir. De hecho, hasta el día de hoy nunca ha logrado ganarse del todo la confianza de ella. Pero sí ha conseguido influir en su círculo más cercano. Un paso clave fue el que dio en febrero de 2012 cuando, en coordinación con Rodrigo Peñailillo, conformó un grupo de trabajo para hacer frente a lo que podía convertirse en el mayor problema de la candidatura de Bachelet: la investigación judicial por las víctimas del 27/F. El equipo, en que trabajó a nombre de Imaginacción el actual ministro Insunza, contactó abogados penalistas, diseñó una estrategia comunicacional, y asesoró al ex subsecretario del Interior, Patricio Rosende, para evitar que el caso escalara. El propio Correa dio entrevistas defendiendo a Bachelet y criticando al gobierno de Sebastián Piñera.

El 2013 hizo otro gesto bien mirado en el bacheletismo: en la senatorial Santiago Oriente decidió apoyar a su ex compañero del MAPU Carlos Montes, en vez de a su aliada Soledad Alvear. Un asunto que aún resiente la ex senadora, pese a que el entonces consultor y hoy gerente de Imaginacción, Moisés Valenzuela (DC), se tomó unos meses libres para ser su jefe de campaña.

Fue ese año cuando el hijo de Correa, el ingeniero Carlos Correa Bau, mientras era gerente de Asuntos Públicos de Imaginacción, paralelamente comenzó a colaborar con un equipo secreto de asesoría estratégica al comando de Bachelet. El grupo que integraban Álvaro Elizalde, Paula Walker y Robinson Pérez definía mensajes y giros en el curso de la campaña, como si se debía salir a buscar a los votantes de ME-O o de Parisi. La labor de Correa fue bien evaluada y Paula Walker lo invitó a ser su segundo en la Secom. No obstante, tanto en La Moneda como en Imaginacción dicen que él levantó una “muralla china” entre sus labores como asesor presidencial y la empresa de su padre y que son respetuosos con sus respectivos trabajos.

Así las cosas, los principales canales con La Moneda son los dos nuevos ministros. Desde que asumió la Segpres, Jorge Insunza ha debido dar varias veces explicaciones respecto a su vínculo con Correa, afirmando que en la consultora él trabajaba en Comunicación Estratégica -que ve posicionamiento de marca y manejo de crisis-y no en Asuntos Públicos, que es la sección que realiza lobby frente a las autoridades. Aunque funcionan en la misma oficina de avenida Providencia con La Concepción, se trata de dos empresas con diferente RUT, gerentes, y listado de clientes. Si Insunza tiene un vínculo y lealtad profesional con Correa, el nuevo vocero de gobierno, Marcelo Díaz, tiene una deuda personal.

En el gobierno de Patricio Aylwin, cuando todos los ministros de La Moneda llevaron políticos experimentados a trabajar a sus respectivas cartera -Jorge Burgos fue jefe de gabinete de Enrique Krauss y Zarko Luksic de Edgardo Boeninger-, Enrique Correa, como ministro secretario general de Gobierno, sorprendió sumando como asesor clave de su staff a Marcelo Díaz, que era estudiante de Derecho de la Universidad de La República y se destacaba como dirigente de las Juventudes Socialistas. Luego Correa lo impulsó para que se fuera a perfeccionar al extranjero, donde cursó un máster en la Universidad Complutense de Madrid, y a su regreso, en el gobierno de Ricardo Lagos, lo respaldó para que asumiera en un alto cargo como director de planificación de Cancillería. Díaz no tardó en tomar vuelo propio siendo dos veces diputado con primera mayoría en La Serena y luego embajador del gobierno de Bachelet en Argentina.

Otro de sus hombres de confianza al interior del gabinete es el ministro de Energía, Máximo Pacheco, quien también transitó del MAPU al Partido Socialista: fue comentado el encuentro que tuvieron el año pasado durante un foro en el zócalo de Icare, cuando el ministro decidió quedarse especialmente para escuchar la exposición de Correa. “Me quedo a escuchar a mi asesor. Todo lo que aprendí de política, lo aprendí de Enrique Correa”, señaló en esa ocasión.

INTERESES PÚBLICOS, INTERESES PRIVADOS

“A Dios y a la política no se les cobra”, es una frase que acuña Enrique Correa. Si bien su numerosa lista de clientes privados, que maneja bajo estricta reserva, es la envidia de las otras agencias de lobby, Correa dedica gran parte de su tiempo a asesorar de forma gratuita a organismos sin fines de lucro y dar consejos a políticos. Conocidas son sus consultorías a la Iglesia Católica, de la que es cercano por su pasado de seminarista, o los contratos pro bono de Imaginacción con organismos como la Teletón, el Hogar de Cristo, Educación 2020 y el MAC.

Desde hace años integra el consejo directivo de la Fundación Salvador Allende, al punto que reuniones del directorio se han hecho en la oficina de Imaginacción. Su cercanía con la ex primera dama Hortensia Bussi se traspasó a su hija Isabel Allende. Correa ha apuntalado la carrera política de la senadora, la asesora en sus estrategias y entrevistas, y conversan frecuentemente por teléfono. Incluso Correa se la jugó públicamente porque ella llegara a la presidencia del PS, desmarcándose, en una difícil decisión, de sus amigos más cercanos, José Miguel Insulza y José Antonio Viera-Gallo, que apostaron por la opción de Camilo Escalona.

Y aunque por decisión estratégica de privilegiar a los privados, Imaginacción no asesora a ningún ministerio, no es raro que autoridades consulten y estén atentas a la opinión del ex ministro socialista en los más diversos temas. Quienes conocen a Correa, señalan que él vive en permanente dualidad de combinar su trabajo con la empresa privada -hoy las crisis de Penta y SQM son los asuntos prioritarios de su agenda-, y su interés por lo público, por intervenir en los debates nacionales y velar por la buena marcha del gobierno y el legado de la Concertación. Cuánto peso real tiene su palabra en el gobierno es un misterio del que pocos tienen la respuesta. Y él se encarga manejando los silencios de alimentar el mito en torno a su figura y a su poder.

Rajoy se reivindica al llenar la plaza de Valencia y homenajea a Barberá

Rajoy y Fabra durante el mitin que el PP ha celebrado este jueves. / J. C. CARDENAS (EFE)

ELECCIONES AUTONÓMICAS »

Alberto Fabra evita criticar a Ciudadanos porque espera su apoyo para seguir gobernando en minoría la comunidad valenciana


JAVIER CASQUEIRO Valencia


El mensaje esta tarde noche en Valencia era llenar la plaza de toros. Una tradición para el PP, desde los mejores tiempos electorales de José María Aznar al frente del partido. Es una demostración de fuerza y poderío que los líderes nacionales populares tienen que pasar en todas las campañas electorales. El PP llenó este jueves el coso valenciano, con entre 12.000 y 15.000 simpatizantes, y Mariano Rajoy y Alberto Fabra y hasta Rita Barberá respiraron un poco más tranquilos de cara a la respuesta que puedan obtener el domingo en las urnas. Rajoy utilizó su discurso para respaldar abiertamente sobre todo a Barberá, muy cuestionada en esta campaña tras 24 años en la alcaldía, algo a Fabra y un poco a su propia gestión de la crisis en toda España.

La comunidad valenciana, junto a la madrileña, se han convertido por razones paralelas en un símbolo para el PP de otros tiempos, cuando se acumulaban casi sin esfuerzo mayorías absolutas casi como se despachaban casos de corrupción sin apenas penalización ni política ni judicial. Otra época.

MÁS INFORMACIÓN
La Fiscalía abre diligencias por los gastos de representación de Barberá
El cemento del poder autonómico
Aznar enardece al PP e incomoda a Rajoy

El PP valenciano sueña desde hace tiempo para ahora con una simple victoria, más votos que sus rivales y un resultado digno, en torno al 32% o 35% de los votos, algo más de 40 escaños, 15 menos que actualmente y muy por debajo de las holgadas mayorías absolutas acostumbradas. Una suma que les permita gobernar en minoría si Ciudadanos, para el que se espera una buena cosecha, concede sobre todo a Fabra más que a Barberá conformar su primer ejecutivo real sin ataduras tras la dura y convulsa etapa heredada de Francisco Camps.

Rajoy y Fabra han vivido y sufrido realidades paralelas estos años. Tienen un perfil político y personal similar y una sintonía formada por haber superado parecidos padecimientos, tanto en casos de corrupción internos en el partido como en recortes y escasez económica para el funcionamiento de sus ejecutivos. Rajoy tardó, sin embargo, en nominar candidato en la comunidad valenciana a Fabra y nunca se explicaron bien las razones.

La corrupción que ha anidado estos años en el PP valenciano, sin embargo, no se mencionó nada en el mitin central de la plaza de toros. Ni una sola palabra. El acto fue una fiesta, con música, y las habituales arengas de Barberá, que enardecen a sus bases. Barberá relató los pormenores de “la campaña distinta y singular” que dice haber sufrido como “la más sucia, ruin y vergonzante” porque también le han salpicado ahora en plena campaña varios escándalos.

La alcaldesa de Valencia, que es ahora la única representante del antiguo PP valenciano, no se corta en atacar al “batiburrillo” de sus rivales, algo que no agrada a Fabra, que espera poder gobernar y seguir su labor de limpieza con el apoyo de formaciones emergentes como Ciudadanos. Barberá se agarró incluso a los piropos a Valencia del actor George Clooney para apuntar que a lo mejor le nombra embajador de la ciudad.

Fabra usó otro tono. Fue más Rajoy. Eso sí, adquirió algunos compromisos. Confesó lo mal que lo ha pasado estos años, sobre todo económicamente, y prometió que no se volverá a presentar si no logra del Gobierno de Rajoy un sistema de financiación más justo para la comunidad valenciana. Se metió un poco con la socialista Susana Díaz, que visitaba esta jornada Alicante por la inestabilidad generada en su territorio, imaginó caóticamente un Consell de Gobierno formado por todo tipo de partidos de izquierda y radicales para deleite en abucheos de los presentes y se dirigió, fundamentalmente, a los votantes fugados del PP. Fue el discurso más largo, sentido y directo de un dirigente del PP relevante hacia los desencantados: “Quiero decir que sus exigencias nos han hecho mejores, vuestro descontento es nuestra preocupación”. Fabra agradeció incluso ese voto crítico y esas dudas y empeñó su palabra en trabajar los próximos cuatro años si gana en darle razones a los votantes populares que ahora piensan decantarse por otras opciones para que regresen de nuevo “al mejor PP de todos los tiempos”.

El presidente del PP insistió en su defensa de la labor de Barberá

Rajoy se volcó desde el primer minuto en halagar y llenar de elogios la figura de Rita Barberá. El PP sabe que el Ayuntamiento de Valencia está por primera vez realmente en peligro desde que ganó esa plaza en 1991. Es consciente de que la figura de Barberá ha sufrido desgaste y ha renovado poco o nada su equipo. Rajoy no solo piropeó a Barberá como “la mejor alcaldesa que merece Valencia” sino que la consideró a ella la responsable de la transformación que ha situado a esa ciudad “como ninguna” y “a todos los que te acompañaron también”, en alusión indirecta tanto a su exvicealcalde Alfonso Grau y a Alfonso Rus, exvicepresidente provincial del partido y de la Diputación, ambos inmersos en casos de corrupción y dimitidos de sus cargos.

El presidente del PP insistió en su defensa de la labor de Barberá porque entiende que a la actual alcaldesa los valencianos la quieren “y no a los que te acosan, insultan y mienten”, a los que descalificó como “una pandilla y una sopa de letras”. De Fabra elogió su valor y coraje por no arrugarse y asumir el encargo de relevar a Camps y gestionar la comunidad en los peores momentos de la crisis, “darle la vuelta al marcador” en la región y ponerla de nuevo “como un tiro” entre “los mejores baluartes” de España y de Europa.

El líder popular ensalzó al final como hace a diario la importancia del PP “por sacar las castañas del fuego” y “sacar por dos veces a España del pozo en el que la habían sumido los socialistas” pese a no ser perfectos: “Perfectos no somos, son los demás, esa suerte tienen, pero el PP es el refugio del sentido común y la cordura, después de lo que estamos viendo en toda España, particularmente en esta campaña. Somos el partido de España y de la Constitución”. Ideas que esta noche en Valencia culminó, antes de vibrar ante los más de 12.000 valencianos cantando a coro el himno, con una nueva y particular definición de España: “Un país de los mejores del mundo y desde luego el nuestro. Un gran país. Hemos tenido una crisis, bueno muy bien, pero la estamos superando”.

CHILE/VALPARAÍSO: "EL REPORTERO MOYA" INFORMA

Gustavo Moya Silva, Periodista (Valparaíso)

NUEVA CARAVANA EN APOYO DE LOS EX-PP 
EN HUELGA DE HAMBRE

Debido a que la gran mayoría de los Ex-PP en Huelga de Hambre rechazaron la escuálida oferta que hicieron representantes del Gobierno, a los huelguistas de Rancagua, el movimiento continúa.


La Unión de ex-PP ha convocado para el próximo SÁBADO 23 de MAYO, a las 11 horas, a UNA CARAVANA DE AUTOMÓVILES, para recorrer la ciudad de Valparaíso y visualizar este justo movimiento, que llevan adelante, con riesgo de sus vidas, decenas de compañeras y compañeros a través de todo el país.

Dirigentes de la Unión de Ex-PP, expresaron que el Gobierno se ha desentendido de las justas peticiones que hacen miles y miles de chilenas y chilenos, que han apoyado sistemáticamente a las autoridades democráticas sin ser tomados en cuenta, a diferencia de lo ocurrido en países vecinos, como Argentina, Uruguay o Brasil. Las autoridades del Gobierno de Michelle Bachelet no han actuado a la altura de las circunstancias, más aún, tomando en cuenta que la propia Mandataria y sus padres fueron también Presos Políticos de la dictadura

Por tal motivo - señalan los dirigentes de la Unión de Ex-PP, te llamamos a sumarte a esta actividad, en apoyo de estos chilenos y chilenas que, en su vejez, siguen esperando rentas dignas y trato de acuerdo con los Tratados Internacionales que el Estado de Chile tiene firmados. 

Los participantes se reunirán:
 en las inmediaciones de 
PLAZA SOTOMAYOR
Sábado 23, a las 11 de la mañana, 
frente al 
Consejo de la Cultura y las Artes

“Bienvenidos a la Casa Blanca”

Periodistas cubanos posan ante el atril de prensa de la Casa Blanca / CUBADEBATE

Periodistas de la prensa oficial cubana participan por primera vez en décadas en una rueda de prensa de la Casa Blanca

SILVIA AYUSO Washington


Al presidente Barack Obama le “entusiasmaría” poder visitar Cuba en el futuro próximo. La respuesta del portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, no sonó este jueves demasiado nueva. Lo que sí fue novedoso fue la persona que le lanzó la pregunta: una reportera de la Televisión Cubana.

“Por primera vez después de más de medio siglo, un grupo de periodistas de medios públicos cubanos asisten a un encuentro con la prensa en la Casa Blanca”, reseñaba rápidamente el portal cubanoCubadebate. La presencia de periodistas de la prensa oficial cubana en la rueda de prensa diaria de la Casa Blanca no va a cambiar el rumbo de la historia. Pero sí es una señal más de los cambios, más o menos sutiles, que no han parado de producirse desde que el 17 de diciembre Obama y Raúl Castro anunciaran el inicio de la normalización de relaciones.

Para que estas sean totalmente normales falta mucho aún. En la cuarta ronda de negociaciones que se celebraba este jueves en el Departamento de Estado norteamericano apenas se trataba de cerrar el primero de los pasos clave, la reapertura de embajadas. Y ni siquiera había garantías de que la nueva ronda -motivo de la masiva presencia de prensa oficial cubana en Washington- lleve a un resultado concreto.

Con todo, los gestos importan. Entre los periodistas que cubren la Casa Blanca rige un estricto protocolo no escrito. Solo unos pocos pueden sentarse en las primeras filas de la sala. Y son menos aún los que suelen ser elegidos para hacer preguntas. El jueves, la prensa cubana no solo pudo sentarse en los míticos asientos de la pequeña sala de prensa del centro del poder estadounidense. También hizo la última pregunta. Y recibió la bienvenida oficial del portavoz Earnest: “Bienvenidos a Estados Unidos y a la Casa Blanca”.

El arriesgado intento de llevar ‘El principito’ a la gran pantalla

FESTIVAL DE CANNES

El director de ‘Kung Fu Panda’ mezcla animación digital y ‘stop-motion’ en el filme


Todo sobre Cannes 2015, en EL PAÍS

Antoine de Saint-Exupéry no se estrelló en el Mediterráneo, cerca de Marsella, en 1944. No. Se trasladó a vivir a una triste y gris ciudad, levantó la única casa de madera y con jardín en un mar de bloques unifamiliares grises y allí se convirtió en el excéntrico viejo aviador que todo el mundo rehuía. Hasta que a su lado se mudan una madre y su hija, obsesionadas por entrar en el mejor colegio de la ciudad. El mundo absolutamente cuadrado, calculado y programado de la niña saltará por los aires cuando conozca a su vecino (con la voz de Jeff Bridges), que le empezará a contar la historia de un amigo que conoció hace mucho mucho tiempo y que vivía en un pequeño planeta.

Mark Osborne, el director de Kung Fu Panda, arranca así su adaptación de El principito, la obra que le dio fama mundial a Antoine de Saint-Exupéry. Para ser fiel al espíritu del escritor francés, Osborne cuenta la historia dentro de otra historia, un poco al estilo de La princesa prometida, y por ello ha trabajado con dos sistemas de animación: el digital para la niña y el viejo aviador, elstop-motion para el Principito original, con lo que logra ser absolutamente riguroso con los dibujos del libro. La mezcla funciona hasta cierto punto: el poder de la historia original devora todo lo que le rodea y es cierto que cuando cruza ambos mundos el guion cojea. Aun así, su primer pase ha sido cálidamente aplaudido.

Un fotograma de 'El principito'.

Osborne conoció tarde el libro. Su esposa le regaló su primer ejemplar. “Manteníamos una relación a distancia, queríamos estar juntos y no podíamos. Ella me dio su copia, que poseía desde niña. Llegó en el momento adecuado para mí porque estaba estudiando animación y buscaba mi propio estilo”. Como Osborne resalta, “el libro conecta con nuestras infancias, cuando creas sin darle muchas vueltas”.

MÁS INFORMACIÓN
Todo sobre Saint-Exupéry, en EL PAÍS
Encontradas por casualidad dos páginas inéditas de 'El principito'
"Yo disparé al avión de Saint-Exupéry"
Todo sobre Cannes 2015, en EL PAÍS
Relato desgarrador de la inmigración

El stop motion con el que preserva el libro es decididamente el gran acierto del filme: “Las cosas artesanales, hechas a mano, son parte del corazón de la infancia. Son el antídoto al mundo de los adultos, que hemos desarrollado con CGI [imágenes generadas por ordenador]. Me parece el mejor método para expresar el contraste”. Lo que sí tiene asegurado es el éxito en las salas.

Cameron inicia la renegociación del papel de Reino Unido en la UE

Cameron, flanqueado por Tusk (izquierda) y Juncker, este viernes en Riga. / JANEK SKARZYNSKI (AFP)

El primer ministro Tsipras lanza una ofensiva diplomática para salvar la deuda griega

JERÓNIMO ANDREU Riga 22 MAY 2015 - 12:53 CEST


El primer ministro británico, David Cameron, lanzará este viernes en la cumbre de la UE en Riga su campaña negociadora para que la Unión emprenda reformas antes de la consulta popular que ha prometido. Cameron ha asegurado que anunciará allí oficialmente a los Veintiocho que en 2017 Reino Unido celebrará un referéndum sobre la permanencia en la UE. El otro gran asunto sobre la mesa en el encuentro de jefes de Estado y de Gobierno en la capital de Letonia son las negociaciones con Grecia.

Cameron espera lograr antes de 2017 varias reformas que ofrecer a sus ciudadanos como pruebas de buena voluntad europeas. Entre ellas destaca la posibilidad de permitir que los países miembros regulen el acceso de los inmigrantes a los servicios sociales, incluso los procedentes de otros países miembros de la UE. También, zafar a Londres del compromiso de tender hacia una mayor convergencia que plantean los tratados europeos, o introducir una cláusula que permita a los Parlamentos nacionales bloquear legislación europea.

MÁS INFORMACIÓN
Grecia y la zona euro se lanzan ultimátums
Grecia usa sus reservas para pagar 750 millones de euros al FMI
Europa da una señal al BCE para no cerrar el grifo a Grecia
Varoufakis ve “con esperanza” un próximo acuerdo con los socios

Martin Schulz, presidente del Europarlamento, ha asegurado que Cameron no ha sido recibido con ninguna hostilidad en Riga por parte de los socios: “No espero que el debate hoy con Cameron sea más difícil de lo habitual. Los debates con David Cameron son siempre difíciles, aquí o en cualquier parte”.

Las conversaciones entre Grecia y los socios de la Unión Europea también se intensifican ante la proximidad del 5 de junio, fecha para la que Atenas amenaza con el impago de un vencimiento de 300 millones de euros al Fondo Monetario Internacional (FMI) si no recibe ayuda europea. Aprovechando la cumbre de Riga, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, se reunió anoche con Angela Merkel y François Hollande, y este viernes tiene previsto un nuevo encuentro con Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, para abordar estas negociaciones.

A última hora de la noche, tras la cena de jefes de Estado en la capital letona, Tsipras, Merkel y Hollande se encontraron en un hotel a las orillas del río Daugava, apartado del centro, y permanecieron reunidos dos horas. Los portavoces de los tres han transmitido que la conversación tuvo un tono constructivo, pero los matices son innegables: mientras Tsipras se mostró eufórico la mañana del viernes anunciando que estaban cerca de desbloquear la situación, Merkel declaró que aún queda “muchísimo trabajo por delante” antes de cerrar un acuerdo. Se centró en cómo liberar los fondos que habían sido previstos por los acreedores internacionales (la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional) para Grecia. Tsipras planteó su deseo de cerrar un acuerdo que ofrezca una solución a largo plazo para la crisis griega y no tan sólo un breve respiro.

Merkel y Hollande se mostraron favorables a esta estrategia a largo plazo, pero insistieron en la necesidad de que Grecia transija en algunas de las reformas que le exigen sus acreedores. La reforma laboral, las pensiones, los impuestos y el salario mínimo siguen siendo los principales escollos de la negociación, porque Tsipras los marcó como líneas rojas en su programa electoral.

El portavoz del Gobierno griego, Gavriil Sakelaridis, se ha mostrado este viernes optimista sobre un acuerdo antes de finales de mes e insistió en que "se dan todas las condiciones" para lograrlo. Antes de la reunión trilateral de anoche, el francés Hollande aseguró que su intención y la de la alemana Merkel no era la de suplantar al conjunto de negociadores europeos, y que no sería en Riga donde “se negociara la cuestión de Grecia", pero afirmó que el encuentro permitiría “preparar las sesiones que se esperan, especialmente la reunión del Eurogrupo a finales de mes o a principios de junio".

Grecia no tiene recursos suficientes para hacer frente al pago de sus obligaciones internacionales en junio, cuando tiene que abonar 1.500 millones de euros al FMI, comenzando por los 300 millones de este próximo día 5. Bruselas quiere evitar a toda costa ese impago porque podría provocar una sacudida en los mercados y volver a desestabilizar la eurozona.

Un acuerdo entre las instituciones acreedoras y Grecia que cuente con el beneplácito de los socios de la eurozona es necesario para cerrar la revisión de las condiciones asociadas al segundo rescate concedido al país, así como para poder desembolsar los 7.200 millones de euros pendientes del programa, necesarios para hacer frente a todos los pagos pendientes.

Preguntado al respecto del encuentro de este viernes con Tsipras, que sucederá una vez que haya concluido la cumbre, a las 13.30 españolas (14.30 en Letonia), Juncker se limitó ayer a recordar que el tema griego no está en la agenda oficial del encuentro. Sin embargo, el programa de Riga, centrado en los acuerdos para estrechar la Asociación Oriental con seis países del Este (Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Georgia, Moldavia y Ucrania) amenaza por verse canibalizada por las turbulencias de los propios países de la Unión Europea. Sin grandes avances en el Este tras la crisis y Ucrania y los roces con Rusia, las miradas parecen puestas en temas domésticos europeos, como las cuotas de acogidas de migrantes, la crisis griega y la amenaza británica de abandonar la Unión si sus demandas no son atendidas.

El Estado Islámico toma el último puesto fronterizo entre Siria e Irak

Civiles de Palmira corean consignas lanzadas por el EI. / ATLAS

Los yihadistas toman una la planta de gas y matan a otras 17 personas en Palmira

El avance yihadista desconcierta a Estados Unidos

JUAN CARLOS SANZ Jerusalén 22 MAY 2015 - 13:28 CEST


El Estado Islámico (EI) ha reforzado su avance en las últimas horas al apoderarse del Al Tanaf, el último puesto fronterizo con Irak que todavía quedaba en manos de las autoridades sirias, según han informado el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. Tras la conquista de gran parte de la provincia de Homs, que cuenta con importantes yacimientos de hidrocarburos, las milicias yihadistas controlan ya la mitad del territorio sirio, aunque en las zonas menos pobladas del país.

La toma de la aduana de Al Tanaf (Al Walid en el lado iraquí de la frontera), en plena carretera principal entre Damasco y Bagdad, consolida la ofensiva que se inició hace una semana con la caída en manos del EI de Ramadi, la capital de la provincia iraquí de Al Anbar, y se amplió el jueves cuando las fuerzas del Califato entraron en la histórica ciudad siria de Palmira, cuyos restos arqueológicos forman parte del patrimonio de la humanidad catalogado por la Unesco.

A pesar de los casi nueve meses de campaña de bombardeos aéreos de la coalición internacional encabezada por EE UU, el Califato transfronterizo proclamado por Abubaker al Bagdadi en Mosul en junio de 2014 se extiende ya ambos lados del límite internacional entre Siria e Irak, con la sola excepción de una zona del norte controlada por milicias rebeldes kurdas.

Los yihadistas han podido apoderarse de Palmira y de su zona de influencia tras la desbandada de las fuerzas leales al presidente Bachar el Asad, que huyeron con sus familias junto a los funcionarios del Gobierno. Han permanecido en la ciudad dos terceras partes de sus 200.000 habitantes.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos asegura que las milicias del Califato han emprendido registros casa por casa y han ejecutado de forma sumaria a al menos 17 personas que consideraros próximas al régimen de El Asad. El EI, mientras tanto, ha difundido vídeos en Internet de sus combatientes recibidos con cánticos islámicos por grupos de ciudadanos.

Los yihadistas no han mostrado aún su presencia en los yacimientos arqueológicos de Palmira. La directora general de la Unesco, Irina Bokova, considera que los restos de templos, palacios y tumbas de los siglos I y II “son parte de la cuna de la civilización y pertenecen al conjunto de la humanidad”. El fanatismo religioso de las milicias del Califato contra las “imágenes de idolatría” y el arte preislámico en general les llevó a destruir recientemente valiosos vestigios históricos en el norte de Irak.

El EI sí ha mostrado, sin embargo, imágenes de la toma de control de la base área militar y de la cárcel de Palmira, conocida como uno de los mayores focos de represión del régimen de la familia El Asad, junto con fotografías en las inmediaciones del yacimiento de gas T3, donde se han desplegado con carros de combate y baterías antiaéreas.

En pocos días, la organización radical se ha hecho con el control de gran parte del este de Homs, limítrofe con la provincia iraquí de Al Anbar. El pasado día 13, los yihadistas iniciaron una ofensiva en la parte oriental de Homs, donde han tomado los pueblos de Al Sujna y Al Ameriya, así como la ciudad monumental de Palmira y los yacimientos de gas de Al Arak y Al Hil.

Ucrania cierra el paso a militares rusos con base en el Transdniéster

El presidente ucranio, Petró Poroshenko. / KRISZTIAN BOCSI (BLOOMBERG)

Kiev rechaza defender los derechos de sus ciudadanos en zonas controladas por prorrusos

PILAR BONET Moscú


La Rada Suprema de Ucrania (Parlamento estatal) denunció el jueves el acuerdo que regula el desplazamiento de militares rusos entre Rusia y la región del Transdniéster, escenario de uno de los conflictos territoriales no resueltos legados por la URSS al desintegrarse en 1991. El Transdniéster, una franja de terreno situado en su mayor parte entre la ribera izquierda del río Dniéster y Ucrania, pertenece formalmente a Moldavia, aunque no es controlado por este país.

La denuncia del acuerdo supone la legalización de la política que Kiev ha venido practicando desde 2014, tras la anexión de Crimea y el apoyo de Moscú a las acciones bélicas en el este de Ucrania. Kiev endureció las normas de desplazamiento de los ciudadanos rusos varones por su territorio por temor a que las tropas rusas estacionadas en el Transdniéster pudieran emplearse en una acción desestabilizadora, sobre todo en la zona de Odessa.

MÁS INFORMACIÓN
Ucrania exhibe a prisioneros para probar la presencia rusa
Rusia fortalecerá su poder militar en la anexionada Crimea
Los Bálticos y Polonia piden a la OTAN una presencia permanente
La falta de reformas y la guerra en el Este minan a la sociedad ucrania

En 1990, la población del Transdniéster, en su mayoría eslavos (rusos y ucranios), se opuso a la política prorrumana de Moldavia y formó sus propias instituciones prosoviéticas. En 1992, centenares de personas perecieron en enfrentamientos armados entre los dos territorios hasta que ese mismo año se llegó a un acuerdo por el que se formó una comisión conjunta de control y tres contingentes pacificadores (ruso, del Transdniéster y de Moldavia, a razón de 402, 492 y 355 uniformados por cada parte) que vigilan una zona desmilitarizada de 225 kilómetros a lo largo del Dniéster.

Además de los pacificadores y 10 observadores ucranios, en el Transdniéster están estacionados más 1.000 soldados rusos (los restos del 14 Ejército soviético) que custodian los polvorines de la localidad de Kolbasna, al servicio del Ejército Rojo en los países del Pacto de Varsovia durante la Guerra Fría. Rusia sacó cerca de 20.000 toneladas de explosivos (de un total de 40.000 toneladas), bajo la égida de la OSCE, pero interrumpió el proceso a principios de la pasada década. En 2003, Moldavia rechazó un plan de Moscú para resolver el conflicto del Transdniéster, que contemplaba la permanencia del contingente militar ruso hasta 2020. Los representantes del Transdniéster y de Moldavia negocian regularmente con la participación de Rusia, Ucrania, la UE, EE UU y la OSCE (el llamado formato 5+2) . Este marco, ramificado en grupos de trabajo, es aparentemente un modelo para el proceso de Minsk en relación a la zona de Donbás.

Dada la localización del Trasdniéster, los militares rusos sólo pueden acceder a la zona por Ucrania o Moldavia y en teoría necesitan permiso de estos países para cruzar el transporte aéreo a la zona.

En total, el Parlamento ucranio denunció el jueves cinco acuerdos de cooperación militar con Ucrania, que, entre otras cosas, hacen referencia al intercambio de información, protección de secretos y espionaje.

La Rada, por otra parte, suspendió algunas de las obligaciones del Estado ucranio para defender los derechos de sus ciudadanos en el territorio controlado por los insurgentes de Lugansk y Donetsk. Los derechos suspendidos figuran en el pacto internacional de derechos cívicos y políticos, la convención de defensa de derechos humanos y libertades fundamentales, y la carta social europea. En la llamada “zona de la operación antiterrorista”, el Estado ucranio se autoexime de la defensa jurídica de sus ciudadanos, de la garantía del derecho a la libertad de movimiento, la presunción de inocencia, el juicio justo, a la inviolabilidad de la correspondencia, el derecho a la educación, la protección de los huérfanos e incapacitados, los derechos laborales y prestaciones familiares y sociales, entre otros derechos.

La violencia en el fútbol embarra la campaña electoral argentina

Seguidores del Boca Juniors, en el partido contra River Plate / REUTERS

ELECCIONES EN ARGENTINA »

La crisis por los sucesos del Boca-River deriva en una guerra entre Gobierno y oposición mientras los ultras quedan impunes


CARLOS E. CUÉ Buenos Aires 22 MAY 2015 - 02:43 CEST


Nadie en Argentina duda de que fútbol y política son casi la misma cosa en un país devoto de la pelota, que es la forma más rápida de hacerse conocido. Pero después del escándalo generado por la suspensión del Boca-River en la Copa Libertadores, el partido más importante en muchos años, cuando un hincha de Boca roció con gas venenoso a cuatro jugadores de River, las cartas están encima de la mesa como nunca. La cancha, como dicen los argentinos, se ha embarrado definitivamente y el asunto es central en la campaña electoral en medio de un pesimismo generalizado que ve la crisis como un síntoma de los males que atraviesan un país en un año clave que marca el fin de una época: el kirchnerismo.

Mauricio Macri, presidente de Boca durante 12 años —eso le permitió el salto a la política a este millonario hijo de un famoso constructor de obra pública miembro de lo que en Argentina llaman irónicamente “la patria contratista”—, alcalde de Buenos Aires durante ocho y ahora aspirante a la presidencia, lo ha dejado claro: detrás de todo está la política. Incluso ve una conspiración contra él. “El fútbol simboliza lo que pasa en este país”, ha asegurado a La Nación. “Esto no fue espontáneo, fue premeditado. [Los líderes de los agresores] son gente políticamente involucrada, ligada al Gobierno. Hay que ver si lo que querían era meterse en la política nacional afectándome por mi relación con Boca y mi amistad con Angelici [presidente de Boca], al que yo apoyé porque enfrente había una lista armada por La Cámpora”, sentencia con claridad.

La barra domina un negocio enorme. Tienen negocios fuera de todo tipo. Son organizaciones delictivas"

Nadie duda de que la política está muy cerca del fútbol. Macri salió de Boca, el jefe de gabinete, Aníbal Fernández, preside el club Quilmes, Sergio Massa, otro candidato, presidió Tigre. Hugo Moyano, el sindicalista más conocido, lidera Independiente. Y hay más. “Hace años que se nos ha ido de las manos, es una crisis endémica, tenemos una media de 15 muertos al año”, sentencia Gustavo Grabia, periodista experto en barras bravas (ultras) y el hombre al que el autor del ataque, apodado El panadero, llamó para confesar su delito. “Pensé que no había cámaras”, se justificó. El panadero no está en prisión ni lo estará porque su delito es leve.

“La barra domina un negocio enorme. Cada partido mueve al menos un millón de pesos (100.000 euros), con los aparcamientos, la reventa, la comida, el merchandising. Y después tienen negocios fuera, de todo tipo. Son organizaciones delictivas. El problema es que la política y los sindicatos los usan en su lucha política. Y los dirigentes de los clubes también. Por eso nadie logra resolverlo. Están dominados por ellos”, explica Grabia. “La política ha intervenido el fútbol. Desde 2009, cuando se instauró Fútbol para todos [el sistema para ofrecer gratis por la televisión pública los partidos, con publicidad de la presidenta en el descanso] se han triplicado los ingresos. Y con ellos el negocio de las barras”, explica Alejandro Casar, periodista especializado en la financiación del fútbol.

Pacto de convivencia


La mayoría de los comentaristas argentinos ven el fútbol como un síntoma. “Estamos metidos en un sistema que habilita la barbarie”, resume el filósofo Enrique Valiente Noailles. “Lo vimos en la actitud de los jugadores, que aplaudieron a la grada. Hay una complacencia con la transgresión de la ley. El argentino es transgresor y no se siente con autoridad moral para criticar al que transgrede. Siempre nos encandila más la fuerza que la ley. Ahora hay un escándalo, sí, pero lo usamos como lavado de conciencia, un detergente moral. Nadie plantea un cambio. Vivimos en una especie de homeostasis, un equilibrio que nadie quiere romper. Pasará como con Nisman, desaparecerá”, sentencia.

En la política, todos echan la culpa al rival pero de momento no aparecen soluciones al problema. Desde el Gobierno, el secretario de Estado de Seguridad, Sergio Berni, acusa a los dirigentes de los clubes de dejarse extorsionar por las barras. En un escrito titulado “La pelota está manchada”, una referencia a una de las frases más conocidas de Maradona —la pelota no se mancha— Berni propone que el Gobierno intervenga la Asociación de Fútbol Argentino (AFA). “No hay un problema político, hay una guerra dentro de las barras por el control de los negocios”, asegura Berni a EL PAÍS como respuesta a Macri. “No hay un problema de seguridad pública, en Argentina se hacen conciertos todos los días y no pasa nada. El problema es que los clubes dan protección a las barras porque están aterrados, les dejan que tomen el control, hay un pacto de convivencia entre ellos”, sostiene.

Hay una batalla a muerte entre los distintos sectores, pero nadie se acerca a una solución. El fútbol sigue embarrado, y con él la política que lo domina.

Colombia y China perfilan un tratado de libre comercio

Juan Manuel Santos (d), habla con el primer ministro chino, Li Keqiang / EFE

Los mandatarios de ambos países pretenden reforzar los lazos comerciales durante la visita de Li a Bogotá

Por ahora, la balanza comercial entre los dos países es deficitaria

ELIZABETH REYES L. Bogotá 22 MAY 2015 - 06:11 CEST

La visita a Colombia del primer ministro chino, Li Keqiang, segunda parada en su gira por América Latina, después de Brasil, ha abierto la posibilidad de que se firme un tratado de libre comercio entre los dos países. En la declaración conjunta que ofrecieron el presidente Juan Manuel Santos y Keqiang, el mandatario colombiano anunció que se pondrá en marcha “un estudio de factibilidad para evaluar la conveniencia de profundizar más nuestras relaciones comerciales”. Y aunque destacó que hoy el comercio bilateral es 15 veces mayor al de hace una década, también dijo que Colombia tiene un gran potencial para incrementarlo en ambas direcciones.

Para Keqiang, el anuncio del inicio de estas discusiones envía una buena señal a los inversionistas. “Yo creo que puede emitir una fuerte y positiva señal para el sector empresarial de los dos países, es decir, podremos experimentar un gran desarrollo del comercio bilateral”, dijo en una declaración ante la prensa en la Casa de Nariño, donde se firmaron varios memorandos de entendimiento y acuerdos de cooperación.

Ese potencial del que habla Santos tiene que ver con el sector agropecuario, donde asegura que habría un beneficio mutuo. “Colombia tiene millones de hectáreas por cultivar y China necesita alimentos y una gran tecnología en la producción”, dijo. Precisamente, ese beneficio mutuo es una de las mayores preocupaciones de los analistas en Colombia, ya que la balanza comercial entre los dos países es deficitaria. Al respecto, el primer ministro chino aseguró que están dispuestos a importar más productos agrícolas como el café. “China no persigue el superávit comercial”, dijo y abogó por el equilibrio en el comercio bilateral.

Entre los acuerdos firmados, Santos destacó dos proyectos en infraestructura que tienen gran importancia para Colombia. El primero, en palabras del mandatario, permitirá desarrollar la Orinoquia, una basta región al oriente del país donde se prevé construir una carretera que bordeará el río Meta, cuyo tramo final es frontera con Venezuela. El proyecto incluye hacer navegable ese río lo que facilitaría el desarrollo agropecuario de esa región donde predominan las sabanas.

Los dos principales proyectos chinos en Colombia: el desarrollo de la Orinoquia, una basta región al oriente del país donde se prevé construir una carretera que bordeará la frontera con Venezuela, y el puerto más importante del pacífico colombiano

El segundo proyecto tiene como centro a Buenaventura, el puerto más importante del pacífico colombiano, que hoy atraviesa una grave crisis humanitaria por las disputas a muerte entre bandas criminales por el control de las rutas del narcotráfico. Santos anunció que con el apoyo de China se planea darle “una nueva vida” a esa ciudad. “China tiene interés en colaborar en el desarrollo urbanístico e industrial. Que Buenaventura se convierta en un polo de desarrollo es algo muy importante para nosotros”, agregó.

El primer ministro chino aprovechó el encuentro con Santos para expresar su apoyo al proceso de paz que adelanta el Gobierno con las FARC en Cuba y prometió participar activamente del posconflicto, si es que se logra un acuerdo final. La primera muestra es una donación de ocho millones de dólares para proyectos relacionados con la construcción de paz. “Esperamos ver la paz integral, estabilidad y progreso social lo antes posible, aquí en Colombia. La parte china está interesada en ayudar a construir en el postconflicto”.

China es el segundo socio comercial de Colombia después de Estados Unidos y este año cumplen 35 años de relaciones diplomáticas. Para celebrarlo, los dos países han organizado un encuentro literario en Bogotá, en el que participará por China, el Nobel Mo Yan, quien ha dicho que reconoce en su obra la influencia de Gabriel García Márquez. Las siguientes paradas de Keqiang serán Perú y Chile.

Los escándalos de corrupción acorralan al Gobierno de Otto Pérez

Otto Perez Molina Otto Perez Molina en una conferencia de prensa este jueves. /ORDONEZ (AFP)

GUATEMALA »

Otto Pérez Molina, acorralado por los escándalo de corrupción, cambia a su gabinete


JOSÉ ELÍAS Ciudad de Guatemala 22 MAY 2015 - 00:58 CEST


En medio de la peor crisis de gobernabilidad que se recuerde en la historia contemporánea de Guatemala y con la población en las calles pidiendo su renuncia, el presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, ha confirmado este jueves la salida de tres de sus 13 ministros (Interior, Energía y Minas, y Ambiente), la remoción de altos cargos en esas carteras, y el de la titular de la Secretaría de Inteligencia Estratégica del Estado (SIE), el general en situación de retiro Ulises Anzueto.

MÁS INFORMACIÓN
“¡Renuncie, presidente!”
Miles de personas piden en la calle la renuncia del presidente Otto Pérez
Guatemala convoca elecciones ante los escándalos de corrupción
Plan Frontera Sur: entre el desierto y el plomo
Baldetti renuncia a la vicepresidencia de Guatemala

En una breve rueda de prensa, Pérez Molina ha dicho que ha sido él quien había pedido la renuncia de todos esos integrantes del gabinete de Gobierno y, tras evaluar el trabajo desempeñado, había decidido despedir al titular de Gobernación (Interior), Mauricio López Bonilla; de Energía y Minas, Edwin Rodas, juramentado apenas tres días antes; y el de la titular de Ambiente y Recursos Naturales, Michelle Martínez.

De las destituciones resulta notoria la del ministro del Interior, Mauricio López Bonilla, un oficial de inteligencia muy próximo a Pérez Molina desde sus años de la academia militar, y en quien el mandatario depositó su confianza para la realización de su principal promesa de campaña: la seguridad. El mandatario ha explicado su decisión con el argumento de la disposición de López Bonilla de aclarar ante los tribunales los señalamientos de corrupción galopante en la cartera. “Se investigarán contrataciones dudosas”, ha puntualizado Otto Pérez.

El gobernante ha anunciado que el Ministerio quedará a cargo de Eunice Mendizábal, hasta la fecha encargada del Viceministerio Antinarcóticos. También ha revelado que igualmente habían sido destituidos los interventores de los puertos marítimos Santo Tomás de Castilla (Atlántico) y Quetzal (Pacífico), señalados por la Fiscalía y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), al momento de desvelar la existencia de una red mafiosa, conocida como La Línea, como puntos de ingreso de contrabando y de drogas al país con la complicidad de las autoridades.

En su respuesta a los periodistas, el mandatario guatemalteco se ha empeñado en negar que exista una crisis institucional y en que se mantendrá en el cargo hasta el fin de la legislatura, el 14 de enero de 2016. “Seguiré hasta el fin de mi mandato”, dijo en varias oportunidades. Añadió que si lo considera necesario “habrá nuevos cambios en los próximos días”.

La percepción del presidente, cuya credibilidad está por los suelos, es rechazada por analistas de diversas tendencias. Uno de ellos, Manuel Conde, dijo a EL PAÍS que Otto Pérez debe renunciar a la brevedad, ante el riesgo de ser sometido a un proceso legal que lo lleve directamente a la cárcel. “Estamos viviendo el final del gobierno. Las condiciones no dan para más. El repudio es generalizado en contra de un presidente que perdió toda credibilidad. Si se aferra al poder, las investigaciones demostrarán que se ha beneficiado de la corrupción. Su situación es insostenible”.

Para el periodista José Rubén Zamora, presidente de elPeriódico, un medio que lleva años señalando la corrupción, si Pérez molina se empeña en seguir en el cargo “la conflictividad social se extenderá y el deterioro político se hará más profundo”. En tanto, las redes sociales convocan a una nueva marcha de repudio este sábado.