lunes, 7 de septiembre de 2015

Cameron, dispuesto a participar en los ataques sobre Siria en un mes

David Cameron, en su reciente visita a Madrid. / FRANCISCO SECO (AP)

El Gobierno británico confía en recabar el apoyo suficiente en el Parlamento para extender su acción militar

PABLO GUIMÓN Londres 7 SEP 2015 - 14:20 CEST


El Gobierno británico parece decidido a que el país participe de pleno en acciones militares en Siria contra el Estado Islámico y planea hacerlo, según fuentes del partido conservador citadas por el Sunday Times, en el plazo de un mes como máximo. Dos años después de queel Parlamento rechazara, con los votos de la oposición laborista, participar en bombardeos en Siria, el Gobierno parece convencido de que, en esta ocasión, logrará la autorización parlamentaria.

Los líderes del grupo tory en los Comunes, que ostenta una frágil mayoría de 12 escaños, dan por hecho que contarán con el apoyo de suficientes diputados laboristas para contrarrestar a la treintena de diputados conservadores que previsiblemente se opondrán a la ampliación de la acción militar más allá de las fronteras iraquíes, donde la aviación británica ya participa en los bombardeos de la coalición internacional contra el EI.

La elección del próximo líder laborista, que se decidirá este sábado, añade un elemento de incertidumbre. Pero los tories ven ahora como una oportunidad la victoria del izquierdista Jeremy Corbyn, que todo el mundo parece dar por hecha. Corbyn se opone sin matices a la acción militar, pero cuenta con escaso respaldo entre los diputados laboristas: su apoyo viene de simpatizantes ajenos al aparato, muchos de los cuales se han registrado en las últimas semanas para votar en la elección de líder. El Gobierno confía en que la votación sobre la intervención en Siria sea aprovechada por los diputados laboristas más moderados para escenificar su desafío al nuevo líder, votando en contra de su postura. Algo que, por otro lado, Corbyn ha hecho en más de 500 ocasiones en sus 32 años de diputado.

El Gobierno, según el Sunday Times, planea celebrar la votación sobre la intervención en Siria en la primera semana de octubre, justo después de que el Partido Laborista se reúna y estrene liderazgo en su Congreso anual en Brighton.

La postura del Gobierno, a favor de extender la acción militar británica a Siria, es clara. “Hay que enfrentarse con el problema en su origen, que es el régimen malvado de Asad y el terrorismo del EI”, ha dicho Osborne, canciller del Exchequer, en referencia a la crisis de refugiados que atraviesa Europa. Una encuesta de opinión, publicada el domingo por el diario The Sun, apunta a un apoyo de los británicos a que el país participe en los ataques en Siria. El 52% apoyaría una mayor implicación de las fuerzas británicas para acabar con la guerra civil en aquel país, mientras que un 22% se opondría.

David Cameron tienen previsto ofrecer esta tarde, ante el Parlamento, los detalles de los planes del Gobierno para acoger a más refugiados que huyen del conflicto sirio. El país ha rechazado participar en el sistema de cuotas propuesto por la Comisión Europea, por el que a Reino Unido le correspondería acoger a 18.000 refugiados. Se espera que, finalmente, anuncie que el país acogerá a más de 10.000.

No hay comentarios: