martes, 7 de junio de 2016

ELECCIONES PERÚ

Keiko Fujimori, ante sus simpatizantes. FOTO: REUTERS | VÍDEO: EFE

El fujimorismo se resiste a reconocer la derrota y mantiene la esperanza

"Vamos a esperar con prudencia”, declara la candidata Keiko Fujimori

Por CARLOS CUEJACQUELINE FOWKS Lima

La mañana del lunes a los candidatos presidenciales Pedro Pablo Kuczynski y Keiko Fujimori los separaba un 1,1% de votos según el conteo oficial de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), a mediodía la diferencia pasó a 0,6%, por la noche a 0,5% y en la mañana de este martes a 0,3%. Las variaciones reforzaron el optimismo de los fujimoristas y la líder de Fuerza Popular apareció sonriente unos minutos con el pulgar arriba frente a las cámaras: “Vamos a esperar con prudencia el resultado final”, comentó, mensaje que repitieron tres de sus voceros con diferente énfasis.

“Todavía estamos a una distancia muy corta. Hay que tener tranquilidad, paciencia y buen humor. Ya el resultado ha acortado la distancia a 0,5 que son de 60 a 65.000 votos: conforme va llegando el voto rural vemos que la distancia se acorta y estamos seguros de que vamos a revertir esta situación y pasar a la delantera”, dijo el congresista Pedro Spadaro.

El vocero es uno de los pocos que le quedan al fujimorismo, desde que hace un par de semanas el candidato a la vicepresidencia José Chlimper entregó a un canal un USB con pruebas para defender al congresista fujimorista Joaquín Ramírez, investigado por la agencia estadounidense antinarcóticos, DEA.

“Keiko está muy tranquila, muy confiada de la presencia del voto rural”, añadió Spadaro. La líder del fujimorismo sostuvo una reunión de varias horas con su equipo, a la que no asistió Chlimper. “El sueño no ha terminado, el sueño se pospone”, añadió el congresista fujimorista Héctor Becerril, quien luego de los resultados de la primera vuelta dijo que su partido no tenía por qué buscar consensos con las minorías.

“Faltan contar los votos del exterior en los que suelen inclinarse hacia PPK y los rurales, hacia Fujimori, y podrían neutralizarse: quizá no sea la suficiente diferencia para alterarla”, señaló el analista político Carlos Meléndez en Canal N.

Según los resultados, al 92% del conteo oficial, 247 actas han sido enviadas a los Jurados Electorales Especiales debido a que los personeros de los partidos buscan impugnarlas. Estos tribunales electorales de primer piso deben dirimir en los próximos días si los votos de esas actas son válidos o no.

Del lado de Peruanos por el Kambio, el candidato a la primera vicepresidencia, Martín Vizcarra, declaró que no creen posible un cambio en la tendencia, pero prefieren aguardar los resultados totales.

Durante el día, parte de los peruanos impacientes ante los resultados del conteo oficial han hecho sumas y restas, y aunque faltan contabilizar un 7% de actas, un sector cree que matemáticamente no es posible un cambio en la tendencia favorable a Kuczynski.

“Faltan contabilizar 320.000 votos. En ese pequeño margen, Fujimori necesita reducir una desventaja de 91.000 votos. (28,4% del total). Donde faltan contar votos, la diferencia a favor de Fuerza Popular es muchísimo más pequeña. O son muy pocas actas. Y en donde PPK tiene ventaja (logra más votos) faltan (contabilizar) más actas”, indicó el abogado y politólogo Iván Lanegra.

Los resultados también generan preguntas acerca de qué hará Peruanos por el Kambio de confirmarse su victoria, si ofrecería un ramo de olivo al fujimorismo, por ejemplo, cediendo espacios en el gabinete.

La congresista por el Frente Amplio, Indira Huilca, comentó a EL PAÍS que su partido hará oposición en política económica. “Ojalá que PPK saque una lección a partir de estos resultados y de la ciudadanía que está en la calle. A muchos no le va a convenir tener a la gente alzada en las calles, por eso tendrían que buscar una forma de acercarse a ellos y tenerlos de su lado”.

No hay comentarios: