miércoles, 12 de agosto de 2015

Hallados restos de un posible misil Buk en la zona donde cayó el MH17

Lugar del siniestro del vuelo MH17, en la provincia de Donetsk (Ucrania). / REUTERS

Las supuestas pruebas fueron encontradas en una de las misiones de búsqueda en Ucrania

ISABEL FERRER La Haya


La Fiscalía General del Estado holandesa, que investiga junto a un equipo internacional de expertos la causas de la tragedia de vuelo MH17, derribado en julio del pasado año sobre Ucrania, ha encontrado “los posibles restos del sistema de misiles tierra aire de la serie Buk” en la zona del siniestro. El grupo considera que los pedazos son “muy interesantes”, aunque no ha podido establecer todavía una relación causal con la catástrofe, que ocasionó la muerte a 298 personas de 10 nacionalidades (196 holandesas). Se trata de la primera vez que se habla abiertamente de fragmentos de un Buk en el seno de la investigación. El Boeing 777 de Malaysian Airlines cubría la ruta entre Ámsterdam y Kuala Lumpur, y los informes preliminares hablan de su “derribo por el probable impacto de objetos externos con alta energía que atravesaron el fuselaje a gran velocidad”.

MÁS INFORMACIÓN
Kiev y Moscú cruzan acusaciones un año tras la catástrofe del MH17
“Echamos de menos la URSS”
Kiev dice que no se amnistiará a los causantes del derribo del MH17
Kiev avisó del riesgo de su espacio aéreo antes del derribo del MH17
Llegan a Holanda restos del avión derribado en Ucrania
Holanda reconstruirá el avión de Malaysian Airlines caído en Ucrania
Un misil derriba un avión malasio con 298 pasajeros en Ucrania

Separatistas prorrusos y fuerzas leales a Kiev pugnan por el control del este de Ucrania. Kiev acusa a Moscú de lo que califica abiertamente de atentado contra un avión civil. Después de negar la presencia de armas antiaéreas como el Buk en el área, el Gobierno del presidente Vladímir Putin admitió en mayo la posibilidad de un ataque de esta índole. En su opinión lo habría ejecutado, eso sí, el Ejército ucranio. Al trabajo de los fiscales holandeses “se han sumado forenses y especialistas en armamento pesado”, han señalado sus portavoces. “No descartamos ninguna otra teoría”, han añadido. El hallazgo se produjo durante una de las inspecciones realizadas en los últimos meses al este de Ucrania.

A principios de 2015, los propios investigadores hicieron un llamamiento público para recabar más información, en particular testimonios personales o bien fotos del supuesto misil tierra aire disparado contra el MH17. La petición se produjo después de que aparecieran en Internet unas imágenes donde unos rebeldes prorrusos parecían trasladar el equipo de un Buk, a bordo de un vehículo militar, a la zona del impacto en Ucrania. Al día siguiente de la caída del avión, la lanzadera, a la que le faltaban cuatro misiles, regresaba a la frontera rusa. El equipo internacional analiza también las conversaciones telefónicas mantenidas por los separatistas durante esos días y de las que parece deducirse que el Buk entró y salió de Ucrania.

Fiscales de los países que origen de la mayoría de las víctimas (Malasia, Bélgica, Australia y Holanda, además de Ucrania, por ser el lugar del impacto) colaboran en las pesquisas. No está claro, sin embargo, dónde serán juzgados los culpables, una vez que hayan sido señalados. La propuesta de crear un tribunal internacional solo para este caso ha sido rechazada por Rusia, que impuso su veto en el Consejo de Seguridad de la ONU. Holanda había puesto muchas esperanzas en este tipo de tribunal, ya que La Haya alberga dos similares: el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia y el Tribunal Especial para el Líbano. Este último se dedica en exclusiva a juzgar a los causantes del atentado de 2005 que costó la vida al expresidente Rafik Hariri. En el caso del MH17, la investigación civil que corre en paralelo al proceso penal espera publicar sus conclusiones en octubre. En este caso, no habrá responsabilidad criminal, sino que puede pedirse una indemnización para las familias de los fallecidos.

No hay comentarios: