jueves, 22 de octubre de 2015

¿Por qué los chavistas están comprando votos para las elecciones con bolsas de comida?

Antes los candidatos regalaban bolsas de comida en las campañas electorales, ahora los chavistas chantajean con el hambre por la escasez de alimentos

LUDMILA VINOGRADOFFABC_MUNDO / CORRESPONSAL EN CARACAS - Día 22/10/2015 - 08.29h


Antes los candidatos regalaban bolsas de comida en las campañas electorales, ahora los chavistas chantajean con el hambre por la escasez de alimentos y obligan a los electores a firmar una planilla con sus datos y los de diez personas conocidas más comprometiéndose a votar por ellos, denunció el secretario ejecutivo de la opositora Mesa de la Unidad Democrática, Chúo Torrealba.

Si el firmante no cumple con el «1 x 10» de votantes no tendrá derecho a comprar en la red pública de abastos y supermercados. Y aunque invente los datos de las personas que va a llevar a votar por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) el 6 de diciembre, el firmante deberá volver a buscar un sustituto para completar la lista de los diez y poder comprar sus alimentos.

«El Ejecutivo pretende en estos momentos de crisis política, social y económica - que ha llevado a esta administración a los más bajos niveles de popularidad de toda su historia - chantajear a los venezolanos con el hambre, chantajear a los venezolanos por la vía del estómago», señala Torrealba.

María Ordóñez, una humilde habitante del barrio Villa Baralt de la parroquia Francisco Eugenio Bustamante, Maracaibo, estado Zulia, denunció a los Consejo Comunales chavistas: «nos mandan a buscar los votos si queremos comer y si nos negamos entonces nos mandan a comer mierda, nos insultan y nos prohíben comprar en los mercados públicos».

El pasado 5 de octubre el PSUV instaló los comandos estatales de trabajo, distribuidos en un comando nacional, 23 comandos regionales, correspondiente a uno en cada estado del país, 333 comandos municipales, comandos parroquiales y 87 comandos de los circuitos.

El Comando de Campaña Bolívar-Chávez incluye un censo casa por casa, la organización de las 13.682 Unidades de Batalla Bolívar-Chávez (UBCh), las patrullas sectoriales y la estrategia del «1 x 10» para la compra de alimentos, electrodomésticos y viviendas. Por ahora llevan un millón 50 mil electores registrados.

En el barrio Las Taparitas de Maracaibo, Marcos Bello se negó a firmar la carta compromiso que le ofrecieron los militantes del Psuv porque alegó que le era imposible conseguir las 10 personas que quisieran votar por el proceso. Los chavistas lo sacaron de la fila y no pudo comprar comida. «Me gritaron de todo y me dijeron que ahora me tocaba comer mierda».

Pero no todos los venezolanos están dispuestos a arrodillarse y a condicionar su voto por una bolsa de comida. Se trata de trabajadores de Abastos Bicentenario que organizaron en la bodega «Pdmercalito» en una barriada de Petare al este de Caracas donde repartieron 200 «bolsas solidarias” a un precio de 1.200 bolívares (1,36 euros al cambio negro) a la comunidad sin condicionar la compra por el voto.

«Esta vez no nos manipularán con láminas de zinc o con bolsas de comida», así lo indicó Gerardo Quintero, habitante de Catia, en el sector Gramoven durante un recorrido realizado por la candidata del Circuito 1 de Caracas, Marialbert Barrios. «El PSUV quiere comprar a la gente regalándole comida. Ésta no es la primera vez que lo hacen, las humillaciones que hemos sufrido no se taparán con regalos, y de eso nuestra gente en el circuito 1 y en toda Venezuela está convencida. Los regalos no compran votos y el pueblo ya no se deja engañar».

La escasez se agudiza pese a que el gobierno de Nicolás Maduro asegura que están importando alimentos y culpa a la oposición de la presunta guerra económica. Muchos gobernadores chavistas están almacenando alimentos para sacarlos un poco antes del 6 de diciembre y mostrar que no hay desabastecimiento en los abastos públicos.Principio del formulario.

Final del formulario

«El Gobierno de Nicolás Maduro está escondiendo la comida para utilizarla con fines electoreros», enfatizó el también jefe del comando de campaña Venezuela Unida, Chúo Torrealba afirmando que tal situación ocurre en momentos en que Maduro amenaza con procesar judicialmente «al empresario venezolano más destacado del sector agroalimentario como lo es Lorenzo Mendoza».

Torrealba dijo que solamente en agosto pasado ingresaron al país 131.844 toneladas de alimentos, equivalentes a más de 131 millones de kilos de comida, que hasta la fecha se mantienen en los puertos; y recordó los incidentes y enfrentamientos, algunos con saldos fatales, ocurridos en las aglomeraciones de quienes esperan en las largas colas para adquirir los productos de la cesta básica.

No hay comentarios: