viernes, 23 de octubre de 2015

Ecuador elimina los subsidios a los combustibles a los industriales

Rafael Correa en Bolivia el 12 de octubre pasado. / JORGE ABREGO (EFE)

RAFAEL CORREA »

El recorte significa un ahorro de cerca de 337 millones de dólares. Entre los sectores más afectados estará el azucarero


SORAYA CONSTANTE Quito 23 OCT 2015 - 02:22 CEST

El Gobierno de Ecuador necesita restringir su gasto público y ha empezado por revisar los subsidios a los combustibles, que solo en 2014 representó un desembolso de 3.900 millones de dólares —un 65% de los casi 6.000 que el Estado gasta en subsidios—. El presidente Rafael Correa ha dado el primer paso hacia el recorte de estas prebendas vigentes desde el boom petrolero de los años 70. Mediante un decreto, el Ejecutivo decidió eliminar el subsidio al diésel y otros carburantes que utiliza la industria.

El fin de estas subvenciones significará un ahorro para el fisco de alrededor de 337 millones de dólares este año. Según el Gobierno, eso apenas afectará al bolsillo de los ciudadanos porque el componente del combustible en la cadena de producción es mínimo y las industrias pueden asumir ese valor sin trasladarlo a los consumidores.

Además, se mantendrá la subvención a 28.200 pequeños industriales que usan menos de 2.000 galones de combustible al mes. “Estamos quitando subsidios para los ricos”, ha repetido el presidente ecuatoriano en sus últimas intervenciones. Correa ha insistido en que no se tocarán los subsidios al diésel que usan en el transporte terrestre en el país, ni al gas licuado de petróleo (GLP), que se emplea para cocinar en la mayor parte de los hogares.

Recelos en la industria

Jubilados y Fuerzas Armadas

Después de los combustibles, el subsidio más significativo es el que se entregaba a los jubilados del Instituto de Seguridad Social (IESS), las Fuerzas Armadas y la Policía (26% del total de subsidios). En este ya se hizo un ajuste el pasado abril: la Ley de Justicia Laboral y Reconocimiento del Trabajo No Remunerado en el Hogar permitió al Ejecutivo cortar 700 millones de los 1.100 millones dólares que este año debía entregar en ayudas al IESS. El otro subsidio importante, y que no ha sido tocado aún, es el Bono de Desarrollo Humano, que consiste en una cuota mensual de 50 dólares a las personas de bajos ingresos.

Pese a todo, hay preocupación en el sector industrial. El 41% de la energía que consume ese sector es diésel, seguido de electricidad (29%) y fuel oil (16%), según el Balance Energético Nacional 2014. En un informe previo a la eliminación de subsidios hecho por el Ministerio Coordinador de la Producción se indicaba que entre los sectores industriales más afectados estarían la fabricación de productos de madera, de bebidas y la producción de azúcar .

Para Jaime Carrera, Director del Observatorio de la Política Fiscal, la eliminación de los subsidios al sector industrial es contradictoria porque el país ahora mismo necesita dinamizar la industria. “Esto ahonda el problema de productividad y competitividad que tiene el sector productivo”, añade. Durante los años de mayores ingresos estatales, entre 2008 y 2010, se entregó un promedio de 27 subsidios; ahora hay 16.

En su última rueda de prensa, el presidente Correa defendió el recorte y dijo que obedece a la caída de los precios del petróleo, que ha hecho que el país deje de percibir 7.000 millones de dólares. “Por supuesto que en una economía como la ecuatoriana hay impacto, pero lo hemos hecho bien”. Además ratificó lo que podría ser un nuevo recorte: en Petroecuador se está revisando el subsidio de la gasolina súper (90 a 92 octanos), que le cuesta al Gobierno 150 millones de dólares.

No hay comentarios: