jueves, 5 de mayo de 2016

Pescadores: “La contaminación se gatilló cuando botaron los peces muertos al mar”

Continúan las movilizaciones y los bloqueos de acceso a la isla de Chiloé, para exigir soluciones dignas ante la crisis provocada por la marea roja. El gobierno descartó la relación entre este fenómeno y el vertimiento de salmones muertos al mar. Sergio Mayorga, presidente de la federación de pescadores artesanales Chiloé Unido, dijo que exigirán un estudio que aclare las causas de este fenómeno.


Por Camila Medina

Más de tres mil personas marcharon la noche de este martes en la comuna de Castro, para exigir al Gobierno soluciones dignas ante la crisis provocada por la marea roja y un estudio que aclare las causas de este fenómeno.

Tres puntos estratégicos de Chiloé permanecen tomados desde el lunes por los pescadores artesanales. Se trata de Ancud, Quellón y Queilén, a los que se suma ahora la comuna de Dalcahue, donde los pescadores se tomaron las rutas que van hacia Quilichao y Castro.

En conversación con Radio Universidad de Chile Jorge Bustos, presidente del Consejo Nacional de Defensa de la Pesca Artesanal, señaló que la situación es compleja, pero advirtió que el tema ya había sido anunciado a las autoridades debido a que los problemas se arrastran desde hace más de tres meses, lo que los pescadores han asociado al vertimiento de desechos por parte de las salmoneras.

El dirigente acusó que el Gobierno favorece a las industrias salmoneras en perjuicio de los pescadores artesanales y acusó que se trata de “personas poco responsables con el medio ambiente, pero respaldadas políticamente”.

“Tienen a mucha gente detrás de ellos y cuando viene una crisis se les pone a la disposición la banca con aval del Estado y eso no se ve en la pesca artesanal. En cambio, a nosotros se nos ofrece un bono de cien mil pesos lo que es una burla porque yo no sé quién en este país puede vivir con eso”, dijo.

Sergio Mayorga, presidente de la federación de pescadores artesanales Chiloé Unido, enfatizó en que exigirán al Gobierno que la Armada entregue los datos satelitales de los buques que votaron los salmones muertos. Esto para evaluar si existe una relación entre esta contaminación y la muerte de los mariscos en el sector.

“Más allá del bono, que es vergonzoso, creo que se cometieron graves errores. Creo que no se botaron los salmones donde se deberían haber botado y eso gatilló la contaminación del Pacífico, la muerte de las machas, del loco que murieron por eso, porque con la marea roja no mueren. Esto es efecto también de que la gente está hasta el cogote con el tema de las salmoneras. Nosotros estábamos bien antes que llegaran a contaminar”, dijo.

El dirigente informó que contingentes de Fuerzas Especiales de Carabineros llegaron a la zona y advirtió que no depondrán las movilizaciones hasta contar con garantías por parte del Gobierno de una investigación, además de una solución económica digna para las familias afectadas.

En tanto, el ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes, visitó la zona y descartó la relación entre la marea roja y el vertimiento de salmones muertos al mar. Además, anunció que durante la jornada se reunirán con un grupo de científicos para monitorear la situación.

Hasta ahora el Gobierno mantiene la medida de una bonificación de cien mil pesos durante 6 meses, más una caja de alimentos. Pero los más de siete mil afectados involucrados en las manifestaciones, piden que el bono sea de al menos 300 mil pesos.

No hay comentarios: