jueves, 2 de julio de 2015

París se desmarca de Berlín y apuesta por pactar con Grecia

El presidente de Francia, François Hollande, se dirige a los periodistas en Lyon. / MICHEL EULER (REUTERS)

LA CRISIS GRIEGA »

François Hollande: “No estoy en el veto, en la brutalidad”


Alemania aleja la posibilidad de un acuerdo inmediato con Grecia

CARLOS YÁRNOZ París


El Gobierno de Francia, la segunda potencia de la zona euro, vuelve a tener una posición más comprensiva con Grecia y se muestra dispuesta a buscar “un rápido acuerdo” con Atenas antes del referéndum anunciado para el próximo domingo. Mientras la canciller Angela Merkel insiste en que no hay nada que negociar con Atenas antes de esa consulta, el presidente francés, François Hollande, sostiene que se debe pactar un acuerdo cuanto antes precisamente para evitar el referéndum.

“Francia no está en el veto, en la brutalidad”, ha señalado Hollande este miércoles en referencia a otros líderes que, como la canciller, entienden que el órdago de la consulta imposibilita ya un diálogo de Atenas con el resto de países de la UE hasta conocer la respuesta de los ciudadanos griegos. “Debemos seguir buscando el acuerdo, la negociación…la razón”. "No estoy en las afirmaciones perentorias, en las rupturas brutales".

El mandatario francés argumenta que, si no se logra ese acuerdo inmediato, será inevitable esa consulta que entraña el “riesgo” de que Atenas salga del euro, sobre todo si gana el "no", lo que abriría "un periodo de turbulencias". El referéndum, sostiene Hollande, es “un salto al vacío”. Sobre todo para los griegos porque, como ha repetido el presidente francés, una hipotética salida de Atenas del euro no supondría “un gran riesgo” para la economía francesa.

Para Hollande, también podría celebrarse la consulta con posterioridad al deseado pacto con Atenas. "Si se lograra el acuerdo antes del referéndum, eso sí le daría un gran sentido a la consulta. Si no, el referéndum se celebrará con las consecuencias que se saben".

“Nuestro deber es que Grecia siga en la zona euro”, ha dicho Hollande. Y ese objetivo debe lograrse en estos días críticos “por Europa, por Grecia y por Francia también”. “Como europeo, como francés, estoy a favor de que Grecia siga en la zona euro”. Pero solo depende de Grecia seguir o no en la zona euro. "Mejor asegurar el futuro con certezas que con saltos al vacío".

En la oposición francesa, Nicolas Sarkozy, líder del partido Los Republicanos, sostiene una de las posiciones más duras contra Atenas y su primer ministro, Alexis Tsipras. En una entrevista con el diario Le Monde, Sarkozy considera que "la política irresponsable" de Tsipras "ha conducido al Gobierno griego a suspender de hecho su pertenencia a la zona euro". "Hay que proteger a la zona euro del desastre griego". El primer ministro francés, Manuel Valls, ha censurado en la Asamblea Nacional el tono áspero utilizado por el expresidente.

No hay comentarios: