lunes, 6 de julio de 2015

Grecia y el perfil centrista del PP

ÓSCAR DEL POZO
Mariano Rajoy, presidente del Gobierno

ESPAÑA / LA ESTRATEGIA DE RAJOY

«Rajoy sabe que, en la línea de lo sucedido en Grecia, parte del electorado del PSOE aplaude el giro radical de Pedro Sánchez»

MAYTE ALCARAZABCESPANA / MADRID - Día 06/07/2015 - 10.16h


Rajoy no va a adelantar las elecciones. Ayer no descartó llevarlas incluso a diciembre. Pero quiere que el PP trabaje como si los comicios fueran mañana. Máxime, tras el resultado del referéndum griego, que cayó como un jarro de agua fría ayer en La Moncloa. Así, por lo menos, lo describen en su entorno: está convencido de que buena parte del millón y medio de votantes que se abstuvieron en las municipales pueden recuperarse si se hace lo que se ha descuidado en tres años. Es decir, si se lleva la iniciativa en asuntos como la democracia interna que los populistas han convertido en bandera electoral, lo que acentuaría su perfil más centrista.

Tal es el empeño de Rajoy «de ir a por todas» que ha ordenado que en la Conferencia Política, que celebrará el PP el fin de semana, «no se marquen líneas rojas». Sin descartar que se aborden reformas que profundicen en «la apertura interna del partido», aunque para ello haya que cambiar los estatutos. Públicamente, el propio presidente ya se ha mostrado dispuesto a abrir ese debate, si bien nadie espera que se tomen medidas concretas -como la instauración de primarias- hasta después de las elecciones generales.

En sus contactos con el nuevo equipo de dirección ha admitido que no se puede fiar la recuperación electoral al reproche del electorado más moderado socialista a las alianzas de Pedro Sánchez con Podemos. Es más, algunos en su equipo ya le han advertido que, pese a que se ponga el foco en denunciar ese giro radical (Rajoy lo volvió a hacer ayer), «hay un número importante de votantes socialistas que no solo no lo penalizan sino que lo aplauden, en la línea de la radicalización vivida por el electorado griego». Y añaden que no es descartable que Ferraz rompa con la tradición de los dos grandes partidos de permitir que gobierne la lista más votada. Es decir, el presidente «no se conforma con ganar, sino que quiere pelear por una mayoría suficiente para optar a revalidar La Moncloa», subraya un responsable parlamentario. De ahí que la rebaja fiscal no haya podido esperar.

El líder popular ha dicho a su núcleo duro que el PP tiene que ser durante la precampaña el «creador de las noticias», animando el debate. Para ello ha reclamado a los vicesecretarios que estén presentes en todos los medios de comunicación, «que pisen platós y aprovechen todo». No es casual que el propio Rajoy haya decidido dar ejemplo multiplicándose en entrevistas y comparecencias públicas durante las últimas semanas. En ese contexto debe entenderse, según sostienen en su entorno, «que haya tomado la iniciativa política no solo en los medios tradicionales sino también en las redes sociales». Precisamente esas fuentes inscriben en esta nueva línea «la cena a la que invitó al Rey Juan Carlos y a los expresidentes de la democracia que, como ocurrió días antes con el almuerzo en una tasca de Madrid con Nicolas Sarkozy, el propio Rajoy se ocupó de colgar inmediatamente en Twitter».

En su equipo ha calado un mensaje claro: Grecia ha demostrado que no queda tiempo para promesas sino para hechos. De ahí que Rajoy pidiera hace dos semanas a Cristóbal Montoro un informe sobre el adelanto de la rebaja del IRPF que anunció en un acto el jueves pasado. No será la única medida, avanzan, y tampoco será el presidente el único en liderar ese discurso de corte social.

Agenda política de Cifuentes

Por eso, en la próxima cita popular, el líder del PP «sacará pecho» de los cuatro gobiernos autonómicos (Madrid, La Rioja, Castilla y León y Murcia) que han resistido al terremoto del 24-M. Y muy especialmente, del de Madrid, cuya titular, Cristina Cifuentes, tomará la palabra como representante de ese «giro al centro» y ese «nuevo modo de hacer política», que la han llevado a ser investida presidenta regional con el apoyo de Albert Rivera. Un escenario que podría tenerse que repetir tras las generales.

No hay comentarios: