sábado, 1 de agosto de 2015

Atacado el Instituto Lula de São Paulo con una bomba casera

El expresidente Lula, en foto de archivo. / EFE

El artefacto fue lanzado de noche contra la puerta del local

TALITA BEDINELLI São Paulo


El Instituto Lula, en São Paulo, fue atacado la noche del jueves por una pequeña bomba de fabricación casera. El dispositivo fue lanzado desde un coche cerca de las diez de la noche, una hora en el que ya no quedaba personal trabajando. El explosivo golpeó una puerta de hierro de la entidad. Nadie resultó herido.

Es el tercer ataque a edificios relacionados con el Partido de los Trabajadores (PT), creado por el expresidente Luiz Inacio Lula da Silva. El pasado 26 de marzo una bomba fue arrojada contra el edificio de la dirección del partido, en la región central de São Paulo. Once días antes otro explosivo había sido lanzado contra la Dirección Regional del PT en Jundiaí, también en el Estado de São Paulo.

El Instituto Lula, donde el exmandatario brasileño suele dar conferencias y reunirse con políticos, emitió un comunicado en el que calificó el hecho de “ataque político”. “El Instituto Lula ya lo ha comunicado a la policía civil y militar, el Secretario de Seguridad Pública del Estado de São Paulo y el ministro de Justicia, y espera que los responsables sean identificados y castigados”, afirma el texto.

Las imágenes de las cámaras de seguridad que se encuentran en los alrededores del edificio fueron entregadas a la policía, según el organismo. Las grabaciones pueden ayudar a identificar las personas que estaban en el coche desde donde la bomba casera fue lanzada.

La Secretaría de Seguridad Pública de São Paulo aseguró, también a través de un comunicado, que el peritaje criminalístico en el local ya fue ordenado y que las investigaciones han comenzado.

El ataque es un episodio más de la extremada polarización política que se vive en Brasil desde las pasadas elecciones presidenciales, entre los partidarios del Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff, sucesora de Lula, y la oposición al PT.

Miles de personas han salido a las calles en los últimos meses para pedir la destitución de Dilma Rousseff por considerar que la presidenta está relacionada con el escándalo de corrupción de la empresa estatal de petróleo, Petrobras, que ya ha puesto tras las rejas tanto a dirigentes del partido del Gobierno y de otros grupos políticos como a directivos de grandes empresas de Brasil. Una nueva manifestación contra el PT está programada para el próximo 16 de agosto en todo el país.

No hay comentarios: