sábado, 19 de septiembre de 2015

Llegan a México los supervivientes de la matanza de Egipto

La secretaria de Exteriores junto a un herido al llegar a México DF. / EFE

EL EJÉRCITO EGIPCIO ATACA A TURISTAS MEXICANOS »

Llegan a México los supervivientes de la matanza de Egipto


El Gobierno mexicano exige una compensación por el ataque aéreo al convoy de turistas

RICARD GONZÁLEZ / VERÓNICA CALDERÓN Barcelona / México


Los seis mexicanos, cinco mujeres y un hombre, que sobrevivieron al ataque ejecutado por el Ejército egipcio el pasado domingo llegaron a México la mañana de este viernes. El estado de salud de los heridos, cinco mujeres y un hombre, es "delicado pero estable", según detalló la ministra de Salud mexicana Mercedes Juan. El presidente Enrique Peña Nieto sostuvo también una reunión con los ocho familiares de las víctimas que viajaron hasta El Cairo después de que se conocieran los hechos.

MÁS INFORMACIÓN
Egipto pide disculpas a México por la matanza de los turistas
De México a Egipto a golpe de clic
Preguntas sin respuesta de la tragedia de los turistas en Egipto
El pacifista al que confundieron por terrorista
“Comían tranquilamente y un helicóptero les lanzó varios misiles”

México ha exigido a Egipto que pague una compensación a las familias de las víctimas de la matanza ocurrida el pasado domingo. El trágico incidente tuvo lugar a unos 300 kilómetros de El Cairo, en el desierto occidental, cuando un convoy de turistas fue atacado por militares que los confundieron con militantes yihadistas. Fallecieron ocho turistas mexicanos y cuatro de sus acompañantes egipcios, mientras que otras diez personas resultaron heridas.

“El Gobierno mexicano pide las necesarias garantías de que las víctimas de este trágico y lamentable ataque perpetrado el 13 de septiembre, todos ellos civiles, y sus familias, reciban una completa reparación por los daños causados”, reza una nota entregada por el Ministerio de Asuntos Exteriores mexicano a Yasir Sharbam, el embajador egipcio en Mexico tras ser llamado a consultas.

El Ejecutivo egipcio, que tardó casi tres días en ofrecer sus condolencias a las autoridades y el pueblo de México, aseguró que los turistas se encontraban en una zona restringida y que la compañía que organizó el recorrido, Windows of Egypt, no contaba con el permiso adecuado. Sin embargo, los responsables de la empresa mostraron una hoja con el calendario de actividades firmada por la policía turística. Además, un policía de este cuerpo acompañó el convoy.

Los heridos formaban parte de un viaje turístico organizado por Marisela Rangel, de Guadalajara (oeste del país), cuyo fin principal era un objetivo "espiritual". El recorrido había sido realizado en ocasiones anteriores, por lo que los operadores rechazan que el territorio en el que se cometió el ataque haya sido una zona restringida, como sostiene el Gobierno egipcio. Los turistas, que se trasladaban en cuatro SUVs, sostienen que se identificaron en dos ocasiones previas al ataque.

A estas informaciones, que ponen en tela de juicio la versión oficial, se suman las primeras declaraciones de los supervivientes, publicadas en El Universal: “Nos bombardearon cinco veces desde el aire. Duró al menos tres horas”, declaró Susana Calderón, aún convaleciente. Su esposo, Luis Barajas, murió en el ataque. Amr Imam, familiar de uno de los asesinados de nacionalidad egipcia, afirmó que algunas víctimas fueron ejecutadas tras el bombardeo.

El escándalo es de tal magnitud que las autoridades egipcias han prohibido la publicación de artículos. En el manejo de la crisis, el Gobierno ha hecho gala de un marcado hermetismo. Durante la estancia de los heridos en el hospital Dar al Fuad, al oeste de El Cairo, la policía egipcia impidió que pudieran ser entrevistados por la prensa.

Tanto el presidente Enrique Peña Nieto como la canciller Ruiz Massieu han exigido al gobierno del mariscal al Sisi una investigación exhaustiva y rápida sobre los hechos. En una rueda de prensa con su homóloga mexicana, el ministro de Asuntos Exteriores, Sameh Shukry, afirmó que un comité había iniciado ya sus trabajos, y que las autoridades harían todo lo posible para aclarar lo sucedido. Sin embargo, más de cuatro años después de un convulso periodo posrrevolucionario jalonado de masacres, rara vez las comisiones oficiales han servido parar depurar responsabilidades.

El Gobierno mexicano ha endurecido su alerta para los viajeros que se dirijan a Egipto después de que las autoridades egipcias afirmaran que México atraviesa un problema similar, en su lucha contra el narcotráfico, al que el país árabe enfrenta frente al Ejército Islámico. El gabinete de Peña Nieto ha calificado la comparación de "desafortunada".

Los mexicanos supervivientes han sido llevados al Instituto Nacional de Rehabilitación. Los ocho familiares de los fallecidos en el ataque mantuvieron una reunión con el presidente Peña Nieto. Los cuerpos de los ocho muertos aún no han sido repatriados. El mandatario afirmó a las familias de las víctimas que su Gobierno prevé conseguirlo lo antes posible.

No hay comentarios: