viernes, 18 de septiembre de 2015

Sandra Torres: “Buscaré un acuerdo de unidad nacional”

Sandra Torres, candidata a la presidencia de Guatemala. / ESTEBAN BIBA (EFE)

ELECCIONES EN GUATEMALA »

SANDRA TORRES | CANDIDATA A LA PRESIDENCIA DE GUATEMALA »


La candidata del partido Unidad Nacional de la Esperanza podría convertirse en la primera presidenta de Guatemala tras las elecciones del 25 de octubre

Jimmy Morales: “No acepto el aborto ni el matrimonio gay"

JOSÉ ELÍAS Ciudad de Guatemala 18 SEP 2015 - 03:58 CEST


Sandra Torres Casanova, que cumplirá 60 años el próximo 5 de octubre, podría convertirse en la primera mujer que llega a la presidencia de Guatemala. Su partido, Unidad Nacional de la Esperanza (UNE, de tendencia socialdemócrata) es también el primer partido que disputa el poder en una segunda ronda electoral, tras haber gobernado.

Pregunta: Su oferta principal para la elección del 25 de octubre es su experiencia administrativa durante el Gobierno de Álvaro Colom (2008-2012). ¿Está consciente de que ya nada será igual y que cada uno de sus pasos será seguido con lupa por la ciudadanía?

Respuesta: Así es. Hoy tenemos una ciudadanía más fiscalizadora. Eso es bueno para el sistema democrático. La participación ciudadana, la auditoría social, la rendición de cuentas son saludables. La transparencia es el corazón de nuestro programa de gobierno.

P: Esa ciudanía lo que reclama es pasar de las palabras a los hechos…

R: Con la institucionalización de la rendición de cuentas, de la participación ciudadana y de la auditoría social. Eso nos permitirá una ejecución de los recursos públicos más eficiente y, sobre todo, más transparente.

P: ¿Cómo garantiza el cumplimiento de lo anterior?

No podemos hablar de impuestos nuevos si antes no logramos transparentar el gasto público

R: Con una lucha frontal, desde el primer día, contra la corrupción, una práctica totalmente inaceptable que afecta a los más pobres, a la clase media y al país en general.

P: Parece una misión casi imposible en un Estado copado por las mafias

R: Decididamente, hay que empezar por limpiar, por poner orden. Es mi prioridad absoluta: limpiar la casa. Sabemos que los focos de corrupción están en las plazas fantasmas, en la ejecución de recursos a través de los estados de excepción, las aduanas, La Superintendencia de Administración Aduanera… Si sabemos dónde están, sabemos cómo atacar el problema y cómo acabarlo.

P: ¿Podrá sola?

R: Pediré el acompañamiento de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG). Que actúe como auditor externo en este tema.

P: De llegar a la Presidencia, recibirá un Estado en quiebra política, moral y económica. ¿Cómo enfrentará esa problemática con las arcas vacías?

R: Tenemos bien definidas las prioridades. La primera, encontrar los recursos para financiar el presupuesto. El Congreso discute el proyecto para el año que viene, pero este presenta una brecha fiscal de 20.000 millones de quetzales (2.600 millones de dólares). Los recursos solo llegaran si combatimos la corrupción y la evasión fiscal. A esto hay que sumar el contrabando. Si lo logramos, mejoraremos la recaudación.

P: Guatemala tiene la tasa impositiva más baja de América. ¿Se atreverá a intentar una reforma al alza?

R: No podemos hablar de impuestos nuevos si antes no logramos transparentar el gasto público. La moral tributaria del país está por los suelos. La gente no quiere pagar, porque sabe que sus impuestos solo sirven para enriquecer a los corruptos.

No quiero hablar de pactos, sino de acuerdos. Necesitamos un gran acuerdo de unidad nacional

P. ¿Pactará con otros partidos?

R: No quiero hablar de pactos, sino de acuerdos. Necesitamos un gran acuerdo de unidad nacional. Los Pactos de la Moncloa, con los que España superó la dictadura, son una referencia obligatoria.

P: En aras de ese acuerdo, ¿llamaría a gente que hizo trabajo en el primer gobierno de la UNE?

R: No. Queremos oxigenar el Estado.

P: ¿Legalizaría la marihuana?

R: No. Ningún tipo de drogas. Mi apuesta es por la prevención.

P: ¿Bodas homosexuales?

R: La UNE es un partido incluyente, donde no discriminamos a nadie, independientemente de su religión, etnia o preferencias sexuales.

P: Uno de los mayores problemas que afronta Guatemala es la violencia de las pandillas juveniles, las maras. ¿Cómo enfrentará este problema?

R: Implementando, con urgencia, programas de prevención. La juventud se involucra con las maras porque no tienen ninguna oportunidad de educación o trabajo.

P: ¿Firmaría usted una eventual extradición a Estados Unidos de la exvicepresidente, Roxana Baldetti, o del expresidente Otto Pérez Molina?

R: La justicia tiene que hacer su trabajo. Yo haré lo que me corresponda.

No hay comentarios: