miércoles, 16 de septiembre de 2015

Mujica visita el pueblo donde vivió el abuelo del libertador de Uruguay

Comida popular con el expresidente Mujica / DAVID ASENSIO

URUGUAY »

El expresidente uruguayo recorre la localidad zaragozana de La Puebla de Albortón

El político pide ver a los refugiados como una oportunidad y no como un problema

Mujica visita el pueblo de Artigas

CONCHA MONSERRAT Puebla de Albortón


José Mujica ha hecho realidad su sueño: conocer el pueblo español donde vivieron los antepasados del libertador de Uruguay. El expresidente del país sudamericano ha visitado este martes la localidad zaragozana de La Puebla de Albortón, donde vivió hasta el siglo XVII Juan Antonio Artigas, el abuelo de José Gervasio Artigas (1764-1850), "un líder radical, libertador y republicano adelantado a su tiempo". Mujica, que se ha mostrado amable y carismático, ha abogado por los refugiados, de quienes ha dicho que, más que un "problema" para Europa, son una "oportunidad".

"Hay una hermosa vidriera que se ha construido en Europa: todo el mundo quiere tenerla, todos los emigrantes quieren llegar a ella, sobre todo a Alemania. Pero desde aquí a nadie se le ocurre: 'Vamos a desarrollar esos países'. Yo creo que habrá un acuerdo en Europa para parar pacificar, entre comillas, Siria. No del todo. Pero, ¿y África? ¿Y los pobres del mundo? La humanidad no hace un Plan Marshall planetario, pero gasta millones en armamento", ha reflexionado sobre el tema, después de recorrer el solar de los antepasados del libertador de Uruguay, donde hoy se ha inaugurado la Plaza de la Integración. Allí han hablado el alcalde de la localidad, Jesús Naval; el presidente de las Cortes, Antonio Cosculluela; el parlamentario Jaime Trobo, de la Comisión Internacional del Parlamento uruguayo, y el presidente de Aragón, Javier Lambán.

MÁS INFORMACIÓN
Artigas y los valores de Uruguay
Retrato de Uruguay, el país que sorprende al mundo
José Artigas y Mario Benedetti
José Mujica visita la casa de sus ancestros en Beasain
Mujica se reúne con el lehendakari en el pueblo de sus antepasados
José Mujica: “La sobriedad es un lujo para poder ser libre”

El expresidente ha arrancado su discurso dando "gracias a la vida " por haber podido cumplir su sueño de visitar ese lugar, la cuna del libertador de su país, en quien él mismo —según ha dicho— se ha fijado en su vida política. Después, en una rueda de prensa, Mujica ha confiado en que la llegada de refugiados, sobre todo sirios, contribuya a construir una nueva Europa. El político ha remarcado que "los que huyen tienen al menos para huir, la mayoría ni siquiera eso".

Mujica ha matizado que esta es una emigración diferente de la antigua y que hay un problema cultural para superarla. Su pronóstico es que el mundo se "estrecha" y por ello ha apelado a una "visión del futuro" en la que las personas piensen en el planeta y no en sus países. El político uruguayo ha recordado que los refugiados son una oportunidad y que Estados Unidos, por ejemplo, es un país construido a partir de los flujos migratorios. "Europa está vieja, tiene pocos contribuyentes pasa sostener su sistema y ellos aportan y hacen cosas que los europeos ya no hacen", ha añadido el expresidente, que cree que el "problema" es cultural. "Eso se resuelve con tolerancia, que es la línea más económica para concurrir entre los distintos, para eso sirve".

Haciendo gala de su lema que dice que la nostalgia no es buena, Mujica ha matizado que hay que conocer el pasado para proyectar el futuro. El expresidente ha recordado la aportación de la emigración española a Latinoamérica y ha echado la vista atrás para hacer un guiño a los tiempos en los que "en el califato de Córdoba vivían juntos cristianos, moros y judíos. Eso permanece".

Mujica conversa con vecinos de La Puebla de Albortón (Zaragoza). / DAVID ASENSIO

El expresidente también ha respondido a preguntas sobre el futuro de países como Venezuela o Cuba y el conflicto en Cataluña, aunque no quería hablar de "cosas de España", un país al que asegura que ama profundamente y que le duele. "Cada pueblo tiene su camino y yo estoy obligado a ser amigo de España y si digo algo, armo lío y no quiero", ha dicho Mujica para después añadir que "España sigue sin resolver del todo su problema nacional, que no solo es Cataluña... Hay más gérmenes, el País Vasco. Yo espero que todos tengan el grado de inteligencia y tolerancia para concurrir porque hoy el mundo no es lo que era; se está fraguando otra humanidad y lo que viene es un estado planetario. Los problemas de hoy se van a disolver ante otros. Habrá cambios".

El político uruguayo está convencido de que también de que cambiará la "democracia participativa" con la que dice que ha soñado. "Y lo hará por muchas razones, los medios tecnológicos, la caída de fronteras, la pujanza de poderes locales y regionales que deberán funcionar con acuerdos globales que sirvan en todo el mundo".

Sobre Venezuela Mujica ha sido tajante: "A veces, el exceso de recursos naturales es un problema, como lo es su falta. Venezuela es un país rico potencialmente y ha sido siempre muy codiciado. Su desgracia es tener mucho petróleo. Más vale no tenerlo. Espero que avancen y resuelvan sus problemas en paz, como espero, y hago votos porque la democracia cubana llegue al final".

No hay comentarios: