viernes, 16 de octubre de 2015

Bando número uno de cara al inicio del proceso constituyente que anunció el Gobierno

“Comenzar a negociar desde ya”

Por Equipo Cambio21 - (cambio21.cl)


Si bien el próximo Congreso Nacional que se elija en los comicios de 2017 tendrá la responsabilidad de votar la modalidad a seguir (con sistema electoral nuevo y partidos políticos reformulados de acuerdo a la ley que se debate en el Parlamento), desde ya la discusión se vislumbra intensa entre todos los actores políticos.

El aspecto que más ha generado controversia tras el comienzo del proceso constituyente que anunció la Presidenta Michelle Bachelet para elaborar una nueva Constitución, tiene que ver con el alto quórum que se exige como mínimo para avanzar en esta materia: 2/3 (80 diputados y 31 senadores en la actual conformación del Parlamento).

Si bien el próximo Congreso Nacional que se elija en los comicios de 2017 tendrá la responsabilidad de votar la modalidad a seguir (con sistema electoral nuevo y partidos políticos reformulados de acuerdo a la ley que se debate en el Parlamento), desde ya la discusión se vislumbra intensa entre todos los actores políticos.

"Un quórum alto obliga a los partidos a ponerse de acuerdo y a establecer una instancia de negociación para lograr consensos y apoyos sobre lo que se apruebe finalmente", afirmó el analista Guillermo Holzmann, quien aseguró a Cambio21 que los 2/3 en cuestión "son positivos pensando en la propuesta que presentó el Gobierno y en un compromiso mayor en su tratamiento".

Mecanismos de autodefensa

En concreto, las alternativas del proceso constituyente son cuatro: comisión bicameral, convención mixta de parlamentarios y ciudadanos, asamblea constituyente o plebiscito ciudadano que decida el mecanismo entre las mencionadas.

Sin embargo, para el diputado Gaspar Rivas las primeras dos opciones "no tienen legitimidad y sirven para añadirle un agregado más a la sopa. Acá los platos fuertes son el plebiscito y la asamblea constituyente, porque a los cabildos va a ir a la misma gente que participa, pero que no constituye toda la realidad social".

En diálogo con este medio, el además integrante de la "bancada transversal por la AC" alega que el quórum de 2/3 "está diseñado" para ponerle trabas a esta modalidad para redactar una nueva carta magna que reemplace a la de 1980.

"Es una mayoría que lleva más de 35 años en la Constitución poniéndole trabas a esto. Es más, fue creada especialmente pensando en una hipótesis parecida al contexto que vivimos hoy día... la Constitución tiene este tipo de mecanismos de autodefensa en todo caso", comentó.

En relación con los reclamos que provienen de los partidarios de la AC (que dicho sea de paso se reunieron en el Congreso el pasado miércoles), Holzmann explicó que el quórum que se pide "precisamente focaliza el debate acerca de si esta alternativa es viable o no en el futuro".

"Haber sacado una iniciativa de esta naturaleza desde el Gobierno tiene como primer impacto la polarización respecto a los que quieren o no el cambio de la Constitución, porque lo ideal es que este proyecto de reforma hubiese sido negociado políticamente con anterioridad a su enunciación en el Parlamento", ahondó.

Pero que quede claro: "la AC no está descartada, pero va a quedar supeditada al nuevo mapa legislativo que tendrá el Congreso en marzo de 2018", concluyó el académico.

No hay comentarios: