domingo, 31 de julio de 2016

NIBALDO MOSCIATTI Política falta de coraje

Las triangulaciones de platas entre Soquimich y el PPD, vía la Fundación Chile Ambiente, del ecologista Patricio Rodrigo, sólo son un ingrediente más de lo que ha sido la ilegítima relación entre la política y los negocios. Que Soquimich aparezca como militante del Partido Por la Democracia desde el año 2011 es simplemente grotesco. El presidente del PPD, Gonzalo Navarrete, lo atribuyó a un error contable. Una explicación pobre. En la clase política, en general, lo que hemos visto es, a lo menos, cobardía. Cobardía porque no han sido capaces de enfrentar la verdad.

No hay comentarios: