domingo, 16 de agosto de 2015

Rajoy, vacaciones con el despacho a cuestas

REUTERS
Mariano Rajoy durante su intervención tras la audiencia con Felipe VI.

El presidente del Gobierno convierte sus apariciones públicas veraniegas en la guía política de los próximos años al hablar sin tapujos de la reforma de la constitución o la financiación autonómica


V.R.A / MADRID - Día 16/08/2015 - 06.33h


El 31 de julio Mariano Rajoy comparecía en el Palacio de La Moncloa para hacer balance del curso político y del conjunto de la legislatura. Comenzaban unas vacaciones para tomar impulso para unos meses decisivos. Con las elecciones catalanas como primera parada y con los comicios generales en el horizonte inmediato.

Pero precisamente ese agitado calendario ha llevado al presidente del Gobierno a llevarse el despacho a cuestas en las vacaciones. En las dos semanas que distan de su intervención de cierre del curso político,Rajoy ha comparecido hasta en cuatro ocasiones.

El primer alto en el camino lo hizo el presidente el 4 de agosto. Convocó una rueda de prensa en La Palma del Condado (Huelva) para valorar la convocatoria oficial de las elecciones catalanas para el próximo 27 de septiembre, que Artur Mas había oficializado la noche anterior.

Su discurso incidió en la postura firme que el Gobierno mantiene respecto al desafío secesionista. «Nadie va a convertir a ciudadanos de Cataluña en extranjeros en su propio país», destacó Rajoy. El presidente incidió en que «nadie va a romper España de ninguna de las maneras», ni a deshacer los vínculos que existen entre los catalanes y el resto de los españoles.

Tan solo tres días después el presidente reaparecía en su habitual audiencia de verano con el Rey en el Palacio de Marivent. En la posterior comparecencia ante los medios de comunicación, Rajoy reconoció por primera vez que está abierto a debatir una reforma de la Constitución siempre que se alcance un consenso similar tan grande como el que se alcanzó en 1978.

Aunque Rajoy dijo en cualquier caso que sería una cuestión a debatir en la próxima legislatura: «No se va a hacer una reforma de la Constitución ahora, porque no tiene sentido. La constitución española, que me gustaría poner una vez más en valor, recoge la garantía de los derechos y libertades de ciudadanos, su igualdad, la soberanía nacional».

Pero se abrió inequívocamente a estudiar la cuestión: «Claro que se puede modificar la Constitución, el ministro de Justicia apuntó algunas de ellas: la sucesión de la Corona o las competencias entre comunidades autónomas, por ejemplo».

El presidente está convencido de que la próxima legislatura será crucial. Y por eso, en sus comparecencias estivales ha tratado de explicar las cosas que se pueden hacer tras superar las principales dificultades económicas.

El 11 de agosto, durante una visita al municipio pontevedrés de Mondariz, Rajoy avanzó que en la próxima legislatura «habrá que abordar» la financiación de las comunidades autónomas y, «sin duda alguna, puede ser un buen momento» para debatir «si es bueno o no» hacer una reforma de la Constitución.

Durante una visita al municipio pontevedrés de Mondariz Balneario, Rajoy ha comentado que superada la crisis, «se puede y se debe hacer otras cosas», como trabajar sobre la financiación de las comunidades autónomas, puesto que hasta ahora «era absurdo pretender abordarlo en una etapa donde no había recursos ni ingresos».

Su última aparición pública tuvo lugar el pasado viernes. En el municipio gallego de Ordes, Rajoy valoró la comparecencia de Fernández Díaz, y estimó que diese explicaciones «de manera rápida e inmediata» sobre su reunión con Rodrigo Rato y ha criticado que la oposición sólo quiera «pescar en río revuelto» con este tema.

No es menos cierto que muchas de estas intervenciones son ya una tradición, y no es novedad, pero en esta ocasión casan a la perfección con la estrategia del Partido Popular para los próximos meses, que pasa por dar más explicaciones y que el presidente tenga más presencia. Rajoy ha convertido sus apariciones públicas veraniegas en la guía política de los próximos años, al hablar sin tapujos de la reforma de la constitución o la financiación autonómica.

No hay comentarios: