jueves, 23 de julio de 2015

Estados Unidos y Cuba firman su primer acuerdo bancario del deshielo

Sucursal del banco Stonegate que ha firmado el primer acuerdo con Cuba / ALAN DIAZ (AP)

El pacto facilitará las transacciones comerciales permitidas entre ambos países

SILVIA AYUSO Washington 23 JUL 2015 - 01:07 CEST


Un banco de Florida ha firmado el primer acuerdo de una institución bancaria estadounidense con una cubana desde el comienzo del deshielo político entre Washington y La Habana el 17 de diciembre. El pacto de corresponsalía entre el Stonegate Bank y el Banco Internacional de Comercio (BICSA) fue cerrado el martes en La Habana, un día después de que Estados Unidos y Cuba restablecieran relaciones diplomáticas y reabrieran sendas embajadas.

En cuanto entre en vigor, en las próximas semanas, el acuerdo permitirá gestionar pagos y transacciones directamente entre los dos países a través de sus respectivas sucursales. "La capacidad de mover dinero fácilmente entre los dos países permitirá aumentar el comercio y beneficiará a las empresas estadounidenses que desesan hacer negocios en Cuba”, dijo el presidente de Stonegate, David Seleski, en un comunicado remitido a este diario.

La negociación ha sido posible gracias a la flexibilización en enero -por orden del presidente Barack Obama- de parte de las restricciones comerciales que EE UU lleva más de medio siglo imponiendo a Cuba en el marco del embargo que pesa sobre la isla desde los años 60.

Se trata de “otro paso en la normalización de las relaciones comerciales entre EEUU y Cuba”, sostuvo Seleski.

El BICSA, fundado en 1993, se dedica sobre todo a la “banca de empresas en el sector de las finanzas en divisas”, según información oficial de Cuba. Stonegate, por su parte, cuenta con 21 sucursales en Florida, sede de buena parte de los negocios que miran hacia la isla. El banco floridano fue además clave en el proceso de normalización de relaciones diplomáticas bilaterales, ya que en mayo accedió a realizar las operaciones bancarias de la entonces todavía Sección de Intereses cubana en Washington -desde el lunes embajada- que llevaba más de un año sin encontrar un banco que llevara sus finanzas.

Esto, junto con la salida de Cuba de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo del Departamento de Estado creó el “contexto adecuado”, en palabras del Gobierno cubano, para reabrir las embajadas cerradas durante 54 años.

No hay comentarios: