domingo, 12 de julio de 2015

Estados Unidos e Irán abordan los últimos escollos para el acuerdo

Antes de ponerse a negociar con Irán, el secretario de Estado, John Kerry, asistió a una misa en latín en la catedral de San Esteban de Viena / AFP

Los ministros de las potencias mundiales y el iraní se acercan al pacto para frenar el programa nuclear iraní a cambio de levantar sanciones

MARC BASSETS Viena 12 JUL 2015 - 18:19 CEST


Después de más de dos semanas de negociaciones en Viena, las potencias mundiales e Irán están más cerca que nunca de una decisión sobre el programa nuclear iraní. Los signos de que el acuerdo podría ser inminente, el mismo domingo o el lunes, se multiplican.

Se acerca el momento de la verdad. Los negociadores tienen dos opciones. Una, aceptar un documento que temporalmente frene el acceso de Irán a la bomba nuclear a cambio de levantar las sanciones internacionales sobre este país. Y dos, renunciar al pacto y arriesgarse a una escalada de las tensiones.

“Creo que llega el momento de tomar algunas decisiones reales”, dijo a la prensa el secretario de Estado de EE UU, John Kerry, que al inicio de la jornada asistió a misa en la catedral de San Estaban

“Espero que por fin entremos en la última fase de esta negociación maratoniana. Creo que es así”, dijo su homólogo francés, Laurent Fabius al regresar de un breve viaje a París.

“Un acuerdo está a nuestro alcance. A estas alturas solo requiere voluntad política”, escribió en la red social Twitter Alireza Miryousefi, consejero del ministro de Exteriores de Irán.

Después añadió: "Estamos trabajando duro, pero un acuerdo esta noche [por el domingo] sencillamente es imposible logísticamente. A fin de cuentas es un documento de 100 páginas".

Que los ministros ausentes en los últimos días u horas hayan regresado o estén a punto de regresar al Palais Coburg, el viejo palacete vienés reconvertido en hotel boutique, es otro signo de que solo faltan retoques al documento final.

En las horas finales, la maquinaria de las especulaciones y los rumores se dispara.

Un fuente del Departamento de Estado, que pidió anonimato, avisó: "Nunca hemos especulado sobre los tiempos [timing, en inglés] durante estas negociaciones, y ciertamente no empezaremos ahora, especialmente teniendo en cuenta el hecho de que quedan temas importantes por resolver en estas conversaciones".

Diplomáticos de varias delegaciones, también amparados en el anonimato, han sugerido a los periodistas que el acuerdo llegará entre la noche del domingo y la mañana del lunes. Según la agencia Associated Press, los negociadores en Viena aprobarán el documento el domingo y lo enviarán a las capitales. Si los gobiernos no plantean ninguna objeción, el anuncio oficial, con una rueda de prensa y la publicación de documentos, ocurrirá el lunes.

El lunes 13 de julio es el cuarto plazo impuesto por Estados Unidos y la Unión Europea, después de que los negociadores incumpliesen los tres anteriores, el 30 de junio, el 7 de julio y el 10 de julio.

No hay comentarios: