miércoles, 2 de septiembre de 2015

La Fiscalía de Guatemala impide al presidente abandonar el país

El presidente de Guatemala Otto Pérez. / EFE

ELECCIONES EN GUATEMALA

El presidente deberá someterse a la justicia por su supuesta implicación en una red de corrupción aduanera


JOSÉ ELÍAS Ciudad de Guatemala 2 SEP 2015 - 04:30 CEST


El Congreso de Guatemala decidió, la tarde de este martes, retirar la inmunidad al presidente Otto Pérez, por lo que el mandatario deberá responder, ante los tribunales ordinarios, por los delitos que se le imputan, el más destacable, liderar una mafia que expoliaba al Estado desde las aduanas. Además, un juez ha impuesto al mandatario una medida de arraigo para impedir una posible fuga mientras se desarrolla la investigación.

El suceso, sin precedentes en la historia contemporánea del país, se da 12 días después de que la Fiscalía y la Comisión internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) denunciaran al mandatario y ordenara prisión para la ex vicepresidente, Roxana Baldetti.

A la sesión extraordinaria, convocada exclusivamente para conocer la recomendación de la Comisión Pesquisidora que estudió el expediente de la Fiscalía y la CICIG, y recomendó que Pérez Molina fuera desaforado, asistieron 132 de los 158 diputados del Legislativo. La decisión fue abrumadoramente mayoritaria: un solo voto en contra, el del diputado del Partido Patriota (en el poder), Gregorio Nolasco.

El Congreso deberá enviar, esta misma tarde, el resultado de la votación ante el Supremo, que designará a un juez de alto impacto para que procesar al mandatario.

Pérez Molina todavía guarda un as bajo la manga: un recurso interpuesto ante el Constitucional y que deberá resolverse a la brevedad. Se espera que la resolución sea adversa al mandatario, toda vez que se trata de una evidente argucia legal destinada a retrasar el proceso.

MÁS INFORMACIÓN
Arrestada la última vicepresidenta de Guatemala, Roxana Baldetti
El empresariado de Guatemala exige la dimisión del presidente
La dimisión de otros dos ministros acorrala al presidente guatemalteco
Otto Pérez se aferra a la presidencia e intenta no perder su inmunidad

La votación del Congreso fue recibida por una ovación en el seno del Legislativo, a la que se sumaron un centenar de ciudadanos que manifestaba en las afueras del palacio de los diputados. Cantos y quema de petardos son parte de una celebración que empieza a congregar a cientos de guatemaltecos en la Plaza Mayor.

En una primera reacción oficial, Jorge Ortega, portavoz presidencial, dijo que el Ejecutivo es respetuoso de la legalidad y se someterá a la ley. “Colaboraremos en las investigaciones de la Fiscalía y la CICIG”, añadió.

Nada más conocerse la decisión del Congreso, que con una votación abrumadora privó de la inmunidad inherente a su cargo al presidente Otto Pérez, la Fiscal General del Estado, Thelma Aldana, ordenó el arraigo del mandatario. La medida fue inmediatamente ratificada por el Juez de Mayor Riesgo B, que también conoce del proceso en contra de la ex vicepresidente, Roxana Baldetti.

“La decisión obedece al temor de que Pérez Molina, quien, ya sin el respaldo de la inmunidad inherente a la Presidencia de la República, intente abandonar el país”, dijo Aldana. La magistrada añadió que la Fiscalía ha determinado que Pérez Molina era el máximo jefe de la mafia que operaba en las aduanas. “Ya no se puede llegar más alto en esa estructura mafiosa”, dijo Aldana.

Como siguiente paso, el juzgado de Mayor Riesgo podría dictar el arresto de Pérez Molina en las próximas horas, incluso antes de las elecciones generales del próximo domingo.

En tanto, en la Plaza Mayor de la capital guatemalteca y en pueblos y ciudades de provincia, se vive una auténtica fiesta popular, en lo que se considera una victoria del pueblo en contra de las mafias que han secuestrado la dirección del país.

No hay comentarios: