viernes, 5 de junio de 2015

La UE planea extender hasta diciembre el castigo a Rusia

Una mujer, frente a un edificio que fue atacado en Donetsk. / ALEXANDER ERMOCHENKO (REUTERS)

Las sanciones restringen la financiación europea de empresas rusas

LUCÍA ABELLÁN Bruselas


La Unión Europea deberá pronunciarse en unos días sobre la principal decisión de política exterior adoptada en el último año: las sanciones a Rusia por su implicación en el conflicto de Ucrania. Las medidas económicas aprobadas en julio de 2014 contra Moscú están a punto de expirar y los Veintiocho pretenden extenderlas seis meses más, hasta finales de año, según confirman a EL PAÍS diferentes fuentes diplomáticas y comunitarias. La decisión formal se tomará en la cumbre que los jefes de Estado y de Gobierno celebrarán el 25 y el 26 de junio en Bruselas. Las sanciones restringen la financiación europea de empresas rusas, imponen restricciones al sector energético y establecen un embargo de armas.

La nueva vigencia de seis meses obedece al deseo de alinear el castigo europeo con los compromisos esbozados en el acuerdo de paz de Minsk entre Rusia y Ucrania, con la mediación de Francia y Alemania. Ese marco establece que el Gobierno ucranio debe haber recuperado el control sobre su territorio a finales de diciembre y los socios comunitarios no quieren bajar la guardia al menos hasta ese momento. Se trata de una solución de compromiso entre los que piden renovar las sanciones otro año completo y los partidarios de una retirada gradual a la vista del cumplimiento —aunque parcial— del alto el fuego. Esa posición, sin embargo, pierde fuerza desde este jueves debido a los nuevos combates en el este de Ucrania.

Temor a una espiral

La Unión Europea mostró inquietud por esos enfrentamientos registrados el miércoles alrededor de la ciudad ucrania de Marinka, controlada por el Gobierno de Kiev. El servicio diplomático europeo los consideró “la violación más seria del alto el fuego desde los acuerdos de Minsk en febrero” y alertó de que pueden “desencadenar una nueva espiral de violencia”. Bruselas no tiene dudas de la responsabilidad en este nuevo combate y subraya que se produjo “tras el movimiento de un importante volumen de armamento pesado hacia la línea de contacto por parte de los separatistas respaldados por Rusia”, según un comunicado del servicio exterior.

Si este es el punto de partida para una “invasión de Rusia” en el este de Ucrania, como denunció este jueves el presidente ucranio, Petró Poroshenko, la UE se planteará endurecer su postura más allá de la extensión prevista en el paquete de sanciones económicas.

No hay comentarios: