miércoles, 1 de julio de 2015

Al menos 50 agentes de seguridad mueren en varios ataques en Egipto

Miemrbos de las fuerzas de seguridad en el escenario del asesinato del fiscal general, Hisham Barakat, el pasado lunes. / MOHAMED ABD EL GHANY (REUTERS)

70 yihadistas atacan distintos puestos de control y una comisaría en el Sinaí

AGENCIAS El Cairo 1 JUL 2015 - 14:04 CEST


Una sucesión de ataques simultáneos contra puestos de control y una comisaría causaron hoy al decenas víctimas mortales en el norte de la península egipcia del Sinaí, donde fuerzas de seguridad y yihadistas libran una sangrienta batalla desde ya hace más de seis horas. Hasta el momento, al menos 50 agentes egipcios han fallecido, según ha informado la agencia Reuters, en lo que constituye la ofensiva más mortífera por parte del terrorismo yihadista en Egipto desde hace décadas.

Según el Portavoz del ejército egipcio, Mohamed Samir, unos 70 terroristas atacaron quince puestos de control , pero las fuerzas de seguridad respondieron de inmediato matando a 22 radicales y destruyendo tres de sus vehículos todoterrenos.

Dichos atentados han sido reivindicados por el grupo yihadista Wilaya Sina (Provincia del Sinaí), leal al Estado Islámico (EI). En un comunicado difundido en internet, Wilaya Sina afirmó que 'los leones del califato atacaron de forma simultánea más de quince posiciones del Ejército apóstata'.

MÁS INFORMACIÓN
El terrorismo yihadista golpea tres continentes a la vez
Los terroristas se ceban con el turismo
El riesgo de ser corresponsal en Egipto

Una fuente de seguridad detalló a la prensa local que en uno de los ataques un suicida hizo estallar un coche bomba en un puesto de control en la zona de Abu Rifai, en Sheij Zueid. De hecho, varias informaciones apuntaban que el EI se habría hecho con el control de Sheij Zueid, una ciudad muy próxima a la frontera del Sinaí. De confirmarse la noticia, sería la primera vez que el EI controla una ciudad en Egipto.

Otros yihadistas atacaron la comisaría de Al Arish, capital de la provincia del Norte del Sinaí, y otros tres puestos de seguridad, donde se enfrentaron a tiros con los efectivos del Ejército y la Policía. En los ataques y los posteriores choques los radicales han empleado granadas RPG y proyectiles de mortero, además de artefactos explosivos.

Las autoridades han decretado la máxima alerta en las instalaciones gubernamentales y de seguridad y en los hospitales, y han enviado una decena de ambulancias a los lugares atacados.

Los atentados terroristas han aumentado en Egipto, principalmente en el Sinaí contra las fuerzas de seguridad, desde el golpe militar de julio de 2013 contra el entonces presidente, el islamista Mohamed Mursi, del que se cumplen ahora dos años. El presidente egipcio, Abdel Fatah al Sisi, ha declarado el norte de la península zona de exclusión militar, ha impuesto el toque de queda y ha impedido el acceso a los medios de comunicación.

Esta cadena de ataques tiene lugar dos días después de que fuera asesinado el fiscal general egipcio, Hisham Barakat, en un atentado con coche bomba en El Cairo, y de que en las últimas 24 horas se registraran otros ataques menores en la capital. Esta oleada de ataques constituye una escalada en el conflicto que enfrenta al régimen del presidente Abdelfatá al Sisi con la insurgencia armada de inspiración yihadista.

No hay comentarios: