viernes, 20 de mayo de 2016

CHILE: El sabor de una tradición


La familia Gutiérrez lleva 300 años en el valle chileno del Bío-Bío y sus cepas de uva país siguen dando pipeño tras 250 cosechas.

Por Joan Gómez Pallarès


En Chile, la tradición sabe a Manuel Moraga Gutiérrez. Sabe a cepas plantadas en el valle del Bío-Bío hace casi 300 años por un tatarabuelo de Manuel. Los lugareños le llamaron Cacique Maravilla, por lo que les enseñó y por cómo trató a las uvas. En Chile, la tradición sabe a pipeño, el vino que se hace en tinas abiertas (pipas) de madera raulí y que habla sin tapujos del sabor de esa tradición, de una memoria viva que, privilegiados, podemos seguir bebiendo. La tradición sabe a cerezas y a levadura, a pan dulce con pasas y zarzamora, sabe a austeridad y rusticidad, a sencillez y frescura, sabe a odre viejo y a zumo de granada, sabe a grosella negra y a madera vieja. En Chile, la tradición es (entre otros) este Yumbel Pipeño del año que te deja ver el valle desde un globo de sabores y de sensaciones: placer que no pide trámites para ser disfrutado.

Ficha técnica:

Cacique Maravilla Yumbel Pipeño País 2015

Cacique Maravilla, vino tinto de uva país de la viña 33, secano interior, en Yumbel (valle del Bío-Bío, Chile). 13,6%. Vino fermentado en tinas abiertas de raulí y afinado en ecotanques de resinas orgánicas. No lleva sulfitos añadidos. No ha sido clarificado ni filtrado. Botella de 1 litro. Precio: 26,15 euros.

Sensaciones

El pipeño de Cacique Maravilla demuestra que lo bello es sencillo, posee volumen y redondez y sabe a pastel de cerezas recién horneado. Son las viejas formas que aportan los sabores de siempre.

A través del cristal

Copas serie Vinum, modelo Pinot Noir, de Riedel. Paño de algodón, de Zara Home.

No hay comentarios: