miércoles, 16 de septiembre de 2015

TERREMOTOS EN CHILE »

Unos vecinos esperan en la calle tras el terremoto. / ALEJANDRO RUSTON (AFP)

Un terremoto de 8,4 en la escala Richter sacude el centro de Chile

El seísmo desata la alerta de tsunami y las autoridades informan de al menos tres fallecidos


FOTOGALERÍA Los chilenos esperan juntos en las calles

ROCÍO MONTES Santiago de Chile 17 SEP 2015 - 05:05 CEST


El terremoto de 8,4 grados en la escala de Richter que ha azotado a la zona central de Chile a las 19,54 hora local ha provocado la muerte de tres chilenos, según ha informado esta noche la Presidenta Michelle Bachelet desde el Palacio de La Moneda, que ha señalado que la información de daños y víctimas está en constante actualización y todavía es parcial. La mandataria ha indicado que a causa del sismo con epicentro en Illapel, a unos 200 kilómetros al norte de Santiago, el Gobierno está evaluando decretar el Estado constitucional de excepción y que, con el objetivo de agilizar la entrega de ayuda a los damnificados, se ha firmado el decreto supremo de Zona de catástrofe en las regiones afectadas.

Bachelet ha dicho que dos de las víctimas fatales vivían en la región de Coquimbo, la más afectada. Una de las fallecidas, Lisette Araya, de 35 años, vivía en la localidad de Illapel, y murió a causa de la caída de un techo. La segunda víctima, Victoria Flores, de 20 años, murió por la caída de una roca en Montepatria. La tercera víctima de este terremoto, un hombre cuya identidad es desconocida, tenía 86 años y murió a causa de un infarto en la comuna de Maipú de la capital. La Presidenta ha anunciado que mañana viajará a las ciudades del epicentro, lo que hará variar sus actividades tradicionales de festejos de Fiestas Patrias, que comienzan este jueves.

Las autoridades de Chile han emitido una alerta de tsunami en la mayor parte de las costas chilenas. La Oficina Nacional de Emergencia (ONEMI) informa de que se está evacuando el borde costero entre Arica y Los Lagos. “Hemos recibido reportes de daños en casas de adobe en la comuna de Illapel”, ha indicado el ministro de Interior, Jorge Burgos. “El seísmo se sintió desde Arica a Puerto Aysén”, ha señalado el secretario de Estado, en permanente comunicación con la Presidenta Michelle Bachelet, que ha regresado de urgencia a La Moneda para monitorear los efectos del movimiento telúrico.

Según el Centro Nacional de Sismología de la Universidad de Chile, el epicentro se localizó a 36 kilómetros al oeste de la localidad de Canela y a 11 kilómetros de profundidad. El Centro de Alertas de Tsunamis del Pacífico de Estados Unidos (PTWC) extiende la alerta de tsunami a Ecuador, Perú y Hawai. “Basado en todos los datos, un tsunami podría haberse generado con el terremoto, y podría ocasionar destrucción en zonas costeras lejanas al epicentro”, explica la alerta, que espera la llegada de un frente de olas a Hawai a las 3.00 hora local del jueves.

El seísmo tuvo una larga duración y ha coincidido con la hora punta de salida de los trabajos, por lo que la mayoría de las oficinas estaban desocupadas y la gente estaba de camino a sus hogares. El suceso se produce en los días previos a los festejos de Fiestas Patrias que se conmemoran este viernes y el fin de semana, por lo que en estas fechas las localidades costeras están especialmente habitadas.

En los edificios más altos, especialmente diseñados para enfrentar los temblores en un país donde son frecuentes, se sintió muy fuerte, casi al nivel del movimiento de febrero de 2010. Las líneas telefónicas están colapsadas, aunque poco a poco comienzan a normalizarse. El metro de Santiago funciona con normalidad, aunque con mayor lentitud a causa de las réplicas.

Un terremoto de esta magnitud, generalmente, se resiste bien en Chile, donde la infraestructura se ha adecuado a la realidad sísmica y la población está educada para enfrentarlos, especialmente luego la tragedia de 2010 y las muertes que se produjeron por el tsunami que atacó sobre todo a la zona centro y sur del país. Los medios de comunicación informan de las horas de llegada de las olas moderadas a distintas localidades costeras, un proceso que podría mantenerse por unas 13 horas más. La evacuación se está produciendo de forma ordenada, con la ayuda de Bomberos y la Armada, aunque todavía las autoridades evalúan los daños personales y materiales en todo el territorio.

En Perú se ha cerrado la principal vía costera de Lima, la Costa Verde, por la alerta de tsunami. Informa Jacqueline Fowks.

No hay comentarios: