miércoles, 28 de octubre de 2015

La OMS dice que embutidos y carnes rojas son alimentos que producen cáncer

Desde Chile contestan que las carnes del sur son hasta anticancerígenas


Por Felipe Reyes - 27/10/2015 (cambio21.cl)

La noticia fue entregada por la Organización Mundial de la Salud, OMS, quienes recalcaron que el exceso del consumo de carnes y de embutidos producirían cáncer a diversos sistema del aparato digestivo.

El lunes comenzó con una noticia que remeció al mundo entero, pero principalmente a los carnívoros. La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, miembro de la Organización Mundial de la Salud (OMS), indicó que el consumo de embutidos y fiambres sería cancerígeno y que el de las carnes rojas "probablemente" también.

La información proporcionada por la agencia precisa su informe en base a conclusiones provenientes de "literatura científica acumulada y examinada por un grupo de trabajo de 22 expertos de 10 países", afirmaron.

"La carne transformada fue clasificada como cancerígena para el ser humano, con indicaciones suficientes según las cuales su consumo provoca cáncer colorrectal", indicó la agencia. "La carne transformada por salado, maduración, fermentación u otros procedimientos destinados a realzar su sabor y mejorar su conservación", se ubican en las potencialmente cancerígenas.

La mayoría de las carnes transformadas contienen cerdo o vacuno, pero pueden provenir de otras carnes rojas, o de aves, vísceras o subproductos cárnicos como la sangre, aclaran.

Como ejemplo de carnes transformada cita los hot-dogs o salchichas de Francfort, el jamón, chorizos, corned-beef, carne de vacuno seca, así como carnes en conserva y las preparaciones y salsas a base de carnes. Por su parte, las carnes rojas fueron clasificadas como "probablemente cancerígenas para el ser humano, sobre la base de indicaciones limitadas según las cuales su consumo induce cáncer".

Base de la investigación

El estudio calcula que por cada 50 gramos de carne procesada que se coma diariamente el riesgo de cáncer colorrectal aumenta en un 18%. Esto supone que "para un individuo, el riesgo es pequeño, pero aumenta con la cantidad consumida", ha explicado Kurt Straif, uno de los responsables del trabajo. Dado el alto consumo de este tipo de alimentos en muchos países, ha añadido, hay un "impacto en la incidencia global del cáncer importante para la salud pública".

El trabajo ha analizado más de 800 estudios científicos sobre la asociación entre el consumo de estos alimentos y 12 tipos de cáncer en varios países. La información más "influyente" ha venido de los estudios de cohorte realizados en los últimos 20 años, dice la Agencia.

Reacciones en nuestro país

El presidente de la Fundación Cáncer Chile, el oncólogo Jorge Gallardo, se refirió a la información emanada de la OMS. El profesional indicó que "el informe dice que el consumo de carnes procesadas sería un agente cancerígeno de tipo 1, es decir que existe una evidencia confirmada que incrementa el riesgo de la aparición de cáncer, pero que no necesariamente genera cáncer", explica.

"El exceso de sal de las carnes procesadas y así cómo las carnes ahumadas están entre las con mayor incidencia. Pero uno de los elementos más importantes es saber cocinar las carnes, por ejemplo cuando la carne se prepara muy calcinada, eso es un riesgo de cáncer muy grande. El riesgo de cáncer es para el tracto digestivo", comenta el experto.

"Las carnes rojas son las que tienen el riesgo mucho mayor, más que las de pollo y pescado; influye secundariamente la ingesta de grasa animal. La carne no debería estar calcinada en ninguna de sus capas, ahí está el riesgo del cáncer", comenta.

"El riesgo se incrementa dependiendo de la cantidad que consumimos. Si nuestra dieta se basa principalmente en carnes el riesgo de padecer cáncer de colon, de recto y cáncer de páncreas ha aumentado. Particularmente el de colon ha aumentado un 100% en 18 años. Mezclar las comidas e incluir frutas y verduras, y al mismo tiempo disminuir la cantidad de embutidos es la mejor recomendación que podemos hacer", finaliza el oncólogo.

Para indagar sobre las relaciones que podría tener en Chile el estudio de la OMS, Cambio21 conversó con Rodrigo Morales, investigador y experto del Instituto de Investigaciones Agropecuarias, INIA, dependiente del Ministerio de Agricultura.

Según Morales la situación del informe se enmarca en "un consumo elevado de productos elaborados, lo que se relaciona por el alto consumo de sal que acarrea y también según algunos procesos de calidad que el proceso conduce. Lo que sí hay que resaltar es que el estudio indica que los riesgos se dan después de comer 50 gramos diarios, eso se podría reflejar como comerse un choripán todos los días", asevera el experto.

"Se trata de un factor de riesgo, que se relaciona directamente con el consumo a largo plazo. Se presenta una predisposición de las personas después del consumo. No es el embutido como tal el cancerígeno, sino que el consumo es lo que podría generar el efecto. El estudio probablemente consideró las carnes producidas en Estados Unidos, que se producen de forma más intensiva y no de forma tan natural como sí se realiza en el sur de nuestro país", cuenta el Morales.

"Nosotros hemos descubierto que las carnes producidas en el sur de Chile, a cielo abierto y de obtención natural, tienen algunos compuestos que podrían ser hasta anti cancerígenos. Por lo menos nosotros trabajamos con carne fresca, el estudio se basa principalmente sobre informes de allá, nuestros sistemas de producción son mucho más naturales", finaliza el experto de INIA.

No hay comentarios: