jueves, 6 de agosto de 2015

Burundi se precipita a su peor crisis tras la guerra civil

Fuerzas de seguridad patrullan por Bujumbura, este martes. / LANDRY NSHIMIYE (AFP)

El líder del partido gubernamental muere tiroteado

AGENCIAS Bujumbura


El líder local Come Harerimana, del partido gubernamental, es la última víctima mortal de la crisis desatada en Burundi. Harerimana murió este miércoles tiroteado cuando viajaba en moto hacia su oficina, en la capital del país, Bujumbura. Un grupo ha comenzado a lanzarle piedras y, cuando estaba en el suelo, le han disparado.

MÁS INFORMACIÓN
El presidente de Burundi es reelegido con el 69% de los votos
Elecciones de alta tensión en Burundi

El ataque contra el político burundés es el tercero de estas características registrado esta semana, tras la muerte en una emboscada del exjefe de los Servicios de Inteligencia Adolphe Nshimirimana, y el asalto cometido por hombres armados contra el veterano activista Pierre Claver Mbonimpa, que resultó herido de gravedad y está ingresado en un hospital de la ciudad.

Mbonimpa ha sido una de las voces más críticas a que el presidente Pierre Nkurunziza se presentase a un tercer mandato, como anunció en abril. La candidatura de Nkurunziza, reelegido en las urnas en julio, ha sumergido al país de los Grandes Lagos en su peor crisis tras la violenta guerra civil desatada en los años noventa entre las etnias hutu, mayoritaria, y tutsi.

En respuesta a esta serie de ataques, Nkurunziza ha llamado a la calma y ha advertido a la población en contra de "caer en la trampa de la venganza". Los habitantes de Citiboke, un distrito de Bujumbura, aseguran que ha habido tiroteos y enfrentamientos en los últimos días y que las fuerzas de seguridad han llevado a cabo varias redadas en busca de armas.

No hay comentarios: