viernes, 28 de agosto de 2015

“La mayoría quiere seguir hasta Alemania o Suecia”

Un refugiado cubre a su hijo, junto a la localidad húngara de Roszke, cerca de la frontera de Serbia. / ATTILA KISBENEDEK (AFP)

CRISIS MIGRATORIA EN EUROPA »

La funcionaria de la agencia de la ONU para los refugiados Caroline van Buren señala que Hungría es solo un lugar de paso en el periplo de los refugiados


BELÉN DOMÍNGUEZ CEBRIÁN Szeged (Hungría) 28 AGO 2015 - 13:54 CEST


Caroline van Buren, subdirectora de ACNUR (Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados) en Europa central, viajó el jueves de Budapest a Szeged (Hungría) para ayudar a los voluntarios locales a asistir a los 700 inmigrantes, en su mayoría refugiados sirios, que fueron trasladados desde esta localidad al sur de Hungría hasta cinco centros de acogida, donde esperarán el asilo. Van Buren, original de Surinam, lleva trabajando con la agencia 22 años, los últimos tres en su puesto actual donde se encarga de Polonia, República Checa, Eslovaquia, Eslovenia, Croacia, Hungría, Rumania y Bulgaria.

Pregunta. ¿Cuál es la situación en el centro de registro en Röszke?

MÁS INFORMACIÓN
Los refugiados de paso ahogan Hungría

Respuesta. Está desbordado. El centro está preparado para 1.000 personas y el miércoles llegaron más de 2.500 de los que 700 eran niños. El jueves eran más de 3.000. Llegan agotados y cansados. Allí tienen que pasar por el proceso de registro de las autoridades húngaras y, después, los que hayan solicitado el asilo son trasladados en tren a otros centros alrededor del país. La capacidad de estos centros es de entre 2.000 y 2.500 personas.

P. ¿Puede Hungría devolverlos a Serbia?

R. No. Una vez han solicitado el asilo y son trasladados a estos centros, el Gobierno húngaro no les devolverá y debe tener la capacidad para acogerlos a todos a la espera del asilo. Si tienen que poner tiendas de campaña, las ponen hasta que lleguen a los 10.000. Incluso hay uno de estos centros donde el número de refugiados ha ido disminuyendo.

Caroline van Buren.

P. ¿Por qué?

R. Muchos refugiados no quieren ir allí. Se les da el billete de tren y deciden continuar su viaje. El Gobierno no los puede controlar y tampoco los centros, que son abiertos. No son centros de detención.

P. ¿Por qué muchos inmigrantes se niegan a que les toman las huellas dactilares?

R. No estoy segura de cómo está gestionando Grecia el problema. Las miles de personas que están entrando en Hungría a través de Serbia no han sido registradas en ningún país de la UE, incluso si su primer destino fue Grecia. Las autoridades helenas, en teoría, deben registrar a todo aquel que entra…. pero ellos tienen muchos otros problemas también. Así que Hungría es su primer país de llegada. La mayoría quiere seguir hasta Alemania o Suecia. No quieren ser registrados porque si continúan su camino hacia otros países de la UE y les detienen, serían inmediatamente devueltos a Hungría, y ellos no quieren quedarse aquí. Es un lugar de paso.

P. Alemania no los devolvería...

R. Angela Merkel cambió el protocolo de Dublín y no va a devolver a ningún sirio que llegue a suelo alemán y sea solicitante de asilo incluso si ha sido registrado en otros país. Y la mayoría de los que están entrando a Hungría son sirios o afganos.

P. La medida se centra en los sirios...

R. Me parece un buen paso. Hasta ahora, Alemania es el único país que ha tomado medidas y eso hay que reconocerlo. Hay que esperar a ver si otros Gobiernos toman ejemplo. Hungría está desbordada y no puede con todo. Es un gesto de solidaridad.

P. ¿Hasta cuándo esta situación?

R. Mientras la guerra en Siria continúe, los ciudadanos sirios van a intentar poner a salvo sus vidas. Nosotros haríamos lo mismo. ACNUR está intentando apoyar a los países vecinos, como Jordania, Líbano Turquía e incluso Irak, que es donde la mayoría de los refugiados se dirige. Es muy importante apoyar a los países cercanos a Siria.

P. ¿Qué cree que pasará si Hungría cierra su frontera con Serbia?

R. De momento estamos vigilando y controlando muy de cerca la frontera entre Serbia y Croacia pero por ahora la situación allí es de calma. Si el flujo migratorio cambia y se mueve hacia esa zona, Eslovenia sería el primer país Schengen [de libre circulación de personas]. Tendremos que estar atentos.

P. ¿Cómo ve las cuotas de asilo que Bruselas propuso a los Veintiocho?

R. Creo que es una buena propuesta. Es necesario aliviar la situación de Italia y Grecia. Por supuesto nos gustaría ver más compromiso de los Estados. Pero es un buen primer paso.

No hay comentarios: