jueves, 24 de septiembre de 2015

Iberdrola construirá en México una planta eléctrica por 400 millones

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez-Galán / EFE

La compañía española se consolida como primer productor privado de electricidad del país con 20 
millones de clientes

DAVID MARCIAL PÉREZ México 24 SEP 2015 - 00:04 CEST

Iberdrola continúa ensanchando su presencia en México. La compañía española se ha adjudicado un contrato para construir una planta de ciclo combinado de 850 megavatios de potencia en Nuevo León, el estado más industrializado y próspero al norte del país. La inversión del proyecto asciende a 400 millones de dólares y estará lista para producir energía en 2018.

La compañía española que preside Ignacio Sánchez Galán refuerza así su posición como primer productor privado de electricidad en el país, superando el listón de los 6.000 megavatios de potencia. Hasta ahora, 5.000 corresponden a plantas de ciclo combinado –la generación de electricidad a partir de gas natural- y 230 a parques eólicos, que en total dan servicio a una clientela superior a los 20 millones de personas en el país.

Las obras arrancarán en 2016. Iberdrola será, además, la encargada de la operación y el mantenimiento de la central, localizada en el municipio de Escobedo, y que dará suministro a dos millones de mexicanos. Como adjudicataria, la empresa española venderá la energía que genere mediante un contrato de 25 años a la Comisión Federal de Electricidad, la empresa estatal encargada de proveer el servicio final. México lleva desde 2013 inmerso en un profundo cambio de su mapa energético. La apertura hacia manos privadas de la explotación de sus recursos no sólo afecta al petróleo, el tradicional maná de la economía nacional y que aporta una cuarta parte de los ingresos estatales.

La reforma energética también busca nuevos diseños para la producción y distribución de electricidad. El reto es transitar a un futuro sostenible de la mano de plantas más eficientes, que usen un combustible fósil menos contaminante que el carbón o el combustóleo, un derivado del crudo que sigue suponiendo la principal fuente de electricidad en México. La liberalización del sector comenzará de manera progresiva a partir del año que viene, cuando operadores privados podrán vender directamente su electricidad al mercado final.

El Gobierno decretó en enero una reducción de las tarifas eléctricas para uso doméstico e industrial de un 1,9% y un 2,4% respectivamente. Organismos como el FMI se han mostrado optimistas con respecto a los futuros resultados de la reforma en la factura de la luz y prevén un auge del gas natural en el país. Además de la producción propia, podría aprovechar el bajo costo del gas natural en Estados Unidos para incrementar considerablemente su importación. La ampliación del Sistema Nacional de Gaseoductos, una de las imposiciones de la reforma, camina en esa dirección.

El total de proyectos en marcha por parte de la compañía suman más de 1.000 millones de inversión

"La reforma energética es muy positiva para empresas como la nuestra. Hay otras dos o tres licitaciones en las que estamos participando que esperamos que se resuelvan este año", señala un portavoz de le empresa. México es uno de los territorios estratégicos para Iberdrola, con presencia en el país desde hace 15 años. El total de proyectos en marcha por parte de la compañía suman más de 1.000 millones de inversión. Están en fase de construcción dos nuevas plantas de ciclo combinado -Baja California III y Dulces Nombres V-, tres cogeneraciones -Ramos Arizpe, San Juan del Río y Altamira- y los parques eólicos de Pier 2, en el Estado de Puebla y Dos Arbolitos, en Oaxaca. La eléctrica española prevé realizar unas inversiones de 5.000 millones de dólares en los próximos cinco años.

Otra empresa española salió recientemente vencedora de otra adjudicación en el sector eléctrico mexicano. La Comisión Federal de Electricidad adjudicó en mayo al consorcio liderado por ACS, a través de su filial Cobra, Avanzia e Initec, la construcción de la central de ciclo combinado Valle de México II, con una capacidad de 615 megavatios, por aproximadamente 425,3 millones de dólares.

No hay comentarios: