miércoles, 15 de julio de 2015

Rajoy anuncia que llevará al Congreso el tercer rescate de Grecia para su aprobación

JAIME GARCÍA
Mariano Rajoy comparece en el Congreso

El presidente subraya que el acuerdo ha sido posible por «el cambio radical» de actitud de Syriza después de un fuerte deterioro de la situación en Grecia


MARIANO CALLEJAMARIANOCALLEJA / MADRID - Día 15/07/2015 - 14.44h


El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado este miércoles, en una sesión extraordinaria del Pleno del Congreso, que aunque el trámite no es obligatorio en España, tiene intención de llevar a la Cámara para su debate, y en su caso aprobación, la posición española sobre el tercer programa de rescate solicitado por Grecia, «porque son muchos los recursos que se reclama que garanticen los contribuyentes españoles». [Así contamos al minuto el debate en el Congreso sobre el último Consejo Europeo]

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha explicado en los pasillos del Congreso que el Gobierno llevará a debate y votación las condiciones del rescate y la previsión de la aportación española, antes de la reunión del Eurogrupo que aprobará de forma definitiva el contenido concreto de ese programa. La reunión del Eurogrupo está prevista, en principio, para mediados de agosto, aunque podría ser incluso el 24 o 25 de ese mes. Justo antes será el debate en el Parlamento español, con la comparecencia del ministro de Economía. Los diputados votarán una resolución con las condiciones que se estudiarán y aprobarán en el Eurogrupo. Será, por tanto, una autorización a la negociación y aprobación de los socios europeos, y no un respaldo a una decisión ya tomada.

«Ya les adelanto que yo tengo la mejor predisposición para que este asunto concluya de la mejor manera», ha explicado Rajoy. Enseguida, tanto el jefe de la oposición, Pedro Sánchez, como el portavoz de CDC, Pere Macias, han apoyado esa decisión. No obstante, Sánchez se ha mostrado muy crítico con el Gobierno de Rajoy, y le ha reprochado que no llevara al Parlamento en 2012 el «rescate bancario».

Rajoy ha defendido la posición de España ante la crisis de Grecia y ha subrayado que siempre ha mantenido una actitud «constructiva» y partidaria de mantener el apoyo de Europa al país heleno. A partir de ahí, ha recordado que la situación económica de Grecia se ha deteriorado muy rápidamente en cuestión de meses. «Las acciones unilaterales del Gobierno griego también han provocado un enorme deterioro de la confianza entre sus socios. Y resulta absolutamente imprescindible reconstruir esa base de confianza política», ha señalado.

A partir de ahí, ha explicado que los socios europeos han «constatado el radical cambio de actitud del Gobierno griego sin el cual no hubiera sido posible ningún acuerdo». Un cambio, ha dicho, que abre la posibilidad de negociar un nuevo rescate, cuyo monto se ha incrementado notablemente a causa «del daño que ha sufrido el sistema financiero griego durante estas semanas de restricciones».

Rajoy ha recordado que las necesidades de financiación de Grecia han aumentado de forma notable. Las instituciones estiman que ahora es necesario un nuevo programa, por entre 82.000 y 86.000 millones de euros. Antes de la expiración del segundo rescate, las necesidades de financiación estimadas por el FMI fueron de 52.000 millones. El Gobierno calcula que España tendrá que contribuir con cerca de un 12 por ciento.

JAIME GARCÍA
Pedro Sánchez, secretario general del PSOE

En su turno, el socialista Pedro Sánchez se ha mostrado muy duro con la posición de Rajoy y del Gobierno de España. «Ha sido un convidado de piedra en una crisis en la que España se jugaba mucho», ha lamentado. Su conclusión es que España hoy es un peso ligero en la UE, cuando no hace mucho era un peso pesado.

Sánchez ha reprochado a Rajoy su falta de escrúpulos ante el sufrimiento griego. «Ha usado el sufrimiento de los griegos para buscar un beneficio electoral», le ha acusado.

Sánchez, que ha adelantado su respaldo al acuerdo alcanzado sobre Grecia, ha comentado que siente bochorno porque España, la cuarta economía de la zona euro, se ha puesto de perfil ante la crisis griega.

A partir de ahí, Sánchez ha comparado a Rajoy con el primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, de extrema izquierda. «Los extremos se tocan», ha señalado. «Grecia y España tienen algún en común, un Gobierno que les miente».

Sánchez ha acusado a Rajoy de ser despreciativo, despectivo y displicente con la oposición, y en concreto con él mismo, a quien no ha llamado para fijar una posición común sobre Grecia en las últimas semanas. Fuentes de Moncloa han comentado que está claro que el interlocutor preferido de Sánchez es Podemos, como ha demostrado tras las elecciones del 24-M.

No hay comentarios: