martes, 22 de septiembre de 2015

Volkswagen admite que trucó 11 millones de coches en el mundo

VOLKSWAGEN »

El presidente de la empresa será destituido el viernes, según el diario 'Tagesspiegel'


“La hemos cagado por completo”, dice el jefe de Volkswagen en EE UU


LUIS DONCEL / ÁLVARO SÁNCHEZ Berlín / Madrid 22 SEP 2015 - 14:08 CEST


El escándalo por el engaño masivo con el que Volkswagen (VW) trataba de evitar los límites a las emisiones contaminantes crece día a día. La empresa que en el primer trimestre del año vendió más de cinco millones de vehículos, cifra que le situó en el trono mundial, ha reconocido en un comunicado enviado el martes que el software con el que trataba de engañar a las autoridades medioambientales sobre las emisiones de sus coches diésel podría afectar a 11 millones de automóviles en todo el mundo. Hasta ahora, la cifra que se manejaba era los 482.000 vendidos en EE UU.

Las revelaciones de los últimos días ya han tenido sus primeras consecuencias económicas. Después de que VW se dejara el lunes en la Bolsa de Fráncfort un 18,6%, los títulos de la compañía perdían a medio día del martes más del 20%. La compañía con sede en Wolfsburgo, cuya capitalización bursátil ascendía el viernes a 77.800 millones, ha perdido en solo dos días 26.450 millones. Además, acaba de anunciar la provisión de 6.500 millones de euros por las posibles pérdidas. Una cifra que parece optimista a la luz de las últimas revelaciones.

MÁS INFORMACIÓN
“La hemos cagado del todo”, dice el jefe de Volkswagen en EE UU
Francia quiere una investigación europea tras el ‘caso Volkswagen’
Alemania investigará a Volkswagen por falsear sus emisiones en EE UU

El presidente de VW, Martin Winterkorn, ganó hace cinco meses el pulso por el poder con el patriarca de la empresa y nieto del fundador, Ferdinand Piëch. Pero ahora es Winterkorn el que está en una situación insostenible. Todo estaba preparado para que este viernes se le prorrogara su contrato durante dos años. Pero el escándalo mayúsculo, que amenaza con dañar la fama no solo de Volkswagen sino de toda la industria automovilística alemana, puede acabar con su carrera. El diario Tagesspiegel, que cita fuentes del consejo de supervisión, informa que Winterkorn será sustituido el viernes por el jefe de Porsche, Matthias Müller.

"Investigaciones internas muestran que el software estaba presente también en otros vehículos diésel del grupo", señala el comunicado de la compañía, dueña de otras marcas como Audi, Skoda, Seat o Porsche.

Alemania, Francia, Italia y Corea del Sur ya han anunciado que revisarán los vehículos para conocer el alcance del fraude. La Comisión Europea, por su parte, ha señalado este martes que es prematuro establecer "medidas de vigilancia inmediatas" en Europa tras las revelaciones de que Volkswagen falsificó los controles. Volkswagen se defiende diciendo que abordará las investigaciones con la máxima transparencia y que no tolerará ninguna violación de las leyes.

El sistema que Volkswagen implantó en sus vehículos era capaz de detectar el momento en que los coches estaban siendo sometidos a pruebas por parte de las autoridades. Este sistema espía llevaba un mecanismo interno de limitación de gases contaminantes que permitía al vehículo superar la prueba. Una vez terminada, el mecanismo se desactivaba y el vehículo liberaba al exterior gases contaminantes durante su uso cotidiano.

No hay comentarios: