jueves, 25 de junio de 2015

Rajoy reafirma que dará “la batalla” por De Guindos para el Eurogrupo

El presidente garantiza el futuro de las pensiones y que se devolverá la paga extra a los funcionarios según la recaudación

JAVIER CASQUEIRO Bruselas 25 JUN 2015 - 14:51 CEST


Mariano Rajoy ha aprovechado su presencia hoy y mañana en Bruselas para refrescar su interés por "dar la batalla" en las opciones de su ministro de Economía, Luis de Guindos, para presidir el Eurogrupo. El presidente del Gobierno ha remachado: "Las batallas se dan. Las batallas que no se dan son las únicas que se pierden". El jefe de Gobierno español, que participa hoy en una cita del Partido Popular Europeo y a partir de esta tarde en el Consejo Europeo, ha valorado el prestigio y reconocimiento del que según su criterio goza en Europa De Guindos y ha concluido, además, que sería bueno que hubiera un cambio al frente del Eurogrupo.

El presidente español ha enfatizado que Luis de Guindos es "un gran ministro" y ha relacionado sus méritos con la evolución positiva de la economía española desde el año 2012, cuando ha vuelto a recordar que el país estaba "al borde de la quiebra", para compararlo con la situación actual, donde volvió a destacar que España es el país de Europa que más crece y más empleo crea en la UE. En su campaña por reforzar las opciones de su ministro Rajoy ha concluido: "Creemos que tenemos buenos argumentos".

El jefe de Gobierno español ha reafirmado luego tiene la intención de volver el poder adquisitivo y el total de la paga extra suprimida a los funcionarios en cuanto se confirme en la futura legislatura el alza en la recaudación del Estado. Los funcionarios han recuperado por ahora solo el 25% pero Rajoy solo confirmó que el Ejecutivo "tiene en estudio" que vuelvan a percibir toda la paga suprimida en 2012 si la tendencia económica actual sigue su curso. Rajoy volvió a insistir en ese punto que cuando el PP llegó al Gobierno en 2011 se había perdido un total de 90.000 millones de euros de recaudación y que fue por esa razón por lo que se congelaron y bajaron salarios.

Sobre las pensiones, puestas en cuestión ahora por el gobernador del Banco de España, Luis Linde, el presidente ha asegurado que "están garantizadas para el futuro" y ha introducido el matiz de que ahora "lo importante es que haya más personas trabajando" y así podrán llegar a ser mejores.

El presidente ha descartado que tenga planeado un adelanto electoral, como le han pedido la mayoría de los barones del PP, muchos dirigentes del partido y empresarios en España: "Se lo he dicho tantas veces, que yo creo que ya ni merece la pena, francamente".

No hay comentarios: