martes, 16 de junio de 2015

La tormenta Carlos se convierte en huracán ante las costas mexicanas

Las playas Acapulco, este domingo / FRANCISCA MEZA (EFE)

El fenómeno, que perdió fuerza durante el fin de semana, alcanza otra vez el nivel 1 y azota con lluvia y fuerte oleaje la zona occidental

DAVID MARCIAL PÉREZ México 16 JUN 2015 - 04:17 CEST


La tormenta tropical Carlos, que lleva azotando la costa occidental de México desde finales de la semana pasada y ha causado ya un muerto, volvió este lunes a ganar fuerza hasta convertirse nuevamente en un huracán. El fenómeno, que bajó su intensidad durante el fin de semana, alcanzó de nuevo la categoría 1 en la escala Saffir-Simpson –en una franja de uno a cinco en grados de potencia- según informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

El organismo indicó a través de un comunicado emitido a las 13.15 hora local (18.15 GMT) que Carlos se encuentra a 130 kilómetros de Lázaro Cárdenas, en Michoacán, y a 280 kilómetros de Manzanillo, en Colima, ambos estados en el suroeste del país.

La evolución de Carlos se dejó sentir desde el domingo en el estado de Guerrero, donde los fuertes vientos han ocasionado la caída de más de 17 árboles y provocaron cortes en el suministro eléctrico en las playas de Acapulco, uno de los centros turísticos del país.

El huracán ha llegado a generar vientos máximos sostenidos de 120 kilómetros por hora con rachas de hasta 140 kilómetros por hora. La zona de prevención establecida por el SMN abarca desde el oeste de Punta San Telmo (Michoacán) hasta Playa Perula (Jalisco). Las previsiones pasan por que huracán genere a su vez fuertes lluvias y oleaje. En la escala de intensidad Michoacán se llevará la peor parte (75 a 150 milímetros de lluvia y olas de tres a cuatro metros), seguido de en Guerrero, Jalisco, Colima (50 a 75 milímetros de lluvia y olas de 2.5 a 3.5 metros) y Nayarit (25 a 50 milímetros).

El Sistema Nacional de Protección Civil mantiene a su vez en alerta naranja -peligro alto- el occidente de Guerrero, en la frontera con el sur de Michoacán. En nivel amarillo -peligro moderado- se encuentran el centro y norte de Michoacán, el resto de Guerrero, el sur de Jalisco y todo Colima, y en alertas menores están algunas zonas de los estados de Sinaloa, Durango, Baja California Sur, Oaxaca, Chiapas y Nayarit.

Las autoridades recomendaron a la población extremar precauciones en los estados mencionados y atender las recomendaciones de Protección Civil. La zona de inestabilidad provocará lluvias muy fuertes también en zonas de Veracruz (de 50 a 75 mm), Tabasco, Oaxaca y Chiapas, y lluvias fuertes (de 25 a 50 mm) en sitios de Tamaulipas, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

La previsión de los meteorólogos es que Carlos vaya perdiendo fuerza en las próximas horas y se degradará a tormenta mañana a las 19.00 hora local (24.00 GMT) cuando se encuentre a 100 kilómetros al suroeste de Manzanillo (Colima).

El océano Pacífico ha generado en estas últimas semanas otros dos fenómenos meteorológicos, Andrés y Blanca, que evolucionaron hasta convertirse en huracanes de categoría 4 en la escala Saffir-Simpson.

No hay comentarios: