martes, 2 de junio de 2015

La NSA ve recortado su poder por primera vez desde el 11-S

El senador Mitch McConnell en la Cámara, donde se discute el recorte a la vigilancia de la NSA. / CHIP SOMODEVILLA (AFP)

Las claves de la reforma de la NSA

Los detalles de cómo funciona la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos, qué reveló Edward Snowden y qué va a cambiar


La NSA ve recortado su poder por primera vez desde el 11-S


EL PAÍS Washington 2 JUN 2015 - 05:06 CEST


Estas son las principales preguntas de las claves y causas detrás de la reforma que Estados Unidos tiene previsto aprobar del funcionamiento de la Agencia Nacional de Seguridad. Son los mayores recortes a la vigilancia de la NSA desde los atentados del 11 de septiembre de 2001:

¿Qué es la NSA?

Es un organismo del gobierno norteamericano cuyas funciones principales son la recolección, vigilancia y procesamiento de información sobre ciudadanos estadounidenses por medio de programas cibernéticos que permiten al Gobierno tener acceso a las comunicaciones personales de cada individuo. El objetivo es detectar redes terroristas y prevenir posibles atentados.

¿Quién es Edward Snowden?

Un norteamericano de 31 años nacido en Carolina del Norte con pocos logros académicos, pero con habilidad para los ordenadores. Al acabar sus estudios informáticos en 2005, Snowden trabajó como guardia de seguridad en las oficinas de la NSA en Maryland, a las afueras de Washington. Su destreza para los ordenadores le permitió escalar rápidamente: pasó a ser informático en la CIA; en 2007 fue destinado por la CIA a Ginebra hasta 2009, cuando decidió pasar a la empresa privada.

Trabajó en dos subcontratistas de la NSA hasta junio de 2013 cuando decidió revelar a varios diarios información sobre los programas secretos del organismo norteamericano. Tras sus revelaciones, reside en Rusia por temor a afrontar cargos judiciales si vuelve a Estados Unidos.

¿Qué reveló Snowden?

Miles de documentos que ponen en evidencia el espionaje y control que el gobierno norteamericano ejerce sobre su población. Concretamente, Snowden reveló la existencia de PRISM, un programa secreto que da acceso a la NSA a los servidores de las compañías tecnológicas más importantes en Estados Unidos (Google, Microsoft, Facebook o Apple); y la existencia de un programa de espionaje masivo por parte del equivalente a la NSA en Reino Unido (GCHQ) con acceso a la información de individuos en el ámbito mundial.

También difundió información demostrando que la NSA espiaba a países aliados y sus respectivos líderes (Alemania y Brasil); el uso de un programa llamado XKeyscore que permite al Gobierno saber qué busca cada persona a través de Internet; y finalmente, la capacidad de la NSA de escuchar y leer cada conversación telefónica o mensaje de texto, enviado o recibido, por cualquier persona en Estados Unidos.

¿Qué es la Patriot Act?

Es una ley aprobada el 26 de octubre de 2001 en respuesta a los atentados del 11-S. Su objetivo es crear y reforzar los mecanismos del Gobierno norteamericano para la prevención de actividades terroristas.

¿Qué recoge la sección 215 de la Patriot Act?

La sección 215 de esta ley permite acceso del Gobierno norteamericano a información personal de cada ciudadano bajo el resguardo de la Ley sobre Vigilancia de Inteligencia Exterior (FISA en sus siglas en inglés).

FISA concede al Gobierno el poder de demandar una investigación judicial que le autorice a vigilar, física y electrónicamente, y recabar información sobre personas que puedan estar relacionadas con actividades terroristas o de espionaje contra Estados Unidos.

¿Qué es la Freedom Act?

Una propuesta de ley cuyo objetivo es defender las libertades de los ciudadanos estadounidenses frente al control masivo e indiscriminado ejercido por el Gobierno. La ley pretende limitar el poder del Gobierno, establecido por la sección 215 de la Patriot Act, exigiendo una mayor rigurosidad por parte del tribunal FISA al permitir el acceso a información personal.

El objetivo es asegurar que las investigaciones que lleve a cabo el Gobierno estén estrictamente relacionadas con la seguridad nacional. El cambio más relevante que acarrearía esta ley es que la NSA dejaría de almacenar metadatos (información sobre a quién se llama, dónde y cuánto tiempo) y serían las compañías telefónicas las que lo harían durante un periodo de tiempo. El Gobierno tendría acceso a ellos mediante una orden judicial y el sistema ganaría en transparencia.

¿Qué consecuencias tiene la suspensión actual del programa de metadatos?

Principalmente, la mayor consecuencia de esta suspensión es la incapacidad del Gobierno de continuar con el programa de recolección masiva y análisis de información (autorizado bajo la Sección 215 de la Patriot Act), que fue suspendido el domingo a las 7:44 de la tarde, unas cuatro horas antes de que expirara al caducar la autorización legal de esa sección. Sin embargo, las investigaciones que el Gobierno comenzó antes del 1 de junio podrán continuar utilizando dichas herramientas de espionaje.

La segunda consecuencia es la inhabilidad del Gobierno para hacer el llamado roving wiretap, una técnica que evita que se pierda la vigilancia de un sospechoso por un cambio de dispositivo móvil o de localización ya que autoriza el espionaje sobre la persona y no sus dispositivos. Ahora, el Gobierno tendrá que pedir una orden de investigación por cada dispositivo nuevo que adquiera el sospechoso, haciendo más lenta la investigación y aumentando los riesgos.

La tercera consecuencia es la pérdida de autoridad legal del Gobierno para usar mecanismos de seguimiento y vigilancia de sospechosos “solitarios” si no se les puede relacionar con grupos terroristas.

La sede central de la NSA, a las afueras de Washington. / SAUL LOEB (AFP)

No hay comentarios: