sábado, 5 de septiembre de 2015

La sentencia contra Leopoldo López, aplazada hasta el jueves

Leopoldo López, el día de su detención. / ALEJANDRO CEGARRA (AP)

SENTENCIA CONTRA EL DIRIGENTE OPOSITOR »

El líder de Voluntad Popular, encarcelado desde febrero de 2014, podría ser condenado a 13 años de prisión si se le declara culpable


El alto precio de la libertad. Por LILIAN TINTORI

EWALD SCHARFENBERG Caracas 5 SEP 2015 - 06:56 CEST


La decisión en el juicio contra Leopoldo López ha quedado postergada para el próximo jueves 10 de septiembre. Así lo dispuso la jueza Susana Barreiro, tras casi siete horas de sesión, en la que la defensa y los acusados pudieron exponer sus argumentos.

La audiencia había empezado con retraso por una incidencia inesperada: otro de los acusados con López en el mismo proceso, Marco Coello, de 19 años de edad, quien permanecía en libertad condicional, no llegó al tribunal. Según trascendió, Coello se habría fugado la noche anterior al estado de Florida, en Estados Unidos. Su incomparecencia motivó a la Fiscalía a solicitar que la juez del caso, Susana Barreiro, revoque las medias cautelares concedidas a Coello.

La huida de uno de los acusados no bastó para suspender la vista, que terminó al filo de la medianoche en Caracas. En cambio, sirvió para incrementar la expectativa con la que la capital venezolana había amanecido el viernes, ante esta audiencia en la que López, preso en la cárcel militar de Ramo Verde desde febrero de 2014, debe recibir sentencia. López, exalcalde del municipio capitalino de Chacao y líder del partido Voluntad Popular (VP), afronta cargos por instigación pública, asociación para delinquir y determinación en daño e incendio. Si se le declara culpable, podría ser condenado a 13 años de prisión.

Piquetes de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada) cerraban desde horas de la madrugada los accesos al Palacio de Justicia, en pleno centro de Caracas, sede del Tribunal 28 de Juicio donde se desarrolla el proceso desde julio de 2014. La vista es la número 71 de un proceso presidido por la juez Susana Barreiro, en el que también se juzga a otros cuatro jóvenes –además de Coello, Ángel González, Christian Holdack y Damián Martín- detenidos por las autoridades durante los disturbios en Caracas del12 de febrero de 2014.

Diversos indicios adelantan para el jueves un fallo condenatorio. El Gobierno de Nicolás Maduro, que ejerce el dominio sobre el Poder Judicial, responsabiliza a López como autor intelectual de las protestas callejeras –coloquialmente conocidas como guarimbas- que azotaron Caracas y otras ciudades del país durante el primer semestre de 2014, con un saldo de 43 muertos y cientos de heridos.

Lilian Tintori, esposa de López y principal vocera de la cruzada por su liberación, parecía hacerse a la idea de una sentencia contraria este jueves, cuando distribuyó a través de las redes sociales un vídeo que resume las irregularidades del proceso contra su marido. Así mismo, dio a conocer en un acto público en la Plaza Bolívar de Chacao, la grabación de una llamada que habría recibido durante el día de su esposo. En el diálogo, López denuncia que no se le permitió presentar testigos durante el juicio.

De todas maneras, Tintori ha insistido durante la mañana del viernes en algunas emisoras de radio en que no hay pruebas que incriminen al líder preso. “No pueden condenar a Leopoldo sin ninguna prueba o testigo que lo acuse”, dijo.

Se teme que una condena contra López encienda de nuevo las protestas en la calle. El influyente presidente de la Asamblea Nacional y número dos del chavismo, Diosdado Cabello, aseguró el miércoles, en su programa semanal de televisión, que dispone de información de inteligencia según la cual Voluntad Popular se dispone a causar disturbios. “Están planeando acumular basura y escombros” en ciudades como Caracas, Valencia, Puerto La Cruz y San Cristóbal, reveló Cabello, en lo que pasaría a ser una clonación de las guarimbas de 2014.

No hay comentarios: