martes, 4 de agosto de 2015

Pakistán ejecuta a un preso pese a la polémica sobre su edad

Una parienta de Shafqat Hussain muestra una foto con el rostro del condenado, el 12 de marzo de 2015. / SAJJAD QAYYUM

En 2015 el país asiático ha justiciado a 150 reos por supuestos casos de terrorismo

AGENCIAS Islamabad 4 AGO 2015 - 12:29 CEST


Pakistán ha ejecutado este martes a Shafqat Hussain, un joven condenado a muerte en 2004 por el asesinato de un niño de siete. La defensa y la familia de Hussain han sostenido durante el proceso legal que el joven tenía 14 años cuando fue condenado. La justicia pakistaní ha confirmado la sentencia de muerte, pese a las protestas de grupos de derechos humanos, Naciones Unidas y la Unión Europea, que en los últimos meses habían pedido clemencia.

MÁS INFORMACIÓN
Pakistán reactiva la pena de muerte por casos de terrorismo
Al menos 132 escolares muertos en un ataque talibán en Pakistán
Pakistán ejecuta a 12 condenados a muerte tras el fin de la moratoria
GRÁFICO La pena de muerte en el mundo

La sentencia fue demorada en los últimos años porque, desde 2008, se mantuvo una moratoria de la pena capital. En diciembre de 2014, trasun ataque talibán a una escuela del noroeste del país donde murieron 132 niños, Pakistán recuperó la condena de muerte por casos de terrorismo. En marzo el tribunal ratificó la sentencia contra Hussain. En lo que va de año, Pakistán ha ejecutado a 150 reos de los 8.000 que están en el corredor de la muerte.

Los familiares del joven aseguraron que Hussain tenía 14 años en la época de los hechos, aunque no presentaron ningún documento de nacimiento. Denunciaron, además, que en el cuerpo del condenado se encontraron “quemaduras de cigarrillo”. Según una investigación de la agencia Reuters, la mayoría de funcionarios de policía no están entrenados para llevar a cabo investigaciones sobre terrorismo, y en muchos casos los sospechosos acaban confesando su supuesto crimen tras ser torturados.

“Las autoridades de Pakistán nunca han llevado a cabo una investigación adecuada sobre el caso de Hussain”, ha denunciadoReprieve, una organización que lucha contra la pena de muerte. “En el momento de su sentencia, las autoridades se han negado a considerar el registro escolar del joven, que podría haber aportado la prueba de que era menor de edad cuando fue condenado a muerte”, ha declarado la organización en un comunicado.

En junio, Naciones Unidas afirmó que el juicio de Hussain no contaba con los estándares internacionales necesarios. La ONU pidió, además, a Pakistán que investigase las acusaciones de tortura y su supuesta minoría de edad. La Unión Europea también pidió la suspensión de la ejecución; mientras que Amnistía Internacional calificó en junio todo el proceso de "farsa" que “ha ido demasiado lejos durante demasiado tiempo", y afirmó que condenar a muerte a un menor es "una violación de la ley internacional y paquistaní".

No hay comentarios: