domingo, 21 de junio de 2015

Netanyahu descarta el plan francés de acuerdo de paz con los palestinos

El misnitro francés Laurent Fabius y Benjamín Netanyahu, en Jerusalén. / THOMAS COEX / POOL (EFE)

El primer ministro israelí advierte de que no aceptará imposiciones internacionales

JUAN CARLOS SANZ


Benjamín Netanyahu recibió este domingo con un desplante la visita del jefe de la diplomacia francesa, Laurent Fabius, portador de una iniciativa de paz para Oriente Próximo que por primera vez incluye un calendario para el reconocimiento del Estado palestino. Mientras el ministro de Exteriores presentaba la propuesta en Ramala, sede de las instituciones de la Autoridad Palestina, Netanyahu le advertía desde Jerusalén de que rechazará “cualquier imposición internacional a Israel”. “No vamos a aceptar unas fronteras que no seamos capaces de defender”, proclamó.

Después de que la última ronda de negociaciones apadrinadas por Estados Unidos se estancara en abril de 2014 en la espinosa cuestión de los asentamientos de colonos judíos, los dirigentes palestinos han apostado por buscar en las instituciones internacionales el reconocimiento de Gaza y Cisjordania como Estado independiente. Israel, mientras tanto, insiste en la fórmula de las conversaciones bilaterales directas como única salida al conflicto que enfrenta a ambas partes desde 1948.

Tras las elecciones celebradas en Israel el pasado 17 de marzo –en cuya campaña Netanyahu prometió que no aceptaría la creación de un Estado palestino si era reelegido–, la Administración del presidente Barack Obama ha dejado entrever que, sin contar con el compromiso israelí a favor de la solución de los dos Estados, le iba a resultar cada vez más difícil mantener la garantía de veto en el Consejo de Seguridad a las resoluciones cuestionadas por Israel.

El plan de Fabius se centra precisamente, según sus palabras, en esta “ventana de oportunidad” que se abre en el tramo final de la presidencia de Obama. La iniciativa francesa incluye la reanudación de las negociaciones directas entre israelíes y palestinos, amparadas por una resolución de Naciones Unidas, durante un tiempo máximo de entre 18 y 24 meses para las negociaciones, con el apoyo de los países árabes y de la Unión Europea. Si al término del plazo no se hubiese alcanzado un acuerdo, la comunidad internacional podría proceder a reconocer la existencia del Estado palestino.

Fabius alertó el sábado en El Cairo, donde se reunió con ministros de Exteriores árabes, del riesgo de que el estancamiento del proceso de paz desemboque en “un nuevo incendio en la región”. El ministro de Exteriores repitió la misma advertencia en Ramala, donde se encontró con el escepticismo de los responsables palestinos, que calificaron al actual Gobierno israelí como uno de los más refractarios al diálogo en la historia del Estado judío. Cuando el jefe de la diplomacia francesa llegó a Jerusalén ya estaba casi todo dicho sobre la cuestión palestina. Al final Netanyahu reiteró sus posiciones habituales y ambos dedicaron su rueda de prensa conjunta al pacto nuclear con Irán, en el que Francia e Israel mantienen posiciones más próximas.

No hay comentarios: