miércoles, 1 de julio de 2015

Felipe VI elogia en México el empuje de la tradición emigrante española

El rey Felipe VI y la reina Letizia, este martes. / E. GARRIDO (REUTERS)

El Rey recalca el aporte del exilio republicano al progreso mexicano y hace un guiño a los expatriados de la crisis económica

PABLO DE LLANO México 1 JUL 2015 - 10:27 CEST


Felipe VI, acompañado de la reina Letizia, cerró la segunda jornada de su visita de tres díasa México con un encuentro con la comunidad española en la capital, México DF. El acto se celebró en el Hospital Español y reunió a unos 2.000 asistentes.

MÁS INFORMACIÓN
El Rey: “En España se respeta, conoce, piensa y siente México”
Felipe VI defiende el proceso de reformas emprendido por México
Felipe VI inicia su primera visita de Estado a México
La victoria del exilio

El Rey elogió la solidaridad intergrupal de los emigrantes españoles en México desde el siglo XIX, cuando se fundó en 1842 en la capital el Hospital Español para socorrer a los españoles necesitados. "Es la muestra de un espíritu de ayuda y solidaridad entre compatriotas que, integrándose en la sociedad que les recibió, se apoyaron entre sí en los primeros momentos de su nueva singladura lejos de su Patria. Es también una historia de éxito, como lo demuestran sus extraordinarias instalaciones hospitalarias", dijo Felipe VI.

El monarca recalcó la contribución de los españoles al progreso de México y en particular la del exilio republicano: "Aquellos compatriotas que salieron de España en circunstancias muy difíciles hace ya cerca de 80 años. Entre ellos había profesionales, intelectuales y artistas que se instalaron formando parte muy importante de la vida cultural y académica de México, un país que supieron hacer suyo".

Dando un salto al presente, Felipe VI tuvo un gesto de empatía con los españoles que han emigrado durante la pertinaz crisis económica de los últimos años: "Somos plenamente conscientes de las situaciones y aspiraciones que motivaron vuestra salida de España, como también de los retos que habéis tenido que afrontar al llegar a un nuevo país". El Rey subrayó su "inmenso respeto" por la capacidad de los españoles para adaptarse e intentar prosperar en México, y agradeció que lleven con ellos la imagen de España. "No hay mejores embajadores de lo que representa nuestro país que los españoles allá donde estén".

Cuando terminó su discurso el Rey bajó del estrado con la Reina y atravesaron juntos el salón del Hospital Español saludando a sus paisanos. La pareja real avanzó lento entre la multitud, dando todas las manos posibles a sus compatriotas, ansiosos por saludarlos, algunos con una mano en el teléfono para hacerse un 'selfie' con ellos de fondo y un canapé en la mano libre. Entre croquetas, elogios a los protagonistas y teléfonos inteligentes en acción —"¡Anita, sácales una foto!"— se completó uno de los actos más cálidos de la visita a México de Felipe VI y la reina Letizia, su primer viaje oficial al continente americano.


Los Reyes visitan el Senado mexicano. / ATLAS

No hay comentarios: