miércoles, 30 de septiembre de 2015

Jueces franceses investigan por crímenes de guerra a El Asad

Una madre siria llora mientras sostiene a sus hijos tras a Grecia. / SANTI PALACIOS (AP)

Basada en miles de fotos de asesinatos y torturas, la denuncia la ha presentado el ministro de Exteriores


CARLOS YÁRNOZ París 30 SEP 2015 - 15:04 CEST

En pleno debate internacional sobre si el dictador sirio Bachar el Asad puede desempeñar o no un papel en la solución para poner fin a la guerra en el país, Francia ha dado un paso más para declararlo un proscrito. El ministro de Exteriores, Laurent Fabius, ha acudido a los tribunales para que investiguen al régimen por “crímenes de guerra”. Se basa en miles de fotografías de víctimas de asesinatos y torturas entre los años 2011 y 2013.

El denominado Informe César contiene más de 55.000 imágenes de esos crímenes. Hace dos años, un policía que había trabajado para los militares sirios -que utiliza el seudónimo de César por motivos de seguridad- logró sacar del país todo ese material para denunciar los horrores cometidos por las fuerzas de El Asad. Entre las víctimas, unas 11.000 según los expertos que analizaron el informe junto al fotógrafo, figuran cientos de personas encarceladas por el régimen, algunas de las cuales fallecieron de hambre en sus celdas.

MÁS INFORMACIÓN
Francia alega “legítima defensa” para su bombardeo en Siria
EE UU afirma que Rusia ha bombardeado por primera vez en Siria
Putin y Obama impulsan alianzas rivales en la lucha al yihadismo
Por qué El Asad cuenta tanto

Un portavoz de Exteriores ha señalado que el departamento recibió todo el material a finales del pasado agosto y que Fabius optó por ponerlo en manos del fiscal de París el 10 de septiembre. Se basó, dice el Ministerio, en el artículo 40 del Código de Procedimiento Penal, según el cual toda autoridad pública o funcionario que tenga conocimiento de un delito debe ponerlo de inmediato en conocimiento de la fiscalía y poner en manos de los jueces toda información de que dispongan.

En declaraciones a iTele, Fabius ha señalado: “Frente a esos crímenes que golpean la conciencia humana, es nuestra responsabilidad actuar contra la impunidad de esos asesinos”. Para el ministro, el Informe César pone de relieve “la crueldad sistemática del régimen de El Asad”. Los jueces han abierto una investigación preliminar. Tendrá todas las opciones de seguir adelante si entre las víctimas o verdugos hay algún ciudadano con nacionalidad francesa, o si alguno de los autores de los crímenes reside en Francia.

Francia, que ya hace dos años propuso bombardear las tropas del régimen sirio, se sitúa ahora entre los países que exigen que El Asad abandone el poder como condición indispensable para lograr una transición política en Siria, aunque admite negociaciones con elementos del régimen. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, también ha expresado su rechazo a contar con El Asad para negociar una solución. Es lo contrario que defiende el presidente ruso, Vladimir Putin.

Francia participa desde el domingo pasado en los bombardeos contra los yihadistas en Siria. El Observatorio de Derechos Humanos de ese país ha señalado que, en esos bombardeos del domingo, murieron 30 personas. Los ministerios franceses de Exteriores y Defensa no han confirmado ni desmentido el dato. Ese día, cazas Rafale atacaron un centro de entrenamiento yihadista al este del país. El Gobierno francés alegó “legítima defensa” porque, dijo, en esos campos se entrenan terroristas para atentar después en Francia.

No hay comentarios: