sábado, 26 de septiembre de 2015

Felipe VI llama a eliminar los excesos del crecimiento actual

Felipe VI se dirige a la Asamblea General de la ONU este viernes. / AP

Felipe VI pide ante la cumbre de Naciones Unidas un desarrollo con equidad

AMANDA MARS Nueva York 26 SEP 2015 - 13:31 CEST


El Rey Felipe VI participó este viernes en la Cumbre de Desarrollo de Naciones Unidas y llamó a “corregir” un modelo de crecimiento cuyos agujeros han sido desvelados por la crisis económica mundial. El monarca pidió en su discurso en Nueva York un desarrollo con equidad, tanto para los países ricos, como los pobres y de renta media, y resaltó la necesidad de crear oportunidades con la creación de puestos de trabajo, especialmente para los jóvenes, un ámbito en el que España, admitió, “es especialmente sensible”.

En su segunda visita a EE UU en pocos días, Felipe VI intervino en la reunión plenaria de la cumbre que aprobó la nueva agenda de desarrollo a pocos días de que comience, en octubre, el mes de la presidencia española del Consejo de Seguridad de la ONU. El monarca ya participó el año pasado en la Cumbre del Clima. Su padre, el rey Juan Carlos, habló en tres ocasiones ante la Asamblea.

“Incluso en países más desarrollados, la experiencia de la reciente crisis global ha puesto al descubierto la fragilidad de muchas realidades que considerábamos sólidas. Y, sobre todo, nos ha alertado de que nadie es inmune a las debilidades de un modelo de crecimiento que ahora hemos de corregir y perfeccionar preservando sus fortalezas y eliminando sus excesos”, dijo el Rey.

MÁS INFORMACIÓN
Sigue en directo los discursos en la ONU sobre la agenda de desarrollo
El Papa denuncia el uso de la ONU para legitimar guerras
Raúl Castro vuelve a Estados Unidos más de medio siglo después

En el marco de la cumbre, se reunió con el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, así como con el rey de Jordania, Abdala II. El Rey, que participa en la cita acompañado por el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, también pudo saludar al presidente colombiano, Juan Manuel Santos, al primer ministro libanés, Tamam Salam y la presidenta chilena, Michelle Bachelet. Con Ban Ki-Moon, reiteró el compromiso de España con los resultados de este cumbre y le invitó a acudir a Madrid para los actos a finales de octubre del 60 aniversario del ingreso de España en la ONU. El día anterior, estuvo con el expresidente Bill Clinton para conocer la labor de su fundación y fue al Instituto Cervantes.

En su discurso, Felipe VI advirtió de que el desarrollo “no es, no lo ha sido nunca, un proceso uniforme, ni su alcance está asegurado”, de modo que “guerras como en Siria, catástrofes naturales como el terremoto de Nepal o epidemias como la del ébola pueden hacer retroceder décadas las conquistas alcanzadas por los países en desarrollo y demandan nuestra solidaridad y atención sostenida”, recalcó.

El Rey sacó pecho por la cooperación española al resaltar que hizo la mayor aportación de un país para apoyar los Objetivos de Desarrollo del Milenio a través del Fondo ODM y que ahora la UE se ha comprometido a aportar el 0,7% del PIB en ayuda al desarrollo en el horizonte 2030. La aportación de España está ahora, tras dos recesiones, lejos de ese 0,7%.

Don Felipe habló en dos ocasiones sobre equidad. La globalización de las finanzas, dijo, así como de la tecnología o la información deben ir acompañadas de ella, además de la solidaridad o la libertad. Luego abundó: “Es esencial conseguir un desarrollo con equidad, el disfrute, real y efectivo, de derechos y la igualdad de oportunidades para todos”, señaló, para lo cual vio necesario “generar oportunidades, tanto en la educación —y de ahí el impulso al conocimiento, la innovación y la tecnología—, como en la creación de puestos de trabajo, especialmente de empleo juvenil, ámbito en el que España es particularmente sensible”.

El Rey apeló a la idea de una “comunidad global” de ciudadanos “regida por el derecho y orientada al bien común”, avanzada por Francisco de Vitoria. Dijo que hace 70 años, al nacer la ONU, el mundo “dio un paso de gigante hacia el cumplimiento de ese sueño” y que entonces, como ahora, el objetivo de todos “es alumbrar una comunidad de ciudadanos”.

No hay comentarios: