jueves, 28 de abril de 2016

Alemania pide perdón por los crímenes de la Colonia Dignidad en Chile

Un niño alemán pasea por lo que fue la Colonia Dignidad. CLAUDIO REYES AFP

El país quiere rendir homenaje a las victimas chilenas y alemanas que sufrieron torturas en el enclave fundado por Paul Schäfer


Por ENRIQUE MÜLLER - Berlín


La exquisita gran sala de conferencias del Ministerio de Asuntos Exteriores alemán fue el escenario la noche del martes de un acto inédito. Gracias a una iniciativa del actual ministro, el socialdemócrata Frank-Walter Steinmeier, se llevó a cabo una disculpa histórica del ministerio alemán por los pecados cometidos por sus diplomáticos en Chile durante la dictadura de Pinochet y, a la vez, un homenaje a las víctimas chilenas y alemanas que sufrieron torturas y maltratos en la Colonia Dignidad, un enclave fundado por Paul Schäfer, un pedófilo alemán, en 1961.

El principal protagonista de la reunión, que reunió a más de 300 personas, incluidas víctimas alemanas y chilenas que sufrieron la represión en el enclave, fue el propio ministro, que utilizó un lenguaje poco común para pedir perdón por la pasividad de los diplomáticos alemanes, que optaron por darle más importancia a las relaciones bilaterales con la dictadura de Pinochet y se olvidaron de exigir respeto de los derechos humanos.

En una intervención que marcará un hito en la tradición diplomática del ministerio, Steinmeier admitió con humildad que la diplomacia alemana en su momento no había hecho lo suficiente para ayudar a las víctimas de la Colonia Dignidad que buscaron protección en la Embajada alemana en Chile. “Este es un capítulo negro de la historia de la diplomacia alemana y es evidente que los diplomáticos perdieron la orientación e hicieron muy poco para proteger a las personas que buscaban escapar del maltrato”, dijo el ministro.

Steinmeier afirmó que se inclinaba ante las víctimas del sistema de fuerza que imperó en la Colonia Dignidad y confesó que su decisión de invitar a las víctimas a la reunión, que tuvo lugar en la sede de su ministerio, la había adoptado después de ver una película dirigida por Florian Gallenberger, que relata la odisea trágica de un joven alemán que cae en las redes de la dictadura y que es trasladado a la Colonia para ser torturado: La cinta Colonia Dignidad está protagonizada por Emma Watson y Daniel Brühl.

“Las denuncias que se plantean en la película encierran una verdad apremiante y es una cinta muy dura”, aseguró el ministro al admitir que la cinta le había convencido para tomar esa decisión de una importancia histórica. “Fue el golpe artístico de la película que necesitábamos para reunirnos aquí y hablar sobre el rol de la Embajada alemana en Chile”, expuso el ministro. El mundo de la cultura puede tener una influencia muy importante en la política”, añadió.

La inédita reunión en el ministerio se inició con la proyección de la cinta, que relata la accidentada vida de un joven aprendiz de revolucionario alemán que se deja seducir por la agitada vida política que vivió Chile después del triunfo de Salvador Allende, en septiembre de 1970. El joven es detenido por los militares y enviado a la Colonia, donde es torturado.

La cinta tiene un momento crítico cuando el joven y su novia logran escapar de la Colonia y buscan ayuda en la embajada alemana en Santiago. Pero el embajador alemán les traiciona e intenta, con la complicidad del ejército, impedir que la pareja pueda escapar de Chile y regresar a Alemania.

“Ese hecho me produce vergüenza”, confesó Steinmeier. “Lo que tenemos que hacer en el futuro es que nuestras embajadas no vuelvan a cometer esos errores”. Para evitarlo, el ministro anunció que el capítulo oscuro de la diplomacia alemana en Chile se convertirá en un caso de estudio permanente en la Academia Diplomática del ministerio.

En otro gesto que pretende facilitar la investigación histórica sobre los crímenes cometidos en la Colonia y la actuación de la diplomacia alemana en Chile, el ministro anunció que había ordenado recortar en 10 años el plazo de 30 que la ley permite para la desclasificación de las actas del ministerio que contienen información sobre Chile y la Colonia Dignidad.

Paul Schäfer, el fundador de la Colonia, fue detenido en Argentina en 2005 y extraditado a Chile, donde fue condenado a 33 años de prisión por los delitos de homicidio calificado, tortura y abusos sexuales. Murió en la cárcel en 2010.

EL DOLOR DE LAS VÍCTIMAS

El acto concluyó con una mesa redonda en la cual participaron Wolfgang Kneese, el primer alemán que logró huir de la Colonia en 1966, y Anna Schnellenkampf, una mujer que nació en la Colonia y que aún sigue viviendo en ella.

Los dos admitieron que la película cumplía el objetivo de mostrar el terror que imperó en la Colonia hasta mediados de los noventa. “Pero la película no muestra el dolor de las víctimas, que fue mucho mayor”, dijo la mujer.

No hay comentarios: